Una nue­va fi­gu­ra le­gal ideal pa­ra los em­pren­de­do­res del agro

Aho­ra, en 24 ho­ras y por in­ter­net se pue­de for­mar una So­cie­dad por Ac­cio­nes Sim­pli­fi­ca­da, un ti­po so­cie­ta­rio muy útil pa­ra mu­chas py­mes del cam­po.

Clarin - Revista Rural - - El Especialista - Eu­ge­nia Bus­ta­man­te Abo­ga­da, pro­fe­so­ra en la Fa­cul­tad de Agro­no­mìa de la UCA y del Pro­gra­ma de Agro­ne­go­cios de la Uni­ver­si­dad Aus­tral.

cio­nes pa­ra las so­cie­da­des de fis­ca­li­za­ción es­ta­tal per­ma­nen­te. Así, se agre­ga otra po­si­bi­li­dad de crear una so­cie­dad de un so­lo so­cio, su­pe­ra­do­ra de la So­cie­dad Anó­ni­ma Uni­per­so­nal (SAU) in­cor­po­ra­da en el Có­di­go Ci­vil y Co­mer­cial, que no fue una so­lu­ción pa­ra las Py­MEs.

Res­pon­sa­bi­li­dad de los so­cios: es li­mi­ta­da al ca­pi­tal apor­ta­do, con la sal­ve­dad que los so­cios res­pon­den por la in­te­gra­ción del ca­pi­tal, es de­cir que de­ben cum­plir con los apor­tes com­pro­me­ti­dos. Los so­cios ga­ran­ti­zan so­li­da­ria e ili­mi­ta­da­men­te fren­te a ter­ce­ros la in­te­gra­ción, es­to es el cum­pli­mien­to efec­ti­vo de los apor­tes de los de­más so­cios.

Ob­je­to de la so­cie­dad: po­drá ser plu­ral, y de­be­rá enun­ciar las ac­ti­vi­da­des prin­ci­pa­les que no ne­ce­sa­ria­men­te de­ben te­ner re­la­ción o co­ne­xi­dad en­tre ellas. La po­si­bi­li­dad de crear una so­cie­dad que pue­da rea­li­zar di­ver­sas ac­ti­vi­da­des des­de su ini­cio, evi­ta la cons­ti­tu­ción de tan­tas so­cie­da­des co­mo nue­vos em­pren­di­mien­tos se va­yan in­cor­po­ran­do a me­di­da que la em­pre­sa se ex­pan­de, lo cual es fre­cuen­te en el sec­tor agro­pe­cua­rio don­de se rein­vier­te en ac­ti­vi­da­des re­la­cio­na­das, por ejem­plo de in­te­gra­ción ver­ti­cal (pro­duc­ción agrí­co­lo-ga­na­de­ra, pres­ta­ción de la­bo­res a ter­ce­ros, com­pra de ca­mio­nes pa­ra trans­por­te de ga­na­do o gra­nos, ven­ta de in­su­mos, pro­duc­ción y ven­ta de se­mi-

Se da li­ber­tad pa­ra di­se­ñar la com­po­si­ción del ca­pi­tal so­cie­ta­rio

lla fis­ca­li­za­da, pro­duc­ción de bio­die­sel o de bio­eta­nol).

Ór­ga­nos so­cie­ta­rios: los so­cios ten­drán la li­ber­tad de de­ter­mi­nar la es­truc­tu­ra or­gá­ni­ca de la so­cie­dad y su fun­cio­na­mien­to.

La ad­mi­nis­tra­ción es­ta­rá a car­go de una o más per­so­nas hu­ma­nas, so­cios o no; y po­drán ser de­sig­na­dos por pla­zo de­ter­mi­na­do o in­de­ter­mi­na­do, lo cual es otra no­ve­dad. Se apli­can a los ad­mi­nis­tra­do­res las nor­mas so­bre de­be­res, obli­ga­cio­nes y res­pon­sa­bi­li­da­des es­ta­ble­ci­das pa­ra los ge­ren­tes de las S.R.L. en la Ley Ge­ne­ral de So­cie­da­des.

Las re­so­lu­cio­nes de los so­cios po­drán adop­tar­se en reunio­nes o me­dian­te otro pro­ce­di­mien­to de consulta es­ta­ble­ci­dos en el con­tra­to. Las reunio­nes de so­cios po­drán rea­li­zar­se en la se­de so­cial o fue­ra de ella. Se pue­den rea­li­zar a dis­tan­cia, uti­li­zan­do me­dios que per­mi­tan a los par­ti­ci­pan­tes co­mu­ni­car­se si­mul­tá­nea­men­te, con lo cual se in­cor­po­ra el uso de la tec­no­lo­gía al ma­ne­jo so­cie­ta­rio.

La fis­ca­li­za­ción es op­ta­ti­va, pu­dien­do es­tar a car­go de una sin­di­ca­tu­ra o un con­se­jo de vi­gi­lan­cia.

Fun­cio­na­mien­to de la so­cie­dad: la no­ve­dad más im­por­tan­te al res­pec­to es la po­si­bi­li­dad de au­to­con­vo­ca­to­ria de sus ór­ga­nos, es de­cir sin pre­via ci­ta­ción. Es­to evi­ta los La ley 27.349 de Apo­yo al Ca­pi­tal Em­pren­de­dor san­cio­na­da en abril con­tie­ne un nue­vo ti­po so­cie­ta­rio: la So­cie­dad por Ac­cio­nes Sim­pli­fi­ca­da, que pue­de cons­ti­tuir una he­rra­mien­ta le­gal de gran uti­li­dad pa­ra los em­pre­sa­rios del sec­tor agro­pe­cua­rio por la sim­pli­ci­dad y ra­pi­dez en los trá­mi­tes de cons­ti­tu­ción, y al mis­mo tiem­po por­que es una fi­gu­ra fle­xi­ble que per­mi­te su adap­ta­ción a las ne­ce­si­da­des de ca­da pro­yec­to em­pre­sa­rio.

Es­ta nue­va so­cie­dad se su­ma a los ti­pos so­cie­ta­rios exis­ten­tes uti­li­za­dos por aque­llos que desean lle­var ade­lan­te ne­go­cios ba­jo la for­ma de una so­cie­dad, con el fin de cons­ti­tuir una per­so­na ju­rí­di­ca se­pa­ra­da de los so­cios que la in­te­gran y li­mi­tar la res­pon­sa­bi­li­dad al ca­pi­tal apor­ta­do: So­cie­dad Anó­ni­ma, So­cie­dad de Res­pon­sa­bi­li­dad Li­mi­ta­da y So­cie­dad Anó­ni­ma Uni­per­so­nal.

Los prin­ci­pa­les in­con­ve­nien­tes que de­ben sor­tear quie­nes de­ci­den crear una so­cie­dad son, por un la­do los al­tos cos­tos y los pla­zos, que de­mo­ran has­ta 18 me­ses se­gún la pro­vin­cia; y por otro la ri­gi­dez de las es­truc­tu­ras so­cie­ta­rias pre­vis­tas en la ley. La So­cie­dad Anó­ni­ma es­tá pre­vis­ta pa­ra gran­des so­cie­da­des, con nu­me­ro­sos so­cios y gran ca­pi­tal, pe­ro en la reali­dad, a fal­ta de otras al­ter­na­ti­vas se uti­li­za pa­ra so­cie­da­des familiares, ce­rra­das y se cons­ti­tu­ye una nue­va so­cie­dad pa­ra ca­da pro­yec­to.

A con­ti­nua­ción des­ta­co las ca­rac­te­rís­ti­cas más im­por­tan­tes de la SAS, que in­tro­du­ce cam­bios sig­ni­fi­ca­ti­vos en el sis­te­ma vi­gen­te: Cons­ti­tu­ción: pue­de rea­li­zar­se por ins­tru­men­to pú­bli­co o pri­va­do (con fir­mas cer­ti­fi­ca­das ban­ca­ria­men­te) y tam­bién por me­dios di­gi­ta­les con fir­ma di­gi­tal. La so­cie­dad se de­be ins­cri­bir en el Re­gis­tro Pú­bli­co de la ju­ris­dic­ción don­de se cons­ti­tu­ya.

Una de las no­ve­da­des que in­cor­po­ra es­ta so­cie­dad es la po­si­bi­li­dad de rea­li­zar el trá­mi­te de cons­ti­tu­ción por in­ter­net, con un pla­zo pre­vis­to de 24 ho­ras en el cual tam­bién se po­drá ob­te­ner el CUIT y la aper­tu­ra de la cuen­ta ban­ca­ria. Pa­ra fa­ci­li­tar el trá­mi­te, es­tá dis­po­ni­ble un mo­de­lo de ins­tru­men­to cons­ti­tu­ti­vo apro­ba­do por el Re­gis­tro Pú­bli­co. La cons­ti­tu­ción de la so­cie­dad en 24 ho­ras en cual­quier pun­to del país es un desafío pa­ra los re­gis­tros pú­bli- cos pro­vin­cia­les, que de­be­rán adop­tar to­das las me­di­das pa­ra que sea po­si­ble.

Ca­pi­tal So­cial: el ca­pi­tal mí­ni­mo exi­gi­do es dos ve­ces el sa­la­rio mí­ni­mo, vi­tal y mó­vil, o sea de $ 16.120 ac­tual­men­te. El ca­pi­tal es­ta­rá di­vi­di­do en ac­cio­nes no­mi­na­ti­vas no en­do­sa­bles, or­di­na­rias o pre­fe­ri­das, y tam­bién es­cri­tu­ra­les. Se per­mi­te la creación de di­fe­ren­tes cla­ses de ac­cio­nes, in­clu­so ac­cio­nes de una mis­ma ca­te­go­ría con dis­tin­to va­lor. La li­ber­tad pa­ra di­se­ñar la com­po­si­ción del ca­pi­tal so­cie­ta­rio es de gran uti­li­dad en los pro­yec­tos don­de al­gu­nos so­cios so­lo apor­tan ca­pi­tal al ini­cio y otros apor­tan ca­pi­tal y la con­duc­ción del ne­go­cio, por­que per­mi­te la re­cep­ción de fi­nan­cia­mien­to ex­terno sin te­ner que re­cu­rrir, por ejem­plo, a un con­tra­to de Fi­dei­co­mi­so en­tre la so­cie­dad y los in­ver­so­res.

Can­ti­dad de so­cios: la so­cie­dad po­drá te­ner va­rios so­cios o ser uni­per­so­nal, y pue­den ser so­cios las per­so­nas hu­ma­nas o ju­rí­di­cas. Es­tas úl­ti­mas con al­gu­nas li­mi­ta­cio­nes: las SAS uni­per­so­na­les no pue­den cons­ti­tuir ni par­ti­ci­par de otra SAS uni­per­so­nal, y exis­ten res­tric-

cos­tos de la pu­bli­ca­ción de edic­tos y la de­mo­ra de los pla­zos exi­gi­dos por ejem­plo en el ca­so de las asam­bleas de las so­cie­da­des anó­ni­mas. En la SAS es­tá pre­vis­ta la au­to­con­vo­ca­to­ria de las reunio­nes de so­cios con el 100% del ca­pi­tal pre­sen­te y 100% de apro­ba­ción so­lo del or­den del día, ya que a di­fe­ren­cia de las asam­bleas uná­ni­mes de la S.A. que re­quie­ren ade­más del 100% de quó­rum la una­ni­mi­dad en la vo­ta­ción, en la SAS la de­ci­sión es vá­li­da si se adop­ta por ma­yo­ría.

En las reunio­nes de los ad­mi­nis­tra­do­res se re­quie­re el 100% de quó­rum cuan­do son au­to­con­vo­ca­das, pe­ro so­lo la ma­yo­ría pa­ra la apro­ba­ción de los te­mas que se tra­ta­rán y ma­yo­ría pa­ra la apro­ba­ción de ca­da uno de ellos.

Do­cu­men­ta­ción y con­ta­bi­li­dad: po­drán lle­var los li­bros so­cie­ta­rios y con­ta­bles en for­ma di­gi­tal, y los po­de­res po­drán otor­gar­se en pro­to­co­lo no­ta­rial elec­tró­ni­co.

Re­so­lu­ción de con­flic­tos: se pre­vé un me­ca­nis­mo ágil pa­ra la re­so­lu­ción de con­flic­tos en­tre los in­te­gran­tes de la so­cie­dad me­dian­te la in­ter­ven­ción de ami­ga­bles com­po­ne­do­res y de ár­bi­tros. De es­ta for­ma se bus­ca evi­tar el li­ti­gio en se­de ju­di­cial de con­flic­tos so­cie­ta­rios que pa­ra­li­zan el fun­cio­na­mien­to de la so­cie­dad pro­vo­can­do per­jui­cios con­si­de­ra­bles.

Se es­pe­ra que la SAS cons­ti­tu­ya una he­rra­mien­ta le­gal de apo­yo a la ini­cia­ti­va pri­va­da pa­ra el am­plio sec­tor em­pren­de­dor y de Py­MEs del agro, y que con­tri­bu­ya a la creación de nue­vas em­pre­sas que se in­cor­po­ren a la eco­no­mía for­mal. Con­si­de­ran­do que la pro­duc­ción pri­ma­ria y la agroin­dus­tria re­pre­sen­tan el sec­tor em­pre­sa­rio más di­ná­mi­co de nues­tro país, la in­cor­po­ra­ción de es- truc­tu­ras le­ga­les fle­xi­bles, que eli­mi­nen la bu­ro­cra­cia y per­mi­tan la creación de ne­go­cios don­de pri­me la vo­lun­tad de las par­tes se­rán am­plia­men­te apro­ve­cha­dos pa­ra nue­vos em­pren­di­mien­tos.

Se bus­ca eli­mi­nar trá­mi­tes bu­ro­crá­ti­cos y que pri­me la vo­lun­tad de las par­tes

In­te­gra­ción ver­ti­cal. El nue­vo ti­po de so­cie­da­des per­mi­te rea­li­zar va­rias ac­ti­vi­da­des di­fe­ren­tes ba­jo la mis­ma es­truc­tu­ra le­gal.

Al ai­re. Las reunio­nes de so­cios se pue­den ha­cer afue­ra de la se­de.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.