Ka­le, una hor­ta­li­za pa­ra su­mar a la me­sa y al cam­po

En la Fau­ba in­ves­ti­gan el ma­ne­jo agro­nó­mi­co de es­te cul­ti­vo con al­to va­lor nu­tri­ti­vo bus­ca­do por el pú­bli­co gour­met.

Clarin - Revista Rural - - Alternativas Porductivas - Equi­po. Se­bas­tián Ta­mas­hi­ro/SLT Especial pa­ra Cla­rin Ru­ral

El ka­le es una hor­ta­li­za de ho­ja que en los úl­ti­mos años se ins­ta­ló en di­fe­ren­tes res­tau­ran­tes co­mo un pro­duc­to gour­met. Pe­se a es­tar ca­rac­te­ri­za­do co­mo un ali­men­to ri­co en nu­trien­tes, aún exis­te un gran des­co­no­ci­mien­to so­bre su ma­ne­jo agro­nó­mi­co, y es­to di­fi­cul­ta tan­to su pro­duc­ción co­mo su di­fu­sión ma­si­va. Es por esa ra­zón que in­ves­ti­ga­do­res de la Fa­cul­tad de Agro­no­mía de la Uni­ver­si­dad de Bue­nos Ai­res (Fau­ba) de­ci­die­ron de­di­car­se a su es­tu­dio.

El ka­le (o col ri­za­do) pro­vie­ne del es­te de Tur­quía. Du­ran­te el pri­mer mi­le­nio lle­gó a Europa, don­de se ins­ta­ló en las di­ver­sas cul­tu­ras, y re­cién en la dé­ca­da de 1980 se po­pu­la­ri­zó en nues­tro con­ti­nen­te. En Es­ta­dos Uni­dos, por ejem­plo, es tan va­lo­ra­do que po­see un día na­cio­nal.

En la Ar­gen­ti­na, ac­tual­men­te cre­ce a pa­sos ace­le­ra­dos. Mes a mes apa­re­ce en me­núes de res­tau­ran­tes, en por­ta­les y re­vis­tas de ali­men­ta­ción y salud, im­pul­sa­do por es­tu­dios que des­ta­can sus pro­pie­da­des nu­tri­cio­na­les. Su­ce­de que es ri­co en glu­co­si­no­la­tos, vi­ta­mi­na Cy A, cal­cio, ca­ro­teno y fi­bra. Ade­más po­see un al­to con­te­ni­do de mi­ne­ra­les y ele­va­da ca­pa­ci­dad an­ti­oxi­dan­te, en­tre otros as­pec­tos.

Sin em­bar­go, an­te reite­ra­das con­sul­tas de pro­duc­to­res y con­su­mi­do­res, los in­ves­ti­ga­do­res de la Fau­ba en­con­tra­ron un va­cío de in­for­ma­ción agro­nó­mi­ca e ini­cia­ron es­tu­dios de ren­di­mien­tos. A par­tir de es­te tra­ba­jo, lo­gra­ron de­ter­mi­nar as­pec­tos re­la­ti­vos al cul­ti­vo que po­drían ser to­ma­dos en cuen­ta pa­ra su lle­ga­da a un pú­bli­co más am­plio.

Pri­me­ros es­tu­dios

La in­ves­ti­ga­ción de la Fau­ba co­men­zó a par­tir de nu­me­ro­sas vi­si­tas a pro­duc­to­res de la hor­ta­li­za de ho­ja. Ade- más, se re­le­va­ron pro­duc­tos que ven­den las se­mi­lle­ras y se rea­li­za­ron en­sa­yos a cam­po.

“Pa­ra co­men­zar a vi­sua­li­zar el com­por­ta­mien­to del cul­ti­vo to­ma­mos dos va­rie­da­des (mo­ra­da y ver­de), cu­yas se­mi­llas fue­ron apor­ta­das por la em­pre­sa Be­jo Ar­gen­ti­na. Se uti­li­za­ron dos den­si­da­des de siem­bra, una re­co­men­da­da por la se­mi­lle­ra y otra ele­gi­da por no­so­tros”, ex­pli­có Dia­na Frez­za, do­cen­te e in­ves­ti­ga­do­ra de la Cá­te­dra de Hor­ti­cul­tu­ra de la Fau­ba.

A par­tir de es­tos es­tu­dios, cua­tro estudiantes tra­ba­ja­ron ana­li­zan­do va­ria­bles quí­mi­cas y fí­si­cas co­mo el pe­so fres­co y se­co, por­cen­ta­je de ma­te­ria se­ca, área fo­liar, ta­sa de cre­ci­mien­to re­la­ti­vo, nú­me­ro de ho­jas, co­lor e índice de co­se­cha, así co­mo tam­bién su com­por­ta­mien­to en pos­co­se­cha.

“La co­se­cha co­men­zó lue­go de 183 días des­de la siem­bra y se reali­zó en for­ma es­ca­lo­na­da du­ran­te 73 días. Los re­sul­ta­dos ob­te­ni­dos mos­tra­ron que el ren­di­mien­to fue afec­ta­do por la den­si­dad de plan­tas y por el ge­no­ti­po uti­li­za­do. La va­rie­dad ver­de lo­gró ma­yor pro­duc­ti­vi­dad res­pec­to de la mo­ra­da, con­cre­ta­men­te de 46 por cien­to y 35 por cien­to, se­gún la ma­yor y la me­nor den­si­dad, res­pec­ti­va­men­te.

Las ho­jas en at­mós­fe­ra mo­di­fi­ca­da (en­va­sa­das en bol­sas de po­li­ole­fi­na) tu­vie­ron un muy buen com­por­ta­mien­to en pos­co­se­cha a tem­pe­ra­tu­ra de 5°C y 10 °C por un pe­rio­do de 14 días.

“En­con­tra­mos di­fe­ren­cias en­tre las va­rie­da­des a sim­ple vis­ta. Por ejem­plo, la mo­ra­da flo­re­ció an­te las ba­jas tem­pe­ra­tu­ras no só­lo en la fa­cul­tad, sino en di­fe­ren­tes lo­ca­li­da­des de la pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res du­ran­te la cam­pa­ña 2016”, afir­mó Frez­za, quien di­ri­ge el gru­po de es­tu­dio jun­to con Ve­ró­ni­ca Lor­ge­ga­ray.

Fu­tu­ro ri­za­do y ma­si­vo

Me­dian­te un aná­li­sis de mer­ca­do mi­no­ris­ta, se­mi­lle­ras y pro­duc­to­res, los in­ves­ti­ga­do­res ob­ser­va­ron de­ta­lles que po­drían ser to­ma­dos en cuen­ta pa­ra am­pliar el cul­ti­vo.

“Po­cas se­mi­lle­ras dis­po­nen de es­ta hor­ta­li­za de ho­ja y un nú­me­ro re­du­ci­do de pro­duc­to­res de­di­can pe­que­ñas su­per­fi­cies al col ri­za­do. Mien­tras tan­to las ventas mi­no­ris­tas apro­ve­chan la moda y co­mer­cia­li­zan la hor­ta­li­za a pre­cios al­tos por al­gu­nas ho­jas”, afir­ma­ron.

Du­ran­te los en­sa­yos se rea­li­za­ron nu­me­ro­sas co­se­chas y, una vez mues­trea­das, las hor­ta­li­zas tu­vie­ron un fin so­li­da­rio: “A tra­vés de la ONG Ban­co de Ali­men­tos fue­ron lle­va­das a un ho­gar de an­cia­nos del ba­rrio de Flo­res. Ahí tam­bién ofre­ci­mos al­gu­nos con­se­jos so­bre có­mo in­cor­po­rar­las a co­mi­das de for­ma sen­ci­lla”, co­men­tó Frez­za.

“Di­fun­dir es­ta plan­ta y ge­ne­rar pau­tas de pro­duc­ti­vi­dad pa­ra que se am­plíe la ofer­ta pue­de con­tri­buir a ba­jar el pre­cio de la mis­ma. De es­ta for­ma de­ja­ría de ser un ali­men­to al­ta­men­te nu­tri­ti­vo pa­ra un ni­cho de mer­ca­do pe­que­ño”, res­ca­tó.

A par­tir del tra­ba­jo rea­li­za­do en­tre estudiantes, do­cen­tes e in­ves­ti­ga­do­res se es­ta­ble­ció un con­ve­nio con el Co­mi­té Ar­gen­tino de Plás­ti­cos pa­ra la Pro­duc­ción Agro­pe­cua­ria (CAP­PA), cu­yo ob­je­ti­vo es con­ti­nuar los es­tu­dios: “El in­te­rés de la uni­ver­si­dad y de cier­tos sec­to­res em­pre­sa­rios per­mi­tió fi­jar acuer­dos en los que nos ase­gu­ra­mos en­sa­yos más gran­des y los ma­te­ria­les ne­ce­sa­rios pa­ra ge­ne­rar más co­no­ci­mien­to pro­duc­ti­vo del ka­le”, ex­pli­ca­ron las di­rec­to­ras del pro­yec­to.

Equi­po

Los estudiantes de Agro­no­mía Juan Alon­so, Marcelo Mo­ret­ti, Leo­ne­la Oli­va­res y Juan Gál­vez fue­ron los en­car­ga­dos de lle­var ade­lan­te las ta­reas a cam­po y las me­di­cio­nes de la in­ves­ti­ga­ciòn so­bre es­ta hor­ta­li­za, co­mo par­te de sus tra­ba­jos fi­na­les de la ca­rre­ra: “Pu­di­mos lle­var a ca­bo y co­no­cer to­do el pro­ce­so, des­de los al­má­ci­gos y la pre­pa­ra­ción del sue­lo has­ta la co­se­cha”, com­par­tió Gál­vez.

Por su par­te, Oli­va­res con­tó: “No co­no­cía el cul­ti­vo has­ta es­ta in­ves­ti­ga­ción. Hoy en día lo di­fun­di­mos y nos pa­sa­mos re­ce­tas en­tre to­dos”. Alon­so afir­mó que es un cul­ti­vo re­sis­ten­te, pe­ro des­ta­có que es ne­ce­sa­rio aten­der al ma­ne­jo sa­ni­ta­rio, so­bre to­do an­te el ata­que de in­sec­tos.

Se tra­ta de una muy bue­na no­ti­cia pen­san­do en el fu­tu­ro de con­su­mi­do­res y pro­duc­to­res.

Los estudiantes de Agro­no­mía en­car­ga­dos de lle­var ade­lan­te los en­sa­yos con la hor­ta­li­za, en la huer­ta de la fa­cul­tad.

Ri­za­do.

El ka­le pro­vie­ne de Tur­quía y es ri­co en glu­co­si­no­la­tos, vi­ta­mi­na Cy A, cal­cio, ca­ro­teno y fi­bra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.