La man­dio­ca del NEA quie­re ali­men­tar a to­do el mun­do

En Mi­sio­nes, un gru­po de pro­duc­to­res se unió pa­ra pro­du­cir y co­mer­cia­li­zar fé­cu­la de man­dio­ca, un ali­men­to con­si­de­ra­do es­tra­té­gi­co pa­ra la erra­di­ca­ción del ham­bre.

Clarin - Revista Rural - - Alternativas Porductivas - INTA

Ne­ce­si­ta­ban au­men­tar su pro­duc­ción y que es­ta sea de ca­li­dad La su­per­fi­cie im­plan­ta­da en la re­gión al­can­za las 40.000 hec­tá­reas

La ob­ten­ción de un cul­ti­vo de ca­li­dad fue el prin­ci­pal im­pul­so pa­ra que do­ce pro­duc­to­res mi­sio­ne­ros se agru­pa­ran en bus­ca de al­ter­na­ti­vas pa­ra su­pe­rar una de las ma­yo­res di­fi­cul­ta­des que te­nían: la co­mer­cia­li­za­ción de fé­cu­la de man­dio­ca. Así, en 1966 na­ció la Coo­pe­ra­ti­va Agrí­co­la e In­dus­trial San Al­ber­to Lt­da. –Cai­sa–, una or­ga­ni­za­ción úni­ca en el país con ca­pa­ci­dad pa­ra pro­ce­sar has­ta 60 to­ne­la­das de fé­cu­la na­ti­va por día. Ade­más, ba­jo una mar­ca pro­pia pro­du­ce fé­cu­la mo­di­fi­ca­da, ad­he­si­vo, pre­mez­cla pa­ra chi­pás y has­ta pu­ré des­hi­dra­ta­do.

Raúl Fre­di Lim­ber­ger, ac­tual pre­si­den­te de la Cai­sa y re­fe­ren­te del clús­ter de man­dio­ca mi­sio­ne­ra, se­ña­ló que des­de el prin­ci­pio la bús­que­da de ca­li­dad fue el ob­je­ti­vo de la aso­cia­ción. “Los pri­me­ros so­cios te­nían fá­bri­cas de fé­cu­la a es­ca­la fa­mi­liar pe­ro sa­bían que pa­ra cre­cer era ne­ce­sa­rio jun­tar­se y con­tar con asis­ten­cia téc­ni­ca”, ex­pre­só.

A me­dia­dos de 1969, con la ayu­da de las cuo­tas so­cia­les más créditos ban­ca­rios, el apo­yo del Go­bierno de la pro­vin­cia de Mi­sio­nes y la ges­tión del Pa­dre Jo­sé Marx, el Con­se­jo de Ad­mi­nis­tra­ción de la Cai­sa ins­ta­ló, en el de­par­ta­men­to Gral. San Mar­tín, la plan­ta in­dus­tria­li­za­do­ra de fé­cu­la más mo­der­na de la re­gión. “Las pri­me­ras raí­ces de man­dio­ca que se pro­ce­sa­ron al­can­za­ron unas 2.700 to­ne­la­das”, re­cor­dó Lim­ber­ger.

Des­de la or­ga­ni­za­ción, los pro­duc­to­res man­tie­nen una vin­cu­la­ción es­tre­cha con el INTA. De he­cho, gra­cias al fi­nan­cia­mien­to del pro­gra­ma Cam­bio Ru­ral con­for­ma­ron el gru­po Plan- ta­do­res de Man­dio­ca del de­par­ta­men­to Gral. San Mar­tín.

“La ne­ce­si­dad de los so­cios era au­men­tar la pro­duc­ción y que sea de ca­li­dad, por eso des­de siem­pre cuen­tan con la asis­ten­cia téc­ni­ca del INTA en to­do lo re­fe­ri­do a en­fer­me­da­des, fer­ti­li­za­cio­nes, la­bo­reo y con­ser­va­ción del sue­lo, ro­ta­cio­nes de cul­ti­vo, siem­bra y co­se­cha”, in­di­có Lim­ber­ger. “La idea era te­ner un téc­ni­co que vi­si­te a los pro­duc­to­res y, gra­cias al fi­nan­cia­mien­to, lo pu­di­mos lo­grar”, di­jo.

“La siem­bra y co­se­cha de man­dio­ca no es una ta­rea fá­cil, re­quie­re mu­cha mano de obra y es una ta­rea que no es­tá me­ca­ni­za­da”, ase­gu­ró. Sin em­bar­go, con el apo­yo del INTA y de Cam­bio Ru­ral, la coo­pe­ra­ti­va pu­do com­prar una sem­bra­do­ra de ra­ma, trac­to­res y des­cal­za­do­ras. “Nues­tro ob­je­ti­vo es, de a po­co, me­ca­ni­zar la ac­tivi­dad pa­ra lo­grar una ma­yor com­pe­ti­ti­vi­dad y ren­ta­bi­li­dad eco­nó­mi­ca”, re­fle­xio­nó.

Con­si­de­ra­da por la Or­ga­ni­za­ción de las Na­cio­nes Uni­das pa­ra la Agri­cul­tu­ra y la Ali­men­ta­ción (FAO, por sus si­glas en in­glés) co­mo el ali­men­to del fu­tu­ro pa­ra erra­di­car el ham­bre en el mun­do. Se es­ti­ma que des­de el 2000 la pro­duc­ción mun­dial de man­dio­ca se in­cre­men­tó en un 60 %, lo que po­si­cio­na a es­te cul­ti­vo, pro­pio del nor­des­te ar­gen­tino, co­mo pro­ta­go­nis­ta. Fuen­te de ener­gía, muy ri­ca en hi­dra­tos de car­bono y azú­ca­res, la man­dio­ca es una de las es­pe­cies más con­su­mi­das, so­bre to­do en las zo­nas ru­ra­les del NEA, y pue­de es­tar pre­sen­te en la ma­yo­ría de las co­mi­das del día –desa­yuno, al­muer­zo y ce­na–. In­clu­so, el sub­pro­duc­to sir­ve pa­ra ali­men­tar al ga­na­do bo­vino.

De acuer­do con An­to­nio Uset, es­pe­cia­lis­ta del INTA Puer­to Ri­co –Mi­sio­nes–, “se tra­ta de un cul­ti­vo pro­pio de las pro­vin­cias de Co­rrien­tes, Cha­co, For­mo­sa y Mi­sio­nes cu­ya prin­ci­pal ca­rac­te­rís­ti­ca es que es­tá en ma­nos de pe­que­ños pro­duc­to­res que la uti­li­zan co­mo ali­men­ta­ción pa­ra la fa­mi­lia y los ani­ma­les”.

En el NEA, la su­per­fi­cie im­plan­ta­da al­can­za unas 40.000 hec­tá­reas, de las cua­les unas 25.000 per­te­ne­cen só­lo a Mi­sio­nes. “Es­to mues­tra, por un la­do, la im­por­tan­cia que tie­ne el cul­ti­vo pa­ra los agri­cul­to­res y, por otro, tam­bién ex­pli­ca el im­pul­so que tu­vo la in­dus­tria”, ex­pre­só Uset. “La cuen­ca pro­duc­to­ra y pro­ce­sa­do­ra más im­por­tan­te de la re­gión es­tá ubi­ca­da en el co­rre­dor San Ig­na­cio – El­do­ra­do”, in­di­có.

“En Mi­sio­nes, la man­dio­ca es un cul­ti­vo de ren­ta”, afir­mó. “En­ten­der es­to es fun­da­men­tal a la ho­ra de ha­cer un aná­li­sis del cul­ti­vo en la re­gión, de­bi­do a que ca­da pro­duc­tor cuen­ta con sie­te hec­tá­reas en pro­me­dio, in­clu­so hay al­gu­nos que tie­nen has­ta 300 hec­tá­reas”, ex­pli­có.

Her­vi­da, fri­ta o en pla­tos ela­bo­ra­dos con fé­cu­la, la man­dio­ca se ase­gu­ra un lu­gar fi­jo en la me­sa de to­dos los días por las am­plias po­si­bi­li­da­des de agre­ga­do de va­lor en ori­gen que tie­ne. “La pro­duc­ción de es­ta hor­ta­li­za se des­ti­na tan­to pa­ra con­su­mo fres­co co­mo pa­ra la in­dus­tria de fé­cu­la”, con­si­de­ró.

“Una de las prin­ci­pa­les for­ta­le­zas que tie­ne el al­mi­dón de man­dio­ca es que es un pro­duc­to li­bre de glu­ten”, in­di­có Uset, quien ana­li­zó las ven­ta­jas com­pe­ti­ti­vas y de mer­ca­do que se pre­sen­tan en un con­tex­to en el que la so­cie­dad de­man­da ca­da vez más pro­duc­tos ap­tos pa­ra ce­lía­cos.

“La coo­pe­ra­ti­va, ba­jo una mar­ca pro­pia, agre­ga va­lor y co­mer­cia­li­za fé­cu­la mo­di­fi­ca­da, ad­he­si­vo, pre­mez­cla pa­ra chi­pi­tas y pu­ré des­hi­dra­ta­do”, apun­tó Uset.

¡Hay chi­pá!

Una de las prin­ci­pa­les for­ta­le­zas de la ha­ri­na de man­dio­ca es que es li­bre de glu­ten, lo que la ha­ce ap­ta pa­ra ce­lía­cos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.