AFRI­CA IM­POR­TA KNOW­HOW AR­GEN­TO

Juan Acu­tain y Fran­cis­co Po­des­tá cuen­tan có­mo es pro­du­cir gra­nos en los lo­tes de Ugan­da.

Clarin - Revista Rural - - Portada - Juan I. Martínez Dod­da cla­rin­ru­ral@cla­rin.com

Ar­gen­ti­na es re­fe­ren­te mun­dial en la ex­por­ta­ción de gra­nos, tam­bién re­co­no­ci­da por su car­ne y sus vi­nos, en­tre otras co­sas. Pe­ro tam­bién, se des­ta­ca por la trans­mi­sión de co­no­ci­mien­to. Don­de ha­ya es­ta­do un ar­gen­tino com­pro­me­ti­do con su tra­ba­jo de­ja su hue­lla.

Juan Acu­tain y Fran­cis­co Po­des­tá son ejem­plo de es­to. Am­bos es­tán apor­tan­do su know how pa­ra au­men­tar sus­ten­ta­bi­li­dad y pro­duc­ti­vi­dad en Áfri­ca. En es­te ca­so, pa­ra una em­pre­sa nor­te­ame­ri­ca­na en Ugan­da.

La his­to­ria em­pe­zó con otro ar­gen­tino, Eduar­do Brown, que ha­ce 40 años vi­ve en Es­ta­dos Uni­dos. El, jun­to a los her­ma­nos Phi­llip y Ben Prin­ce, dos jó­ve­nes sub-30, ha­ce unos años de­ci­die­ron ayu­dar a un or­fa­na­to de Ugan­da. ¿Có­mo lo hi­cie­ron? Po­nien­do en mar­cha un cria­de­ro de cer­dos que le per­mi­tie­ra al or­fa­na­to au­to­abas­te­cer­se eco­nó­mi­ca­men­te.

Una vez allí vie­ron una opor­tu­ni­dad en el tra­ding (la co­mer­cia­li­za­ción) y na­ció Agi­lis Part­ners. Así fue co­mo ins­ta­la­ron va­rios cen­tros de re­cep­ción de maíz don­de pe­que­ños pro­duc­to­res (tí­pi­cos en Ugan­da) de me­dia o una hec­tá­rea lle­gan con sus bol­sas con es­pi­gas de maíz co­se­cha­do a mano. Ellos se los pe­san, ven la ca­li­dad y se los com­pran. Pe­ro ade­más los fi­nan­cian si es ne­ce­sa­rio pa­ra la com­pra de se­mi­lla.

Hoy ya tie­nen 90 cen­tros de re­cep­ción pe­ro tam­bién ar­ma­ron una plan­ta de si­los en Ma­sin­di, don­de tie­nen el cen­tro de ope­ra­cio­nes.

En 2014 eva­lua­ron la po­si­bi­li­dad de em­pe­zar a pro­du­cir gra­nos ellos mis­mos. Pa­ra ase­so­rar en la es­tra­te­gia y eva­luar po­si­bi­li­da­des agro­nó­mi­cas se su­mó al pro­yec­to el ar­gen­tino Fran­cis­co Po­des­tá, un ase­sor téc­ni­co que tra­ba­ja des­de Ar­gen­ti­na y ca­da tan­to via­ja a Ugan­da. El otro ar­gen­ti- no que se su­mó más re­cien­te­men­te al pro­yec­to es Juan Fran­cis­co Acu­tain, que es­tá en Ugan­da des­de fe­bre­ro de 2018 abo­ca­do a la pues­ta en mar­cha de las dis­tin­tas es­tra­te­gias pro­duc­ti­vas.

Arran­ca­ron con 20 hec­tá­reas. La úl­ti­ma cam­pa­ña sem­bra­ron 2500 y pa­ra la 2018/19, es­pe­ran te­ner 3000. En un con­tex­to de agri­cul­tu­ra de sub­sis­ten­cia, el desafío es desa­rro­llar una agri­cul­tu­ra de es­ca­la. Agi­lis Part­ners es la em­pre­sa que más siem­bra en Ugan­da.

En lo agro­cli­má­ti­co, tie­nen en­tre 20 y 28 gra­dos ca­si to­do el año, con un buen apor­te hí­dri­co. Ha­cen dos cul­ti­vos por año. “El cul­ti­vo más im­por­tan­te acá es el maíz, maíz blan­co pa­ra con­su­mo hu­mano, es el más pro­to­co­li­za­do y pa­ra el que hay más in­su­mos”, con­tó Acu­tain. El de los in­su­mos es un te­ma no me­nor, por­que no se con­si­guen fá­cil­men­te.

“Tan­to maíz so­bre maíz de­bi­li­ta el sis­te­ma pro­duc­ti­vo y fa­vo­re­ce la apa-

La eta­pa ac­tual es de am­bien­ta­ción: ma­pas y aná­li­sis de sue­los, me­di­ción de na­pas...

ri­ción de in­sec­tos y en­fer­me­da­des, por eso em­pe­za­mos a pro­bar ro­ta­cio­nes”, re­la­tó Acu­tain. La úl­ti­ma cam­pa­ña, de las 2500 hec­tá­reas sem­bra­ron 1900 con maíz, 150 de so­ja y el res­to con gi­ra­sol. Co­mo los rin­des fue­ron bue­nos, pa­ra la pró­xi­ma cam­pa­ña que em­pe­zó en agos­to se van a im­plan­tar 1000 hec­tá­reas de maíz, 1500 de gi­ra­sol y 500 de so­ja”.

La me­dia de ren­di­mien­to de maíz en Ugan­da es de 2400 kg/ha con más de 90% de la pro­duc­ción en ma­nos de pe­que­ños pro­duc­to­res con me­dia, una o dos hec­tá­reas que co­se­chan a mano. “No­so­tros lo­gra­mos ca­si el do­ble, 4500 kg/ha de maíz, con bue­nos hí­bri­dos y ma­qui­na­ria de pun­ta, pe­ro cree­mos que si se dan las con­di­cio­nes po­drían lle­gar a los 6000 kg/ha”, apun­tó Acu­tain.

En lo que res­pec­ta al gi­ra­sol se ha­ce muy po­co en Ugan­da. La me­dia de rin­des de Agi­lis es de 1500 kg/ha. Sin em­bar­go es­ta cam­pa­ña lo­gra­ron has- ta 2500 kg/ha, “que es el ren­di­mien­to que nos per­mi­te com­pe­tir con maíz e in­cluir­lo en la ro­ta­ción”. En so­ja es don­de me­nos ex­pe­rien­cias tie­nen pe­ro tie­nen es­pe­ran­za de al­can­zar los 2500 kg/ha. Tam­bién pro­ba­ron con sor­go, por­que el ja­ra­be de sor­go se usa pa­ra ha­cer cer­ve­za li­bre de glu­ten.

Una de las li­mi­tan­tes son los sue­los. “Ge­ne­ral­men­te llue­ve bien pe­ro la ma­yo­ría de los sue­los son so­me­ros, con en­tre 3 y 4 % de ma­te­ria or­gá­ni­ca, 20% de ar­ci­lla, 50% de are­na, son bue­nos pe­ro po­co pro­fun­dos y a los 40-60 cen­tí­me­tros apa­re­ce la tos­ca”, ejem­pli­fi­có Acu­tain. Ade­más, las al­tas temperaturas fa­vo­re­cen una eva­po­ra­ción vio­len­ta. Diez días sin llu­via son le­ta­les.

En es­te con­tex­to agro­cli­má­ti­co, sur­ge la po­si­bi­li­dad de pen­sar en la siem­bra di­rec­ta co­mo una op­ción pa­ra con­ser­var hu­me­dad y re­du­cir ero­sio­nes hí­dri­cas. Pe­ro cla­ro, con due­ños nor­te­ame­ri­ca­nos y un je­fe de ope­ra­cio­nes es in­glés, dos paí­ses sin

Más del 90% de la pro­duc­ción de maíz la ha­cen pro­duc­to­res de has­ta dos hec­tá­reas

tra­di­ción de di­rec­ta, to­da­vía se ha­ce di­fí­cil im­po­ner­la. “No ten­go du­das que el sis­te­ma a fu­tu­ro es la siem­bra di­rec­ta”, ma­ni­fes­tó, con­ven­ci­do, Po­des­tá. Y agre­gó: “Tam­bién es di­fí­cil pen­sar­lo en un sis­te­ma co­mo el que ve­ni­mos te­nien­do has­ta aho­ra de maíz so­bre maíz, don­de que­da mu­chí­si­mo ras­tro­jo com­pli­ca­do de ma­ne­jar, por eso, lo pri­me­ro es afian­zar la ro­ta­ción con gi­ra­sol y so­ja, y lue­go la siem­bra di­rec­ta va a lle­gar”.

Des­de Agi­lis tra­ba­jan mu­cho en la ca­pa­ci­ta­ción y en fa­ci­li­tar­le a los far­mers lo­ca­les el ac­ce­so al co­no­ci­mien- to. Pa­ra ello, en­tre otras co­sas, or­ga­ni­zan dos ve­ces al año un Farm Day, don­de vi­si­tan cam­pos de la em­pre­sa 400 pro­duc­to­res de la zo­na. In­clu­so tie­nen cier­tos pro­to­co­los que com­par­ten bien bá­si­cos pa­ra en­tre­gar­les.

Va­le re­cor­dar que, al igual que en ca­si to­da Áfri­ca, el uso de Or­ga­nis­mos Ge­né­ti­ca­men­te Mo­di­fi­ca­dos (OGM) es­tá prohi­bi­do en Ugan­da. La bio­tec­no­lo­gía, por aho­ra, só­lo es­tá per­mi­ti­da en Su­dá­fri­ca (el que más OGM pro­du­ce), Egip­to, Su­dán y Bur­ki­na Fa­so.

Otra de las di­fi­cul­ta­des a su­pe­rar es la lo­gís­ti­ca. Dos cues­tio­nes al res­pec­to: 1) Agi­lis Part­ners tie­ne to­da la ma­qui­na­ria pro­pia. Pe­ro es­te par­que de ma­qui­na­ria cuen­ta con un res­pal­do de re­pues­tos en un gal­pón del cam­po don­de tie­nen más pie­zas que mu­chos ta­lle­res ofi­cia­les. De lo con­tra­rio, que­da­rían a mer­ced de tiem- pos muy lar­gos de re­po­si­ción: una pie­za pue­de tar­dar 1 ó 2 se­ma­nas en lle­gar. 2) La pro­vi­sión de in­su­mos tam­bién es par­ti­cu­lar. “Por em­pe­zar no es fá­cil que el banco te de cré­di­tos, in­clu­so a una em­pre­sa co­mo la nues­tra, por eso, con los in­su­mos, te­ne­mos un acuer­do con el banco: ellos com­pran el pro­duc­to y lo tie­nen guar­da­do en nues­tro cam­po; cuan­do los ne­ce­si­ta­mos, ven­de­mos gra­nos, les pa­ga­mos y los usa­mos, es en­go­rro­so pe­ro es lo que nos de­ja tran­qui­los de po­der res­pon­der rá­pi­do an­te una pla­ga o en­fer­me­dad, por ejem­plo”, re­la­tó Acu­tain.

Ac­tual­men­te, el in­ge­nie­ro ar­gen­tino tra­ba­ja mu­cho en la am­bien­ta­ción, con ma­pas de sue­lo, aná­li­sis de sue­lo pa­ra iden­ti­fi­car PH, pro­fun­di­dad, etc. “So­la­pa­mos es­tos ma­pas con imágenes sa­te­li­ta­les y ma­pas de rin­de y va­mos am­bien­tan­do pa­ra des­pués ha­cer, por ejem­plo, fer­ti­li­za­ción va­ria­ble”, ex­pli­có. Pa­ra Po­des­tá, Áfri­ca ofre­ce un po­ten­cial enor­me. “So­bre to­do la par­te cen­tral tro­pi­cal, don­de hay 300-400 mi­llo­nes de hec­tá­reas don­de se po­dría ha­cer agri­cul­tu­ra, ob­via­men­te en mu­chos paí­ses hay cues­tio­nes po­lí­ti­cas, atra­so ge­ne­ral en adop­ción de tecnologías, pe­ro el po­ten­cial es enor­me”, re­fle­xio­nó.

En el lo­te. El cul­ti­vo más im­por­tan­te en Ugan­da es el maíz, so­bre to­do maíz blan­co pa­ra con­su­mo hu­mano, es el más pro­to­co­li­za­do y pa­ra el que hay más in­su­mos

Siem­bra. Pa­ra cor­tar las se­gui­di­llas de maíz so­bre maíz bus­can afian­zar las ro­ta­cio­nes con so­ja y gi­ra­sol.

Acu­tain. Es­tá en Ugan­da des­de fe­bre­ro abo­ca­do a la pues­ta en mar­cha de dis­tin­tas es­tra­te­gias pro­duc­ti­vas.

Gi­ra­sol. La me­dia de rin­des de Agi­lis es de 1500 kg/ha. Sin em­bar­go es­ta cam­pa­ña lo­gra­ron has­ta 2500 kg/ha

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.