Con la mi­ra pues­ta en el fu­tu­ro pro­duc­ti­vo del país

El INTA de­jó un cla­ro men­sa­je pa­ra los pro­duc­to­res: todos pue­den agre­gar va­lor. El po­ten­cial del maíz.

Clarin - Rural - - EXPOAGRO 2012 - Lu­cas Vi­lla­mil lvi­lla­mil@cla­rin.com

Co­mo todos los años, el INTA es­tu­vo pre­sen­te en Exen poa­gro, con un stand en el cen­tro de la mues­tra. Allí, el ins­ti­tu­to tec­no­ló­gi­co ilus­tró las di­fe­ren­tes par­tes del pro­ce­so pro­duc­ti­vo de la agroin­dus­tria, ha­cien­do én­fa­sis en la in­no­va­ción apli­ca­da en ca­da eta­pa en pos de la efi­cien­cia.

Una ca­li­ca­ta, un equi­po de rie­go, una pul­ve­ri­za­do­ra de pre­ci­sión y una má­qui­na pa­ra la pre­pa­ra­ción de ali­men­to ba­lan­cea­do fue­ron al­gu­nas de las imá­ge­nes que los es­pe­cia­lis­tas usa­ron pa­ra ex­pli­car­le al pú­bli­co las ma­ne­ras las que la pro­duc­ción ar­gen­ti­na pue­de evo­lu­cio­nar, agre­gan­do va­lor y ge­ne­ran­do opor­tu­ni­da­des pa­ra los pro­duc­to­res.

Pre­ci­sa­men­te, el leit­mo­tiv del stand fue el agre­ga­do de va­lor en ori­gen, un con­cep­to que pe­ga ca­da vez más fuer­te pe­ro que no siem­pre lle­ga a pe­sar en la es­tra­té­gia de los pro­duc­to­res. Lo que los téc­ni­cos se pro­pu­sie­ron fue con­cien­ti­zar a los agri­cul­to­res so­bre las po­si­bi­li­da­des que es­tán abier­tas pa­ra todos, y mos­trar las for­mas con­cre­tas con­cre­tar­las.

Ma­rio Bra­ga­chi­ni, uno de los re­fe­ren­tes de la en­ti­dad, ase­gu­ró que la efi­cien­cia pro­duc­ti­va en los sec­to­res pri­ma­rios si­gue sien­do im­por­tan­te en la Ar­gen­ti­na. “Que­re­mos pa­sar de 100 a 157 mi­llo­nes de to­ne­la­das pro­du­ci­das en el 2020, y eso se ha­ce so­la­men­te con au­men­to de pro­duc­ti­vi­dad, y au­men­to de pro­duc­ti­vi­dad es tec­no­lo­gía”, afir­mó. La tec­no­lo­gía, a su vez, im­pli­ca el ma­ne­jo sus­ten­ta­ble de los re­cur­sos na­tu­ra­les: el sue­lo y el agua. “El ma­ne­jo por am­bien­tes, la agri­cul­tu­ra de pre­ci­sión, la fertilizacion por am­bien­tes y to­do lo que tie­ne que ver con la efi­cien­cia pro­duc­ti­va al­re­de­dor del desa­rro­llo bio­tec­no­ló­gi­co que ha­brá, tie­ne que es­tar en la agen­da de los pro­duc­to­res”, di­jo Bra­ga­chi­ni, y pa­ra re­fle­jar las po­si­bi­li­da­des de agre­ga­do de va­lor pun­tua­li­zó: “Ar­gen­ti­na tie­ne que pa­sar en es­tos 20 años de 700 dó­la­res la to­ne­la­da ex­por­ta­da a 1.200 dó­la­res la to­ne­la­da o has­ta 1.800 dó­la­res, que es el pro­me­dio de va­lor de la to­ne­la­da im­por­ta­da. Es­te au­men­to del va­lor agre­ga­do por to­ne­la­da de­be in­cluir al que pro­du­ce la ma­te­ria pri­ma”.

Al ha­blar del agre­ga­do de va­lor, una de las car­tas más fuer­tes que apa­re­cen en la man­ga del sec­tor agropecuario es la bio­ener­gía. Se­gún ex­pli­có el téc­ni­co del INTA, Ar­gen­ti­na ha pa­sa­do de ser un país ex­ce­den­ta­rio en ener­gía a un país de­fi­ci­ta­rio, por lo que sur­ge con fuer­za el mer­ca­do in­terno pa­ra la bio­ener­gía. “La pro­duc­ción de bio­ener­gía es una ac­ti­vi­dad es­tra­té­gi­ca que de­be tener el pro­duc­tor agropecuario”, re­mar­có.

Jun­to a la pro­duc­ción de ener­gía apa­re­cen mer­ca­dos com­ple­men­ta­rios que pue­den ha­cer más via­bles las in­ver­sio­nes de los pro­duc­to­res. Un ejem­plo son las pro­teí­nas que brin­da el ex­pe­ller de maíz so­bran­te de la pro­duc­ción de eta­nol, lla­ma­do ‘DDGS’ (Dis­ti­ller’s Dried Grains with So­lu­bles), gra­nos se­cos de des­ti­la­do­res con so­lu­bles, uti­li­za­dos pa­ra la ali­men­ta­ción ani­mal. “El DDGS es un pro­duc­to al­ta­men­te pro­tei­co, que tie­ne ener­gía y, se­co, pue­de du­rar has­ta cua­tro me­ses en buen es­ta­do”, de­ta­lló Bra­ga­chi­ni.

“En el 2014, Cór­do­ba es­ta­rá mo­lien­do ca­si un mi­llón y me­dio de to­ne­la­das de maíz, ge­ne­ran­do unas 400.000 to­ne­la­das de DDGS, y la ofer­ta cre­ce­rá mu­cho”, cal­cu­ló el es­pe­cia­lis­ta.

Pa­ra con­cluir, di­jo: “Es­tá cla­ro que el mer­ca­do es el mun­do; te­ne­mos que sa­lir con ali­men­tos, no so­lo con ma­te­rias pri­mas. En el 2020, Ar­gen­ti­na va a pro­du­cir 42 mi­llo­nes de to­ne­la­das de maíz; po­de­mos uti­li­zar seis mi­llo­nes pa­ra pro­du­cir eta­nol, au­men­tar el 91% el con­su­mo in­terno ac­tual y aun au­men­tar sie­te mi­llo­nes de to­ne­la­das la ex­por­ta­ción”.

To­das es­tas po­si­bi­li­da­des se pu­die­ron pal­par, es­ta se­ma­na, en Ju­nín.

LEO VA­CA / EN­VIA­DO ES­PE­CIAL

Con­ven­ci­do. Bra­ga­chi­ni, del INTA, plan­teó ob­je­ti­vos am­bi­cio­sos pa­ra 2020.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.