Con una vi­sión com­par­ti­da

Los Pa­la­di­ni al­qui­lan su cam­po y acor­da­ron con la em­pre­sa que lo tra­ba­ja una ma­ne­jo sus­ten­ta­ble que cui­de el ca­pi­tal sue­lo. Un sue­ño he­cho reali­dad.

Clarin - Rural - - AGRICULTURA CERTIFICADA>>> - Ma­rie­la Va­que­ro cla­rin­ru­ral@clarin.com

Men­tes am­plias, mi­ra­das le­ja­nas, oí­dos dis­pues­tos, vo­lun­ta­des fir­mes: pun­tos co­mu­nes en­tre los in­te­gran­tes de un equi­po di­ver­so y só­li­do a la vez. Así es el gru­po de per­so­nas que sos­tie­ne el es­que­ma de tra­ba­jo en Las Mer­ce­des, y que re­cien­te­men­te lo­gró im­ple­men­tar el sis­te­ma de Agri­cul­tu­ra Cer­ti­fi­ca­da (AC) en es­te es­ta­ble­ci­mien­to agro­pe­cua­rio de Luis Palacios, al sur de San­ta Fe.

En 2003, Ro­dol­fo, Ma­ría y Ne­llo Pa­la­di­ni cons­ti­tu­ye­ron Ma­ne­ro S.A. y de­ci­die­ron in­ver­tir en el es­ta­ble­ci­mien­to Las Mer­ce­des. Des­de un co­mien­zo tu­vie­ron cla­ro que lo im­por­tan­te no era la ob­ten­ción de ren­ta in­me­dia­ta, sino pre­ser­var y acre­cen­tar su ca­pi­tal. Y, pa­ra eso, pro­du­cir en for­ma sus­ten­ta­ble re­sul­ta­ba fun­da­men­tal.

De­le­ga­ron el tra­ba­jo de esas tie­rras a To­des­ca S.A y eli­gie­ron el sis­te­ma de apar­ce­ría: de ese mo­do com­par­ten el ries­go y el re­sul­ta­do de lo pro­du­ci­do. Nor­mal­men­te, en los con­tra­tos se es­ta­ble­ce que quien al­qui­la de­be cui­dar los re­cur­sos, pe­ro Ma­ne­ro fue un po­co más allá: “No­so­tros le pe­di­mos que in­cre­men­te en for­ma sos­te­ni­da el ca­pi­tal que se le en­tre­gó y es­to se te­nía que de­mos­trar en la prác­ti­ca”, cuen­ta Ne­llo.

Fue así que pen­só en im­ple­men­tar la Agri­cul­tu­ra Cer­ti­fi­ca­da co­mo una he­rra­mien­ta idó­nea pa­ra co­rro­bo­rar, a tra­vés de re­gis­tros, có­mo se acre­cen­ta­ba ese ca­pi­tal a lar­go pla­zo. Ade­más, “era una ma­ne­ra de or­de­nar­se, do­cu­men­tar los pro­ce­sos, ha­cer más efi­cien­te el tra­ba­jo dia­rio y ba­jar cos­tos”, agre­ga.

Cuan­do Ma­ne­ro plan­teó la idea de la cer­ti­fi­ca­ción, “To­des­ca no du­dó en acom­pa­ñar”, di­ce la in­ge­nie­ra agró­no­ma Sil­via Et­cha­rren, res­pon­sa­ble de pro­duc­ción de la fir­ma, con­ven­ci­da de los be­ne­fi­cios del sis­te­ma. Es­ta em­pre­sa es par­te del CREA Mon­te Buey y ve­nía tra­ba­jan­do con bue­nas prác­ti­cas des­de ha­cía lar­go tiem­po.

“To­do lo que se exi­gía ya lo es­tá­ba­mos ha­cien­do: siem­bra di­rec­ta, ro­ta­ción, fer­ti­li­za­ción, análisis de sue­los; los da­tos ya los te­nía­mos, sólo ha­bía que or­de­nar­los y vol­car­los a re­gis­tros”, ex­pre­sa la in­ge­nie­ra.

Ca­ro­li­na, la hi­ja de Ne­llo, fue la en­car­ga­da de lle­var ade­lan­te el pro­ce­so ha­cia la Agri­cul­tu­ra Cer­ti­fi­ca­da, ese gran pro­yec­to que na­ció en el seno de AA­PRE­SID. Fi­na­li­zan­do sus es­tu­dios en Ad­mi­nis­tra­ción de Em­pre­sas y sin vin­cu­la­ción con la ac­ti­vi­dad agropecuaria, tu­vo que arran­car de ce­ro.

“Al prin­ci­pio me cos­tó mu­cho en­trar en te­ma”, re­co­no­ce. Ha­cia fi­nes de 2010 co­men­zó a in­ter­io- ri­zar­se de los por­me­no­res del sis­te­ma de AC y sus po­si­bi­li­da­des de im­ple­men­ta­ción. A par­tir de allí pu­so ma­nos a la obra pa­ra el cum­pli­mien­to de los re­qui­si­tos y el di­se­ño de los re­gis­tros ne­ce­sa­rios. Jun­to a la in­ge­nie­ra Et- cha­rren de­di­ca­ron va­rios me­ses a re­dac­tar sus pro­pios ma­nua­les de pro­ce­di­mien­to.

“Hi­ci­mos un ma­nual de pla­ni­fi­ca­ción de cam­pa­ña, uno de siem­bra, otro de co­se­cha y uno

CAR­LOS CARRION

En el lo­te. De iz­quier­da a de­re­cha, Die­go Flo­res, Ne­llo Pa­la­di­ni, Ca­ro­li­na Pa­la­di­ni y Sil­via Et­cha­rren, en el es­ta­ble­ci­mien­to Las Mer­ce­des. Dos equi­pos uni­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.