El mun­do de la bue­na le­che

En la ma­yor cuen­ca le­che­ra del pla­ne­ta (San­ta Fe y Cór­do­ba), un gru­po de ex­per­tos del IN­TA ana­li­za a fon­do los desafíos de la ac­ti­vi­dad en el país.

Clarin - Rural - - LA PRODUCCIÓN LÁCTEA>>> - Cé­sar Be­ní­tez cla­rin­ru­ral@clarin.com

En el tam­bo no exis­te una re­ce­ta má­gi­ca y la com­pe­ti­ti­vi­dad se lo­gra a par­tir de la ar­ti­cu­la­ción a fon­do de tec­no­lo­gías en to­do el sis­te­ma. Es­ta fue la con­clu­sión cen­tral de un gru­po de re­fe­ren­tes del IN­TA Ra­fae­la, uno de los cen­tros de in­ves­ti­ga­ción en le­che­ría más im­por­tan­tes del país, que ana­li­za­ron con Cla­rín Ru­ral va­rios desafíos de la pro­duc­ción de le­che en la Ar­gen­ti­na.

En es­te sen­ti­do, los pro­fe­sio­na­les ase­gu­ra­ron que uno de los desafíos es en­con­trar­le la vuel­ta al ame­se­ta­mien­to de los ín­di­ces de pre­ñez en los tam­bos, que en mu­chos ca­sos ni si­quie­ra lle­gan al 50% de los ani­ma­les in­se­mi­na­dos. Dos ve­te­ri­na­rios del área de Me­jo­ra­mien­to y Re­pro­duc­ción Ani­mal, Da­niel Scán­do­lo y Mar­tín Ma­ciel, es­tán es­tu­dian­do es­te pro­ble­ma a fon­do pa­ra de­ter­mi­nar cuá­les son los cau­sas que pro­vo­can el es­tan­ca­mien­to de un in­di­ca­dor cla­ve de los es­ta­ble­ci­mien­tos le­che­ros.

“Nues­tro tra­ba­jo es­tá fo­ca­li­za­do en me­jo­rar la ta­sa de de­tec­ción de ce­los, jun­tar más va­cas pa­ra in­se­mi­nar en el tam­bo por pe­río­dos y, en con­se­cuen­cia, tra­tar de me­jo­rar las ta­sas pre­ñez. El pro­ble­ma es que es­tos dos in­di­ca­do­res no cre­cen y en la tran­si­ción a es­que­mas más in­ten­si­vos, in­clu­so, se vi­nie­ron aba­jo”, con­tó Ma­ciel a es­te en­via­do. El téc­ni­co di­jo que es pro­ba­ble que cuan­do los tam­be­ros se amol­den a las nue­vas for­mas de tra­ba­jo en los tam­bos, que aho­ra son más in­ten­si­fi­ca­dos, los ín­di­ces co­mien­cen a em­pi­nar­se. “Pe­ro en la tran­si­ción, se es­tá sin­tien­do mu­cho”, in­sis­tió.

Des­de el IN­TA Ra­fae­la se es­tá acom­pa­ñan­do es­te pro­ce­so ayu­dan­do a los pro­duc­to­res a in­cor­po­rar tec­no­lo­gía y ma­ne­jo. Una vie­ja al­ter­na­ti­va que pro­pu­so el es­pe­cia­lis­ta es uti­li­zar pin­tu­ra pa­ra iden­ti­fi­car a los ani­ma­les en ce­lo. “Que­re­mos que pro­duc­to­res y ve­te­ri­na­rios se in­vo­lu­cren más con esas ru­ti­nas de in­se­mi­na­ción, que ge­ne­ral­men­te es­tán a car­go de los ope­ra­do­res”, ex­pli­có Ma­ciel.

Los téc­ni­cos del IN­TA plan­tea­ron, en­ton­ces, que pa­ra me­jo­rar los in­di­ca­do­res re­pro­duc­ti­vos hay que ca­pa­ci­tar al per­so­nal, pa­ra que ma­ne­je co­rrec­ta­men­te los ro­deos y así apro­ve­char el po­ten­cial de la in­se­mi­na­ción y tam­bién lo­grar más efi­cien­cia en los ser­vi­cios na­tu­ra­les, al uti­li­za to­ros.

“Cuan­do to­dos los com­po­nen­tes del sis­te­ma fun­cio­nan (nu­tri­ción, bie­nes­tar y con­fort ani­mal, sa­ni­dad, etc.), la re­pro­duc­ción tam­bién lo ha­ce. No de­pen­de tan­to de la mag­ni­tud del tam­bo sino de la mu­ñe­ca del pro­duc­tor, y en las cuen­cas le­che­ras na­cio­na­les to­da­vía hay di­fe­ren­cias muy im­por­tan­tes en­tre las ta­sas de pre­ñez que se lo­gran en di­fe­ren­tes es­ta­ble­ci­mien­tos”, re­co­no­ció Ma­ciel.

Por su par­te, Scán­do­lo ase­gu­ró que an­te la dis­yun­ti­va de las ba­jas ta­sas de pre­ñez hay al­ter­na­ti­vas co­mo los pro­to­co­los de tiem­po fi­jo: “Con­sis­ten en sin­cro­ni­zar por me­dio de hor­mo­nas un gru­po de ani­ma­les, pa­ra in­se­mi­nar­los en un mis­mo mo­men­to pa­ra, así, tra­tar de su­plir las di­fi­cul­ta­des ha­bi­tua­les que hay en los tam­bos pa­ra de­tec­tar los ce­los”, con­tó.

Pe­ro el in­ves­ti­ga­dor ad­mi­tió que es una al­ter­na­ti­va de ma­ne­jo que to­da­vía se es­tá ajus­tan­do en mu­chos es­ta­ble­ci­mien­tos. “No siem­pre se lo­gran ta­sas de con­cep­ción muy al­tas, aun­que en los gru­pos de ani­ma­les que es­ta­mos sin­cro­ni­zan­do los re­sul­ta­dos que se es­tán con­si­guien­do son muy in­tere­san­tes”, des­ta­có.

El téc­ni­co con­tó que con es­tos pro­to­co­los se lo­gró que el 55% de las va­cas in­se­mi­na­das se pre­ña­ran, y en al­gu­nos ca­sos hu­bo ta­sas de pre­ñez del 65%, iden­ti­fi­can­do al­gu­nos pro­ble­mas pun­tua­les.

“Es una re­ce­ta que -co­mo to­das­tie­ne sus pro­ble­mas y ob­ser­va­mos que las dis­mi­nu­cio­nes en la con­cep­ción se pue­den atri­buir a una dis­per­sión de los pro­to­co­los y tam­bién a que no ovu­la­ban el 100% de los ani­ma­les”, ex­pli­có.

Los pro­fe­sio­na­les Ra­fae­la coin­ci­den en se­ña­lar que es­ta me­to­do­lo­gía abre las puer­tas pa­ra pro­fun­di­zar la uti­li­za­ción de se­men se­xa­do (que per­mi­te ob­te­ner so­lo hem­bras) que se es­tá in­tro­du­cien­do de a po­co (in­gre­só al país en 2006 y so­bre to­do se uti­li­za en los tam­bos de pun­ta). Agre­ga­ron que es­ta otra tec­no­lo­gía abri­ría las puer­tas pa­ra me­jo­rar los in­di­ca­do­res de pre­ñez, ade­más de que el apor­te de más hem­bras pue­de ser el pun­to de par­ti­da pa­ra au­men­tar el ro­deo na­cio­nal le­che­ro, que tam­bién es­tá es­tan­ca­do.

Otra ten­den­cia que se es­tá in­cor­po­ran­do en los tam­bos es la au­to­ma­ti­za­ción de los pro­ce­sos. “Eso im­pli­ca el di­se­ño de una es­truc­tu­ra es­pe­cí­fi­ca y efi­cien­te”, ase­gu­ró Ale­jan­dra Qua­trín, una in­ge­nie­ra agró­no­ma que co­no­ce a fon­do el tam­bo ex­pe­ri­men­tal se­mi­au­to­ma­ti­za­do del IN­TA Ra­fae­la. “Hay mu­chos es­ta­ble­ci­mien­tos que de­bi­do a su cre­ci­mien­to de­bie­ron mo­di­fi­car sus ins­ta­la­cio­nes y adop­tar es­ta tec­no­lo­gía. En cam­bio, los más in­ten­si­fi­ca­dos, que bus­can la má­xi­ma efi­cien­cia, in­cor­po­ran la iden­ti­fi­ca­ción con el re­gis­tro con­si­guien­te de to­da la in­for­ma­ción que se pro­du­ce en la sa­la de or­de­ñe”, des­ta­có.

Pe­ro ese avan­ce tec­no­ló­gi­co no lle­gó sólo aden­tro del tam­bo, sino tam­bién afue­ra, con los mi­xers con ba­lan­za pa­ra me­dir exac­ta­men­te cuán­to se le es­tá dan­do de co­mer a los ani­ma­les o las an­te­nas de de­tec­ción de ce­lo a cam­po pa­ra sa­ber jus­to el mo­men­to ade­cua­do pa­ra in­se­mi­nar, por ejem­plo.

“Son mu­chas las he­rra­mien­tas y ca­da tam­bo las va in­cor­po­ran­do de acuer­do a sus ne­ce­si­da­des. La au­to­ma­ti­za­ción tie­ne un cos­to y hay que pen­sar en una in­fra­es­truc­tu­ra pa­ra sos­te­ner no sólo la ins­ta­la­ción sino el man­te­ni­mien­to, por­que la ma­yo­ría es elec­tró­ni­co y los tam­bos de ta­ma­ño me­dio es­tán in­cor­po­ran­do ex­trac­tor au­to­má­ti­co de pe­zo­ne­ras, ali­men­ta­ción gru­pal y mi­xer con ba­lan­za. To­do es­to re­quie­re ges­tión, por

FOTOS JOSE AL­MEI­DA / EN­VIA­DO ES­PE­CIAL

En el ca­lle­jón, a pleno tam­bo. En el IN­TA Ra­fae­la, de iz­quier­da a de­re­cha, Ale­jan­dra Cua­trín, Luis Romero, Gus­ta­vo Bretsh­nei­der, Mar­tín Ma­ciel y Car­los Ga­lla­ci.

La­bo­ra­to­rios. Son cla­ve pa­ra mu­chos es­tu­dios de la es­ta­ción ex­pe­ri­men­tal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.