Y el cli­ma, ¿có­mo si­gue?

El ex­per­to Eduardo Sie­rra afir­ma que habrá una re­du­ci­da ven­ta­na de tiem­po pa­ra con­cre­tar las dis­tin­tas la­bo­res en los es­ta­ble­ci­mien­tos.

Clarin - Rural - - Una campaña complicada - Eli­na Mo­reno cla­rin­ru­ral@clarin.com

Des­de su ini­cio, El Ni­ño que afec­ta la cam­pa­ña agrí­ta 2012/2013 se dis­tin­guió co­mo uno de los más pre­co­ces e in­ten­sos. Sin em­bar­go, en los úl­ti­mos dos me­ses co­men­zó a ate­nuar­se, pre­sen­tan­do es­ce­na­rios cli­má­ti­cos di­ver­sos con mar­ca­das si­tua­cio­nes de ries­go.

Eduardo Sie­rra, ase­sor en agro­cli­ma­to­lo­gía de la Bol­sa de Ce­rea­les de Bue­nos Aires, an­ti­ci­pó que se es­pe­ra “un res­to de pri­ma­ve­ra y ve­rano que ve­rá re­du­ci­da la ven­ta­na cli­má­ti­ca ap­ta pa­ra la rea­li­za­ción de la­bo­res de cam­po, trans­por­te, al­ma­ce­na­je, etc.”.

Así, sos­tu­vo que el vo­lu­men de la pro­duc­ción agrí­co­la na­cio­nal se­rá al­to, pe­ro con fuer­tes con- tras­tes zo­na­les.

Ocu­rre que, si bien el fe­nó­meno de El Ni­ño vie­ne per­dien­do fuer­za, el pro­ce­so de mo­de­ra­ción se­rá len­to, por lo que habrá que pre­pa­rar­se pa­ra tor­men­tas se­ve­ras lo­ca­li­za­das so­bre dis­tin­tos pun­tos del área agrí­co­la, acom­pa­ña­das por gra­ni­zo y vien­tos in­ten­sos.

A su vez, se pro­du­ci­rán en­tra­das de ai­re frío du­ran­te la ma­yor par­te de la tem­po­ra­da, cau­san­do “fuer­tes os­ci­la­cio­nes tér­mi­cas, com­bi­nan­do con lap­sos ex­tre­ma­da­men­te ca­lu­ro­sos”, anun­ció el ex­per­to.

Du­ran­te no­viem­bre los vien­tos del nor­te se­rán in­ten­sos, ge­ne­ran­do al­tas tem­pe­ra­tu­ras y ma­yor de­man­da de hu­me­dad por par­te de los cul­ti­vos.

Lo po­si­ti­vo es que cier­ta mo­de­ra­ción en los pro­ce­sos at­mos­fé­ri­cos per­mi­ti­rá avan­zar con las la­bo­res de siem­bra y trae­rá ali­vio a las zo­nas anega­das en la cuen­ca del río Sa­la­do.

Por otro la­do, Sie­rra in­di­có que en el trans­cur­so de es­te mes “el oes­te y el ex­tre­mo sud­es­te del área agrí­co­la na­cio­nal con­ti­nua­rán ob­ser­van­do ries­go de he­la­das”, si­tua­ción que se ex­ten­de­rá sólo has­ta co­mien­zos de di­ciem­bre.

Pa­ra ese mes el ase­sor pro­yec­ta un pa­no­ra­ma si­mi­lar, con tem­pe­ra­tu­ras aun más al­tas que lle­va­rán al lí­mi­te las re­ser­vas de hu­me­dad de los sue­los, mien­tras que las llu­vias en el área cen­tral se­rán abun­dan­tes pe­ro no ex­tre­mas, co­mo pa­ra avan­zar con las la­bo­res.

El ve­rano se ha­rá sen­tir con una escalada de la tem­pe­ra­tu­ra en enero, con má­xi­mas muy ele­va­das en la ma­yor par­te del área agrí­co­la, acom­pa­ña­das por tor­men­tas, gra­ni­zo y fuer­tes vien­tos, prin­ci­pal­men­te en el NOA, Cha­co, nor­te de San­ta Fe y nor­te de la Me­so­po­ta­mia.

En el res­to de las re­gio­nes las llu­vias se­rán mo­de­ra­das a es­ca­sas, in­di­có el es­pe­cia­lis­ta.

En­tra­do fe­bre­ro “sólo la cos­co­la atlán­ti­ca, que re­ci­bi­rá vien­tos ma­rí­ti­mos, re­gis­tra­rá va­lo­res tér­mi­cos más mo­de­ra­dos”, pun­tua­li­zó. Y ex­pli­có que el pro­nós­ti­co de llu­vias du­ran­te ese mes pre­vé pre­ci­pi­ta­cio­nes abun­dan­tes en el es­te de Cha­co, gran par­te de San­ta Fe y el sud­es­te de Bue­nos Aires.

Se­gún Sie­rra, “al con­tra­rio de lo que sue­le ser el pa­trón pro­pio de El Ni­ño, se es­pe­ra que du­ran­te el oto­ño 2013, sólo el Nor­des­te y la Me­so­po­ta­mia ob­ser­ven pre­ci­pi­ta­cio­nes su­pe­rio­res a lo nor­mal, mien­tras que el res­to del área agrí­co­la re­ci­bi­rá va­lo­res nor­ma­les a in­fe­rio­res al pro­me­dio”.

Y pre­ci­só que “es­te pro­ce­so fa­vo­re­ce­rá las ta­reas de co­se­cha, pos­co­se­cha, trans­por­te y al­ma- ce­na­je y con­tri­bui­rá a re­du­cir los anega­mien­tos de cam­pos”.

Pe­ro, al mis­mo tiem­po, ge­ne­ra­rá un am­bien­te pro­cli­ve pa­ra el desa­rro­llo de ma­le­zas, pla­gas y en­fer­me­da­des, prin­ci­pal­men­te de fin de ci­clo (EFC) en so­ja.

¿Cuá­les se­rán las con­se­cuen­cias? Sie­rra an­ti­ci­pa una me­nor ca­li­dad de la pro­duc­ción de­bi­do a pro­ble­mas sa­ni­ta­rios y la ma­yor hu­me­dad a co­se­cha. El Ni­ño tam­bién se ha­rá no­tar con un au­men­to de los cos­tos ope­ra­ti­vos y lo­gís­ti­cos.

Lo cier­to es que “re­cién ha­cia co­mien­zos del oto­ño 2013, po­dría es­pe­rar­se que la mar­cha del cli­ma asu­ma va­lo­res cer­ca­nos a lo nor­mal”, con­clu­yó Sie­rra.

RO­BER­TO PE­RA

¿Se vie­ne la no­che?. Du­ran­te el res­to de no­viem­bre, el vien­to nor­te trae­rá al­tas tem­pe­ra­tu­ras y de­man­da de hu­me­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.