El Oes­te se abre a nue­vas po­si­bi­li­da­des

Dos cla­ves: qué ha­cer con los hon­gos en trigo y ce­ba­da. Y có­mo ma­ne­jar el agua con los cul­ti­vos de co­ber­tu­ra.

Clarin - Rural - - TAPA - Andrés Ma­ti­na­ta cla­rin­ru­ral@clarin.com

En La Pam­pa, se ana­li­zó el im­pac­to de las en­fer­me­da­des y el va­lor de cul­ti­vos de co­ber­tu­ra.

En el ma­ne­jo de los cul­ti­vos in­ver­na­les, el mo­ni­to­reo y apli­ca­cio­nes tem­pra­nas de fun­gi­ci­das per­mi­ten un con­trol efi­cien­te de en­fer­me­da­des que, si no son de­tec­ta­das y tra­ta­das a tiem­po, afec­tan el ren­di­mien­to fi­nal, so­bre to­do en el mar­co de una cam­pa­ña mar­ca­da por pre­ci­pi­ta­cio­nes cons­tan­tes que au­men­tan el po­ten­cial de los cul­ti­vos pe­ro tam­bién im­pli­can ries­gos.

En el ca­so de trigo y ce­ba­da, en la zo­na oes­te de Bue­nos Aires y nor­te de La Pam­pa, los pro­duc­to­res bus­can en­fren­tar un pa­no­ra­ma en el que se com­bi­nan en­fer­me­da­des co­mo pie­tín, man­cha ama­ri­lla y fu­sa­rium en trigo, y man­cha en red, man­cha bo­rro­sa y es­cal­da­du­ra en ce­ba­da.

En es­te mar­co, du­ran­te una jor­na­da or­ga­ni­za­da por Basf en la lo­ca­li­dad pam­pea­na de Hi­la­rio La­gos, pro­fe­sio­na­les de la em­pre­sa y del IN­TA abor­da­ron es­tas pro­ble­má­ti­cas. El téc­ni­co Andrés Co­rro Mo­las, del IN­TA An­guil, pon­de­ró el va­lor del mo­ni­to­reo y de los tra­ta­mien­tos pre­ven­ti­vos con fun­gi­ci­das.

Con­si­de­ran­do que el trigo es­tá so­bre el fi­nal de cam­pa­ña, el téc­ni­co ya sa­có al­gu­nas con­clu­sio­nes. Pa­ra el ca­so de man­cha ama­ri­lla y sep­to­ria, des­ta­có la im­por­tan­cia del tra­ta­mien­to cu­ra­se­mi­llas, que per­mi­te dis­mi­nuir el por­cen­ta­je de inócu­lo que se in­tro­du­ce en el cul­ti­vo con la se­mi­lla. Pa­ra fu­sa­rium, Co­rro Mo­las en­fa­ti­zó so­bre el rol cla­ve de los tra­ta­mien­tos pre­ven­ti­vos.

“Una vez que el hon­go ge­ne­ra in­fec­ción, ahí ya se com­pli­ca el con­trol”, afir­mó.

La ce­ba­da tam­bién tie­ne su ranking de en­fer­me­da­des en es­ta zo­na, con man­cha en red a la ca­be­za. Des­de la mi­ra­da de es­te es­pe­cia­lis­ta, es la más im­por­tan­te en la re­gión y muy agre­si­va en ve­lo­ci­dad de área afec­ta­da. Por eso, de­jó una ad­ver­ten­cia so­bre man­cha bo­rro­sa pa­ra aque­llos pro­duc­to­res que es­tán en mo­no­cul­ti­vo de ce­ba­da: “Aún con po­ca pre­sen­cia de inócu­los en el lo­te, pue­de ser un pro­ble­ma gra­ve a fu­tu­ro”.

En es­ta zo­na, con mu­chos sue­los frá­gi­les, el uso efi­cien­te del agua es cla­ve pa­ra los es­que­mas agrí­co­las. Y aquí en­tran en jue­go los cul­ti­vos de co­ber­tu­ra, que se­gún el in­ge­nie­ro agró­no­mo Cris­tian Al­va­rez, del IN­TA Ge­ne­ral Pi­co, son aún po­co ex­plo­ra­dos.

Pa­ra esa re­gión, es­ti­mó que la me­jor al­ter­na­ti­va en cul­ti­vos de co­ber­tu­ra es el cen­teno, que en en­sa­yos ex­hi­bió un me­jor desem­pe­ño que op­cio­nes co­mo ave­na, rai­grás y vi­cia. En es­te pun­to, Al­va­rez ex­pli­có que por ca­da mi­las lí­me­tro de agua, el cen­teno pro­du­ce de 50 a 60 kg/MS.

El apro­ve­cha­mien­to efi­cien­te del agua es uno de los pun­tos fuer­tes de es­tos cul­ti­vos. Y en es­ta zo­na, las ci­fras re­fuer­zan la idea: en sue­los sin co­ber­tu­ra, ca­da 100 mi­lí­me­tros de agua el sue­lo so­lo apro­ve­cha en­tre el 20% y 30%, mien­tras que con co­ber­tu­ra es­to cre­ce, pre­ci­só el téc­ni­co.

Con un cos­to de im­plan­ta­ción que os­ci­la en­tre los 50-80 dó­la­res por hec­tá­rea, los cul­ti­vos de co­ber­tu­ra apor­tan aquí un am­plio aba­ni­co de ven­ta­jas a la ro­ta­ción, co­mo un me­nor gra­do de ero­sión hí­dri­ca y eó­li­ca, ma­yor apor­te de car­bono al sue­lo y me­jo­ra en los rin­des. Y en una épo­ca don­de las ma­le­zas cons­ti­tu­yen una se­ria preo­cu­pa­ción, Al­va­rez sos­tu­vo que los cul­ti­vos de co­ber­tu­ra dis­mi­nu­yen la pre­sen­cia de al­gu­nas co­mo la ra­ma ne­gra.

De es­ta ma­ne­ra, el mo­ni­to­reo y tra­ta­mien­to tem­prano de en­fer­me­da­des en trigo y ce­ba­da, con el agre­ga­do de cul­ti­vos de co­ber­tu­ra, cons­ti­tu­yen un pa­que­te de ma­ne­jo efi­cien­te pa­ra la zo­na oes­te.

RO­BER­TO PE­RA

Mu­chos pa­tó­ge­nos. La ce­ba­da, ade­lan­te, y trigo, de­trás, las en­fer­me­da­des com­pli­can el fi­nal del ci­clo de es­tos cul­ti­vos.

Al­va­rez. Del IN­TA Ge­ne­ral Pi­co.

Co­rro Mo­las. Del IN­TA An­guil.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.