No to­do lo que bri­lla es oro

AACREA ad­vir­tió que el co­mien­zo de la co­se­cha de ce­ba­da mues­tra rin­des más ba­jos que lo es­pe­ra­do y que hay pro­ble­mas fuer­tes de ca­li­dad.

Clarin - Rural - - LA CAMPAÑA DE FINA - Cla­rín Ru­ral AACREA

La ce­ba­da es un cul­ti­vo que au­men­tó mu­cho su área sem­bra­da y su pro­duc­ción en las úl­ti­mas cam­pa­ñas. En el ci­clo 2012/13 se sem­bra­ron 1,5 mi­llo­nes de hec­tá­reas y se es­pe­ra­ba co- se­char 5,6 mi­llo­nes de to­ne­la­das, de las cua­les el 80% tie­ne des­tino fo­rra­je­ro, con el nor­te de Afri­ca y Ara­bia Sau­di­ta co­mo prin­ci­pa­les mer­ca­dos de ex­por­ta­ción.

Sin em­bar­go, un re­le­va­mien­to rea­li­za­do por la con­sul­to­ra Glo­bal­tec­nos pa­ra el Mo­vi­mien­to CREA en­tre pro­duc­to­res de dis­tin­tas zo­nas mos­tró fuer­tes caí­das en los rin­des. Se en­cues­ta­ron agri­cul­to­res de Bue­nos Ai­res (cen­tro y nor­te), San­ta Fe, Cór­do­ba y En­tre Ríos. En al­gu­nos ca­sos la mer­ma es de más del 50%, y en un so­lo ca­so el cul­ti­vo rin­dió más de lo es­pe­ra­do. En pro­me­dio, el rinde lo­gra­do fue 2,76 to­ne­la­das por hec­tá­rea con­tra 4,43 es­ti­ma­das ini­cial­men­te (38% in­fe­rior al es­pe­ra­do). De to­das for­mas, aho­ra es­tá em­pe­zan­do la co­se­cha en la prin­ci­pal zo­na del cul­ti­vo, el sur bo­nae­ren­se, y allí las co­sas pa­re­cen es­tar me­jor.

Pe­ro en la re­gión en­cues­ta­da, ade­más, la caí­da de rin­des vino acom­pa­ña­da de pro­ble­mas de ca­li­dad. En la ce­ba­da fo­rra­je­ra exis­ten va­rios ru­bros en el es­tán­dar de co­mer­cia­li­za­ción, pe­ro los más de­fi­ni­to­rios son tres: pe­so hec­to­lí­tri­co, ma­te­rias ex­tra­ñas y gra­nos pe­la­dos y/o rotos.

En el re­le­va­mien­to se pre­gun­tó acer­ca del pe­so hec­to­lí­tri­co, de­bi­do a que la ma­yor par­te de la ce­ba­da se ex­por­ta co­mo fo­rra­je­ra. En to­dos los ca­sos ana­li­za­dos se ubi­có por de­ba­jo de los 62 ki­los por hec­to­li­tro que es­ta­ble­ce la ma­yo­ría de los con­tra­tos for­ward pa­ra mer­ca­de­ría gra­do 1. En otros ca­sos es­tu­vo por de­ba­jo de los 56 ki­los por hec­to­li­tro, mí­ni­mo pa­ra el gra­do 3.

Las caí­das de rinde y de ca­li­dad están aso­cia­das a ba­ja ra­dia­ción (mu­chos días nu­bla­dos de­ter­mi­na­ron que la plan­ta no rea­li­za­ra la fo­to­sín­te­sis de for­ma ple­na, ge­ne­ran­do gra­nos li­via­nos) y al gol­pe de ca­lor de prin­ci­pios de no­viem­bre, que dio co­mo re­sul­ta­do gra­nos chi­cos. Tam­bién in­flu­ye­ron el anega­mien­to du­ran­te oc­tu­bre y los ata­ques de Ra­mu­la­ria, una en­fer­me­dad fún­gi­ca que cau­sa le­sio­nes ne­cró­ti­cas so­bre las ho­jas, que ter­mi­nan se­cán­do­se en for­ma rá­pi­da. Co­mo con­se­cuen­cia, las plan­tas se en­tre­gan an­tes de tiem­po y se pro­du­cen im­por­tan­tes re­duc­cio­nes en el nú­me­ro y pe­so de los gra­nos.

Los ex­por­ta­do­res, por su par­te, ad­vir­tie­ron los pro­ble­mas y al­gu­nos han em­pe­za­do a to­mar me­di­das, co­mo dis­mi­nuir las exi­gen­cias de pe­so hec­to­lí­tri­co de 62 a 55-58 ki­los, con des­cuen­tos va­ria­bles por pun­to de caí­da.

La pri­me­ra ac­ción que han pues­to en mar­cha al­gu­nos pro­duc­to­res pa­ra evi­tar ma­yo­res pro­ble­mas es cla­si­fi­car la ce­ba­da des­de el lo­te, co­se­chan­do por am­bien­tes, mues­trean­do to­das las tol­vas y, en ca­so de ser po­si­ble, ha­cer una pre­lim­pie­za en el cam­po. Fi­nal­men­te, si la ce­ba­da si­gue te­nien­do ba­jo pe­so, se de­be­ría pro­ce­sar di­rec­ta­men­te en el aco­pio.

Cuan­do el rinde es ba­jo y la ca­li­dad ma­la, hay que tra­ba­jar des­de la co­se­cha­do­ra pa­ra que los pa­rá­me­tros de ca­li­dad no des­me­jo­ren o in­clu­so me­jo­ren. Au­men­tan­do el vien­to se pue­de me­jo­rar el ca­li­bre y dis­mi­nuir la ma­te­ria ex­tra­ña, ya que los gra­nos chuzos y la gran­za se van por la co­la.

Por otra par­te, tan­to en la co­se­cha co­mo en la pre­lim­pie­za a cam­po, se de­be te­ner ex­tre­mo cui­da­do con los gra­nos pe­la­dos, que es otro de los pa­rá­me­tros fun­da­men­ta­les den­tro de las con­di­cio­nes de re­ci­bo. En ca­so de no po­der cum­plir ni con la ca­li­dad ni con la can­ti­dad, ha­brá que eva­luar la for­ma de cu­brir­se de una even­tual suba en el pre­cio de la fo­rra­je­ra que ge­ne­re ma­yo­res pér­di­das (por los con­tra­tos fir­ma­dos), aun­que co­mo la en­tre­ga es en Que­quén y la zo­na pa­re­ce es­tar bien, es di­fí­cil suba esa po­si­ción.

FA­BIAN GASTIARENA

Pa­no­ra­ma dis­par. El cli­ma y la ra­mu­la­ria afec­ta­ron a mu­chos lo­tes de ce­ba­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.