Co­mo el oro

A los 31 años, Fran­co Mof­fa ma­ne­ja 2.500 hec­tá­reas con ba­se en Mar del Pla­ta. Un mo­de­lo de má­xi­ma ges­tión, efi­cien­cia y crea­ti­vi­dad.

Clarin - Rural - - FRONT PAGE - Lu­cas Villamil lvi­lla­mil@cla­rin.com

Pa­ra Fran­co Mof­fa, las ideas tie­nen un al­tí­si­mo va­lor. A los 31 años, con un es­que­ma empresario crea­ti­vo y una ges­tión pro­duc­ti­va de al­ta efi­cien­cia, ma­ne­ja 2.500 hec­tá­reas arren­da­das y en apar­ce­ría, des­de Mar del Pla­ta. Agri­cul­tu­ra y ga­na­de­ría, de pun­ta.

Fran­co Mof­fa es un au­tén­ti­co empresario agro­pe­cua­rio 2.0. Es mar­pla­ten­se, tie­ne 31 años, y se for­mó pro­fe­sio­nal­men­te en ple­na con­so­li­da­ción del mo­de­lo pro­duc­ti­vo ac­tual. Es­tu­dió agro­no­mía en el INTA Bal­car­ce -que brin­da esa ca­rre­ra en con­ve­nio con la Uni­ver­si­dad de Mar del Pla­ta-, y ha­ce cua­tro años, en so­cie­dad con un ami­go con­tra­tis­ta, co­men­zó a tra­ba­jar en cam­pos al­qui­la­dos cer­ca de su ciu­dad. Hoy ha­ce tri­go, ce­ba­da, so­ja, gi­ra­sol y al­go de ga­na­de­ría en 2.500 hec­tá- reas arren­da­das en di­fe­ren­tes zo­nas y se aso­cia con los due­ños de los cam­pos pa­ra bus­car la me­jor ecua­ción eco­nó­mi­ca y agro­nó­mi­ca (Ver Sin...).

Mien­tras co­men­za­ba la trilla de fi­na, Cla­rín Ru­ral via­jó has­ta es­tos cam­pos en­tre el mar y las sie­rras pa­ra co­no­cer có­mo fun­cio­na la em­pre­sa, que es pu­ra ges­tión y efi­cien­cia en el uso de los re­cur­sos; es de­cir, lo que hoy ha­ce fal­ta pa­ra ser com­pe­ti­ti­vo.

“Ha­ce cua­tro años co­men­cé a tra­ba­jar con un ami­go que te­nía una em­pre­sa con­tra­tis­ta y de ser­vi­cios de trans­por­te. El ya sem­bra­ba, pe­ro co­mo te­nía mu­chas res­pon­sa­bi­li­da­des con las otras ac­ti­vi­da­des de­ci­die­ron de­le­gar la su­per­fi­cie que sem­bra­ban en mi fir­ma. Hoy yo ha­go to­do lo ad­mi­nis­tra­ti­vo, los con­tra­tos, las ro­ta­cio­nes y la co­mer­cia­li­za­ción y él apor­ta una par­te de los tra­ba­jos de siem­bra, co­se­cha y fer­ti­li­za­cio­nes, que va­lo­ra­mos al mo­men­to de ha­cer­las pa­ra cal­cu­lar el por­cen­ta­je de par­ti­ci­pa­ción”, ex­pli­ca Mof­fa.

Su em­pre­sa tra­ba­ja ac­tual­men­te en cin­co zo­nas dis­tin­tas den­tro de la re­gión: Mar del Pla­ta, El Do­ra­do, Bal­car­ce, Me­chon­gué y Mar Chi­qui­ta. En ca­da lu­gar tie­ne un pa­que­te de al­re­de­dor de 500 hec­tá­reas. De esa ma­ne­ra, con plan­teos adap­ta­dos a ca­da am­bien­te, di­ver­si­fi­ca el ries­go cli­má­ti­co. La ro­ta­ción ha­bi­tual en es­tos cam­pos em­pie­za con al­gún cul­ti­vo de fi­na -tri­go o ce­ba­da-, des­pués van a una so­ja de se­gun­da y lue­go a gi­ra­sol o so­ja.

Ca­da año, al ter­mi­nar la co­se­cha, Mof­fa ini­cia la ne­go­cia­ción de los arren­da­mien­tos pa­ra la cam­pa­ña si­guien­te, por­que ne­ce­si­ta tiem­po su­fi­cien­te pa­ra eje­cu­tar el ma­ne­jo que le per­mi­ta op­ti­mi­zar el re­cur­so agua. “Es fun­da­men­tal lle­gar a la siem­bra con un bar­be­cho lar­go y te­ner los lo­tes lim­pios, sin ma­le­zas que nos qui­ten agua y nu­trien­tes y que ge-

¡Qué pai­sa­je!. Mof­fa, en un lo­te de ce­ba­da a pun­to de ser co­se­cha­do, en­tre

Mar­del y Bal­car­ce.

FA­BIAN GASTIARENA/EN­VIA­DO ES­PE­CIAL

Mar y sie­rras. Mof­fa en un lo­te de so­ja en El Do­ra­do. De­trás, la ce­ba­da a pun­to de ser co­se­cha­da; al fon­do, las sie­rras. El clá­si­co pai­sa­je de una zo­na es­tra­té­gi­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.