Se vie­ne la le­che que pre­vie­ne la dia­rrea

Téc­ni­cos del INTA di­cen que las va­cas po­drían pro­du­cir­la con mo­lé­cu­las de­ri­va­das de ca­mé­li­dos.

Clarin - Rural - - DESARROLLO DE ALTO IMPACTO -

Aun­que aun no están muy di­fun­di­dos, los ali­men­tos fun­cio­na­les (es de­cir, aque­llos que no so­la­men­te tie­nen ca­rac­te­rís­ti­cas nu­tri­cio­na­les sino que tam­bién me­jo­ran la sa­lud o pre­vie­nen en­fer­me­da­des), ya están en­tre no­so­tros. Bas­ta ci­tar, en­tre es­tas fun­cio­nes es­pe­cí­fi­cas, a los lác­teos en­ri­que­ci­dos con Ome­ga 3 o los hi­po co­les­te­ro lé­mi­cos.

Y jus­ta­men­te los lác­teos, o más pre­ci­sa­men­te la le­che, es la que trae no­ve­da­des. En un fu­tu­ro cer­cano, las va­cas po­drían pro­du­cir una le­che es­pe­cial con un com­po­nen­te que per­mi­ti­ría com­ba­tir la dia­rrea por ro­ta­vi­rus en ni­ños. Se tra­ta de los VHH, unas mo- lé­cu­las de­ri­va­das de los an­ti­cuer­pos de los ca­mé­li­dos, que son “las más pe­que­ñas que exis­ten en la na­tu­ra­le­za ca­pa­ces de re­co­no­cer a otra y de neu­tra­li­zar­la”, ase­gu­ró la res­pon­sa­ble del la­bo­ra­to­rio de Vi­rus Dia­rrei­cos del INTA Cas­te­lar, Vi­via­na Pa­rre­ño.

Las en­fer­me­da­des dia­rrei­cas son la se­gun­da cau­sa de muer­te de ni­ños me­no­res de cin­co años en el mun­do. Si bien sue­len ser “pre­ve­ni­bles y tra­ta­bles”, lo cier­to es que fa­lle­cen cer­ca de un mi­llón y me­dio de ni­ños ca­da año, se­gún afir­ma la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud.

En la Ar­gen­ti­na, el Pro­gra­ma de Vi­gi­lan­cia del Mi­nis­te­rio de Sa­lud in­for­mó que el 42 por cien­to de las in­ter­na­cio­nes por dia­rrea en ni­ños me­no­res de tres años se de­ben al Ro­ta­vi­rus, una en­fer­me­dad que lle­ga a oca­sio­nar des­hi­dra­ta­ción en el 83 por cien­to de los in­fec­ta­dos.

VHH ver­sus Ro­ta­vi­rus

Se­gún los re­sul­ta­dos de un tra­ba­jo de Lo­re­na Ga­rai­coe­chea, una de las in­ves­ti­ga­do­ras que for­ma par­te del equi­po de Pa­rre­ño y quien desa­rro­lló es­te avan­ce du­ran­te su te­sis doc­to­ral, las mo­lé­cu­las de VHH pue­den neu­tra­li­zar la in­fec­ción pa­ra una am­plia va­rie­dad de va­rian­tes de Ro­ta­vi­rus gru­po A.

Se­gún ex­pli­ca es­ta in­ves­ti­ga­do­ra, “es­tos na­noan­ti­cuer­pos se

El Ro­ta­vi­rus es una en­fer­me­dad que pro­vo­ca des­hi­dra­ta­ción

unen con una pro­teí­na in­ter­na del vi­rus que con­for­ma más del 50 por cien­to de su ma­sa”.

Mien­tras los es­tu­dios rea­li­za­dos has­ta es­te mo­men­to se cen­tra­ban en “ata­car” la par­te externa del vi­rus, los in­ves­ti­ga­do­res del INTA pu­die­ron com­pro­bar que, de al- gu­na ma­ne­ra, es­tos an­ti­cuer­pos ata­ca­ban “su co­ra­zón”. Al ata­car la par­te in­ter­na, tan­to ani­ma­les co­mo hu­ma­nos que­dan pro­te­gi­dos con­tra la dia­rrea cau­sa­da por los Ro­ta­vi­rus del gru­po A.

“Aún no sa­be­mos có­mo fun­cio­na ese me­ca­nis­mo de ata­que pe­ro es­pe­cu­la­mos que por los ori­fi­cios que hay dis­po­ni­bles en el vi­rus, el an­ti­cuer­po se me­te. En­ton­ces no im­por­ta qué di­fe­ren­cia ha­ya en la su­per­fi­cie”, sos­tie­nen y coin­ci­den Ga­rai­coe­chea y Pa­rre­ño.

Pe­ro su pe­que­ñez y ca­pa­ci­dad de es­ca­bu­llir­se no es la úni­ca ca­rac­te­rís­ti­ca ex­tra­or­di­na­ria de los VHH: en ge­ne­ral, cuan­do las mo­lé­cu­las son ex­pues­tas a al­tas tem­pe­ra­tu­ras o a cam­bios en el pH, sue­len des­na­tu­ra­li­zar­se (o cam­biar su es­truc­tu­ra). Pe­ro los VHH no: es­tas mo­lé­cu­las pue­den in­gre­sar en un am­bien­te muy áci­do (co­mo el del es­tó­ma­go) y cuan- do lle­gan al in­tes­tino, que po­see un pH le­ve­men­te al­ca­lino, se ar­man nue­va­men­te y man­tie­nen sus pro­pie­da­des fun­cio­na­les. Y co­mo si éso fue­ra po­co, tam­bién re­sis­ten al­tas tem­pe­ra­tu­ras co­mo las uti­li­za­das du­ran­te la pas­teu­ri­za­ción.

En el mun­do, 1,5 mi­llón de ni­ños mue­ren ca­da año por dia­rrea

“Es­to quie­re de­cir que si lo­gra­mos desa­rro­llar una va­ca trans­gé­ni­ca que en su le­che ex­pre­se es­tos na­noan­ti­cuer­pos, po­dría­mos pas­teu­ri­zar esa le­che y dár­se­la a un be­bé pa­ra pro­te­ger­lo, por ejem­plo, con­tra la dia­rrea por Ro­ta­vi­rus”, ade­lan­tan las in­ves­ti­ga­do­ras.

MAR­CE­LO GENLOTE

¿So­lo un tam­bo?. “Po­dría­mos pas­teu­ri­zar la nue­va le­che y dár­se­la a un be­bé pa­ra pro­te­ger­lo”, di­cen las in­ves­ti­ga­do­ras.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.