El ries­go: abu­so de la so­ja

Clarin - Rural - - LOS TEMAS DE LA SEMANA - Héc­tor A. Huer­go hhuer­go@cla­rin.com

Es una bue­na no­ti­cia que la so­ja es­té su­bien­do, ubi­cán­do­se ya un 20% por en­ci­ma de los pre­cios del año pa­sa­do. Tam­bién lo es el in­te­rés que ha des­per­ta­do el te­ma en los ana­lis­tas eco­nó­mi­cos de ma­yor re­nom­bre, que si­guen aten­ta­men­te los pro­nós­ti­cos me­teo­ro­ló­gi­cos y los ma­pas de llu­vias. Sa­ben que la evo­lu­ción ma­cro­eco­nó­mi­ca de­pen­de más de la so­ja que de las mis­mí­si­mas ba­rra­ba­sa­das de la con­duc­ción ofi­cial.

El fe­nó­meno no es que hay vien­to de co­la. A dó­la­res cons­tan­tes, los pre­cios son los de los años 70. Lo que su­ce­de es que han cam­bia­do la tec­no­lo­gía y la in­fra­es­truc­tu­ra, y en­ton­ces la so­ja ar­gen­ti­na es mu­cho más com­pe­ti- ti­va. Vea­mos lo que su­ce­de en la es­ce­na glo­bal.

La Ar­gen­ti­na es vis­ta en el mun­do co­mo el país más crea­ti­vo en la ma­te­ria. Aquí se ob­tie­nen los ré­cords mun­dia­les de ren­di­mien­to, gra­cias a la com­bi­na­ción de ge­né­ti­ca, ma­ne­jo, apro­ve­cha­mien­to del agua. Y, ade­más, na­die usa me­nos com­bus­ti­ble y fer­ti­li­zan­te por to­ne­la­da de so­ja pro­du­ci­da que es­tas pam­pas, don­de es­tá ge­ne­ra­li­za­da la siem­bra di­rec­ta, el uso de ino­cu­lan­tes que fi­jan el ni­tró­geno del ai­re, y la lo­gís­ti­ca de co­se­cha gra­cias al em­bol­sa­do en ori­gen y des­tino. Y a par­tir de allí, el im­po­nen­te pro­ce­so co­rrien­te aba­jo, con las plan­tas de crus­hing de ma­yor es­ca­la y tec­no­lo­gía del mun­do, don­de se se­pa­ra el acei­te de la ha­ri­na pro­tei­ca. Ar­gen­ti­na li­de­ra el mer­ca­do mun­dial de am­bos. Y eso a pe­sar de que aho­ra la mi­tad del acei­te se des­ti­na a bio­die­sel, la eta­pa su­pe­rior de la so­ja.

To­do es­to se va a ex­hi­bir den­tro de quin­ce días, cuan­do el In­ter­na­tio­nal Con­ven­tion Cen­ter de la ciu­dad de Dur­ban, en Sudáfrica, re­uni­rá a lo lar­go de seis días a los más re­co­no­ci­dos ex­per­tos in­ter­na­cio­na­les de la so­ja. Nues­tro país ten­drá una im­por­tan­te par­ti­ci­pa­ción, con pre­si­den­tes y re­pre­sen­tan­tes de las Bol­sas y en­ti­da­des so­cias de AC­SO­JA, INTA, Uni­ver­si­da­des, la Es­ta­ción Obis­po

La úni­ca ame­na­za pa­ra la so­ja es abu­sar de ella. Y es un ries­go in­mi­nen­te

Co­lom­bres y em­pre­sas del sec­tor. Ha­brá un pa­be­llón ins­ti­tu­cio­nal, que se an­ti­ci­pa se­rá uno de los stands de ma­yor ta­ma­ño de la fe­ria. El pa­be­llón es coor­di­na­do por Proargex- Pro­yec­to Ar­gen­ti­na Ex­por­ta y AC­SO­JA.

El Dr. Da­niel Plo­per, di­rec­tor de la Es­ta­ción Obis­po Co­lom­bres de Tucumán (un or­ga­nis­mo pú­bli­co de tec­no­lo­gía, que fun­cio­na ba­jo con­duc­ción del sec­tor pri­va­do), es des­de el 2009 Pre­si­den­te del Co­mi­té de Con­ti­nua­ción de la Con­fe­ren­cia. Es la pri­me­ra vez que Ar­gen­ti­na con­si­gue la ti­tu­la­ri­dad del ór­gano de con­duc­ción del con­gre­so más im­por­tan­te de la so­ja a es­ca­la glo­bal. Su­ma­do a ello, in­ves­ti­ga­do­res y es­pe­cia­lis­tas lo­ca­les tam­bién mos­tra­rán sus no­ve­da­des al mun­do. Por ejem­plo, Ni­de­ra ya an­ti­ci­pó que lan­za­rá seis nue­vas va­rie­da­des es­pe­cí­fi­cas pa­ra el mer­ca­do sud­afri­cano, desa­rro­lla­das en la Ar­gen­ti­na. Bue­na par­te de la ge­né­ti­ca que se uti­li­za en el con­ti­nen­te afri­cano es de ori­gen ar­gen­tino.

Otras com­pa­ñías, co­mo Ri­zo­bac­ter, cuen­tan con ope­ra­cio­nes pro­pias en va­rios paí­ses de Afri­ca. Hay gru­pos ar­gen­ti­nos sem­bran­do, es ya un gran mer­ca­do pa­ra si­lo­bol­sas, y hay mu­chas em­pre­sas de ma­qui­na­ria que han lo­gra­do pe­ne­trar, des­de sem­bra­do­ras a pul­ve­ri­za­do­ras au­to­mo­tri­ces, ca­rros au­to­des­car­ga­bles, em­bol­sa­do­ras y ex­trac­to­res de gra­nos.

Lo pa­ra­dó­ji­co es que el tout so­ja de la Ar­gen­ti­na de­be­rá sa­car sus pa­sa­jes al cam­bio ofi­cial de al­re­de­dor de 5 pe­sos por dó­lar, pa­gan­do con so­ja que re­ci­be un dó­lar de 3,20. Y pa­ra los gas­tos, da­da la di­fi­cul­tad pa­ra lo­grar que la Afip au­to­ri­ce la com­pra de di­vi­sas, ha­brá que ape­lar a la ca­ja de zapatos, don­de los dó­la­res va­len 8 pe­sos. A na­die en el mun­do, via­jar al con­gre­so de Dur­ban le cos­ta­rá tan­tos ki­los de so­ja co­mo a los ar­gen­ti­nos.

En los úl­ti­mos años, se ha in­ten­ta­do vin­cu­lar a la so­ja con la fal­ta de sus­ten­ta­bi­li­dad. No hay ar­gu­men­to téc­ni­co ni co­mer­cial que pue­da jus­ti­fi­car su de­mo­ni­za­ción. El úni­co ries­go, la úni­ca ame­na­za a la sus­ten­ta­bi­li­dad de la so­ja, es abu­sar de ella. Y es un ries­go in­mi­nen­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.