Ju­gan­do en el mun­dial de la so­ja

Ri­zo­bac­ter ar­mó en Sudáfrica una mo­vi­da fuer­te pa­ra di­fun­dir la tec­no­lo­gía ar­gen­ti­na en el con­ti­nen­te.

Clarin - Rural - - EXPORTACIÓN DE CONOCIMIENTO - Héc­tor A. Huer­go hhuer­go@cla­rin.com

Nos sor­pren­dió el año pa­sa­do con una car­pa en el le­gen­da­rio Farm Pro­gress Show. La se­ma­na pa­sa­da nos vol­vió a im­pac­tar, aho­ra con un stand en Dur­ban, Sudáfrica, en el mar­co del Con­gre­so Mun­dial de So­ja. Sí, son los de Ri­zo­bac­ter Ar­gen­ti­na, que pa­re­cen de­ci­di­dos a ata­car el mun­do con su in­tere­san­te pa­le­ta de pro­duc­tos.

“Nues­tra de­ci­sión es­tra­té­gi­ca es ir a cual­quier lu­gar del mun­do don­de ha­ya so­ja o pers­pec­ti­vas pa­ra su de­sa­rro­llo”, ex­pli­ca Ricardo Yapur, pre­si­den­te de la em­pre­sa que, des­de Per­ga­mino, ya tie­ne fi­lia­les en dos paí­ses (Uru­guay y Bra­sil) y dis­tri­bui­do­res en Es­ta­dos Uni­dos y otros paí­ses. En­tre ellos Sudáfrica, des­de don­de la em­pre­sa MBFi atien­de a los paí­ses ve­ci­nos: Bots­wa­na, Mo­zam­bi­que, Kim­ba­we. Pe­ro ya están tam­bién lan­za­dos en otros paí­ses afri­ca­nos, co­mo Ke­nia, mien­tras están en pro­ce­so de re­gis­tro de sus pro­duc­tos en Ni­ge­ria.

La in­cur­sión en Afri­ca es par­te de la es­tra­te­gia de ex­pan­sión en el mer­ca­do in­ter­na­cio­nal.

“Te­ne­mos el ob­je­ti­vo de lo­grar a cor­to pla­zo que el 30% de nues­tra fac­tu­ra­ción pro­ven­ga de ex­por­ta­cio­nes”, sos­tie­ne Yapur. Ya lle­ga­ron a la mi­tad de la me­ta: con ven­tas por 80 mi­llo­nes de dó­la­res, ex­por­tan por 12.

En Dur­ban, Ri­zo­bac­ter pu­so to­da la car­ne en el asa­dor. Acom­pa­ña­ban a Yapur otros seis fun­cio­na­rios de má­xi­mo ni­vel de la em­pre­sa, de las áreas téc­ni­cas, de mar­ke­ting y ven­tas. Des­pués de una se­ma­na de re­co­rri­da por es­ta­ble­ci­mien­tos y char­las con pro­duc­to­res, eva­luan­do en­sa­yos de sus ino­cu­lan­tes y coad­yu­van­tes, se die­ron el lu­jo de rea­li­zar una Con­gre­so Cien­tí­fi­co pa­ra­le­lo al mun­dial de so­ja, pa­ra los dis­tri­bui­do­res y prin­ci­pa­les clien­tes de MBFi. Allí, el in­ge­nie­ro agró­no­mo Gus­ta­vo Gon­zá­lez An­ta, di­rec­tor de in­ves­ti­ga­ción y de­sa­rro­llo de la em­pre­sa, se ex­pla­yó so­bre las ca­rac­te­rís­ti­cas de los ino­cu­lan­tes mi­cro­bia­nos, los me­ca­nis­mos de ac­ción, las con­di­cio­nes edá­fi­cas y có­mo ajus­tar la téc­ni­ca pa­ra las con­di­cio­nes lo­ca­les.

“En la re­co­rri­da en­con­tra­mos de to­do, pe­ro que­da­mos muy sa­tis­fe­chos por­que con­se­gui­mos ex­ce­len­tes ni­ve­les de no­du­la­ción”, di­jo Gon­zá­lez An­ta, ex­hi­bien­do las plan­tas co­lec­ta­das en la re­co­rri­da. La ino­cu­la­ción con ce­pas del gé­ne­ro Rhi­zo­bium, re­cor­de­mos, per­mi­te la fi­ja­ción sim­bió­ti­ca de ni­tró­geno en las le­gu­mi­no­sas co­mo la so­ja, ase­gu­ran­do la nu­tri­ción de los cul­ti­vos.

La tec­no­lo­gía es­tá am­plia­men­te di­fun­di­da en la Ar­gen­ti­na, pe­ro no es una prác­ti­ca ha­bi­tual en otros paí­ses. En nues­tro país no sólo se han se­lec­cio­na­do ce­pas de al­ta ca­pa­ci­dad de fi­ja­ción de ni­tró­geno, sino que se ha per­fec­cio­na­do el me­ca­nis­mo de ac­ción a tra­vés de pro­mo­to­res bio­ló­gi­cos.

Los sud­afri­ca­nos están ha­cien­do sus “pi­ni­nos” en es­to de la so­ja. Em­pe­za­ron ha­ce po­co, im­pul­sa­van­tes dos por el fuer­te in­te­rés que des­pier­ta la siem­bra de es­te cul­ti­vo.

En to­do el con­ti­nen­te ne­gro el prin­ci­pal ob­je­ti­vo es me­jo­rar el perfil de la die­ta hu­ma­na, ele­van­do el con­te­ni­do de pro­teí­nas.

Están con­ven­ci­dos de que la olea­gi­no­sa es el ca­mino pa­ra lo­grar­lo.

Sudáfrica es­tá ha­cien­do pun­ta, con una su­per­fi­cie cul­ti­va­da de 500.000 hec­tá­reas, que rá­pi­da­men­te pue­de ex­pan­dir­se a las dos mi­llo­nes.

Ade­más del pro­duc­to ban­de­ra, que es el ino­cu­lan­te, Ri­zo­bac­ter tam­bién lle­vó su ga­ma de coad­yu-

El plan va más allá de Sudáfrica. Ke­nia, Bots­wa­na y otros, están en la mi­ra

pa­ra las apli­ca­cio­nes de agro­quí­mi­cos. En es­te ca­so, quien ex­pli­có su uti­li­dad fue el in­ge­nie­ro Ale­jan­dro Leh­mann, un ex­per­to que su­po ser con­tra­tis­ta de pul­ve­ri­za­ción.

Plan­teó la uti­li­dad del uso de an­ti­eva­po­ran­tes y ten­soac­ti­vos pa­ra ase­gu­rar la efi­ca­cia de los tra­ta­mien­tos, en el am­bien­te cá­li­do y se­co que ca­rac­te­ri­za a las sa­ba­nas aho­ra so­je­ras.

“Se pue­de”, es la síntesis sen­ci­lla de Ricardo Yapur so­bre la aven­tu­ra de abrir mer­ca­dos tan re­mo­tos y ex­tra­ños. “No es sen­ci­llo…, pe­ro se pue­de”, re­ma­ta a mo­do de men­sa­je.

De vi­si­tan­tes. Ricardo Yapur, ti­tu­lar de Ri­zo­bac­ter (se­gun­do des­de la der.), con ar­gen­ti­nos y sud­afri­ca­nos, en Dur­ban.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.