En Cha­ca­bu­co, sa­có 6.000 ki­los de so­ja

Jo­sé Luis Apri­le sa­có 6.000 ki­los pro­me­dio en 65 hec­tá­reas que tie­nen un ma­ne­jo muy par­ti­cu­lar. Los de­ta­lles de un gran rin­de, en Cha­ca­bu­co.

Clarin - Rural - - TAPA - Pa­blo Lo­sa­da plo­sa­da@cla­rin.com

Jo­sé Luis Apri­le cuen­ta có­mo lo­gró ese éxi­to.

No ca­ben du­das: a par­tir de to­da tec­no­lo­gía desa­rro­lla­da en la so­ja, la olea­gi­no­sa si­gue su­man­do po­ten­cial de ren­di­mien­to. Sin em­bar­go, no siem­pre hay opor­tu­ni­dad de evi­den­ciar­lo a cam­po. Pe­ro es­ta vez, sí.

A par­tir de su ex­pe­rien­cia par­ti­cu­lar, Jo­sé Luis Apri­le, pro­duc­tor bo­nae­ren­se de la lo­ca­li­dad de Cha­ca­bu­co, pue­de de­cir que es­ta cam­pa­ña fue pro­ta­go­nis­ta de esa reali­dad.

“La Li­ber­tad”, su cam­po de 260 hec­tá­reas, es una fá­bri­ca de se­mi­llas. Allí, el pro­duc­tor, jun­to con su her­mano, mul­ti­pli­ca se­mi­llas de maíz y sor­go pa­ra Mon­san­to y de so­ja pa­ra Don­Ma­rio. A su vez, siem­bra más su­per­fi­cie en la zo­na, con un so­cio.

En es­ta cam­pa­ña, los Apri­le se lle­va­ron una gra­ta sor­pre­sa cuan­do co­se­cha­ron la su­per­fi­cie de so­ja: lo­gra­ron un ren­di­mien­to pro­me­dio de 60 qq/ha, en 65 hec­tá­reas. Por eso, Jo­sé Luis dia­lo­gó con Cla­rín Ru­ral y ex­pli­có al­gu­nas cla­ves de ese éxi­to.

Con­si­de­ran­do el ob­je­ti­vo de lo­grar al­tos ren­di­mien­tos cuan­do se pro­du­ce pa­ra se­mi­lla, los Apri­le tie­nen en el cam­po dos pi­vots de rie­go que usan pa­ra el maíz. La su­per­fi­cie re­ga­da su­ma, jus­ta­men­te, unas 65 hec­tá­reas, que lue­go del ce­real pa­san a sem­brar­se con so­ja de pri­me­ra, aun­que és­ta no re­ci­be apor­te ex­tra del agua de aque­llos equi­pos..

Pe­ro, ha­blan­do de és­to, Jo­sé Luis apor­ta, ca­si sin que­rer­lo, el pri­mer dato cla­ve: la so­ja so­bre maíz ga­na un gran po­ten­cial.

El pro­duc­tor de­ta­lló, ade­más, que la olea­gi­no­sa se siem­bra es­tra­té­gi­ca­men­te en el “co­ra­zón” del lo­te del ce­real; es de­cir, en la su­per­fi­cie por la que pa­só el pi­vot pa­ra re­gar el maíz, mien­tras que en las es­qui­nas no al­can­za­das por el agua se com­ple­ta con sor­go.

Apri­le de­jó bien en cla­ro su cri­te­rio de ma­ne­jo pa­ra la olea­gi­no­sa.

“El éxi­to de una bue­na so­ja es un buen arran­que”, con­si­de­ró. Y aña­dió que, te­nien­do en cuen­ta que el maíz pa­ra se­mi­lla es un cul­ti­vo de ba­jo por­te, que ter­mi­na su ci­clo an­tes que uno con­ven­cio­nal, per­mi­te que en esos lo­tes ha­ya al­ta pre­sión de ma­le­zas.

Ex­pli­có que la al­ta in­fes­ta­ción se de­be a la ma­yor dis­po­ni­bi­li­dad de luz y agua, con lo cual, pa­ra el ma­ne­jo de las ma­le­zas, ha­ce una pa­sa­da de dis­co a me­dia­dos de año, ya que con al­tas do­sis de her­bi­ci­das no se lo­gra un con­trol efi­cien­te. Lue­go de la la­bran­za, y has­ta la siem­bra del cul­ti­vo, man­tie­ne lim­pio el lo­te con agro­quí­mi­cos.

Con la pre­mi­sa de lo­grar un buen stand de plan­tas, Apri­le, que se de­fi­ne co­mo un pro­duc­tor muy in­tere­sa­do por las nue­vas tec­no­lo­gías, eli­gió ha­cer un tra­ta­mien­to pro­fe­sio­nal de se­mi­llas pa­ra la so­ja.

De­ta­lló que, así, pue­de te­ner una me­nor den­si­dad de siem­bra: pa­só de 15/16 por me­tro li­neal a 11/12 se­mi­llas, dis­tan­cia­das a 35 cen­tí­me­tros en­tre lí­neas.

De es­ta for­ma, y apun­ta­lán­do­se en es­tas es­tra­te­gias ini­cia­les, el pro­duc­tor sem­bró una va­rie­dad de ci­clo 3.8 ha­cia fi­na­les de oc­tu­bre, en fe­cha óp­ti­ma y con un lo­te lim­pio de ma­le­zas. Has­ta fin de año “las llu­vias de pri­ma­ve­ra acom­pa­ña­ron y, a par­tir de ahí, no llo­vió por un mes, pe­ro el cul­ti­vo ya se ha­bía he­cho”, re­cor­dó. Lue­go lle­gó la tri­lla, a fi­na­les de mar­zo, y la con­fir­ma­ción de la al­ta pro­duc­ción.

Otro pun­to cla­ve de es­te ren­di­mien­to pro­me­dio es­tá en la fer­ti­li­za­ción de pun­ta que re­ci­be el maíz y que en par­te que­da dis­po­ni­ble pa­ra la so­ja. El maíz pa­ra se­mi­lla se fer­ti­li­za con 120 ki­los de fos­fa­to dia­mó­ni­co en la im­plan­ta­ción, más dos apli­ca­cio­nes de Sol­mix de 200 li­tros por hec­tá­rea to­ta­les, una en­tre la cuar­ta y sex­ta ho­ja ex­pan­di­da y, la otra, en la oc­ta­va.

La ex­pe­rien­cia de Apri­le de­mues­tra que hay po­ten­cial pa­ra se­guir cre­cien­do en el ren­di­mien­to de la so­ja. Des­de Cha­ca­bu­co, que­dó de­mos­tra­do.

FA­BIAN GASTIARENA

Un cho­rro. La tri­lla con­fir­mó lo que se es­pe­ra­ba. La fe­cha de siem­bra fue óp­ti­ma y el lo­te es­ta­ba lim­pio de ma­le­zas.

Cuen­tas. Apri­le (sen­ta­do) y un so­cio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.