¿Re­quiem pa­ra el bio­die­sel?

Clarin - Rural - - LOS TEMAS DE LA SEMANA - Héc­tor A. Huer­go hhuer­go@cla­rin.com

El bio­die­sel, la fa­se superior de la so­ja, ago­ni­za. La úni­ca po­lí­ti­ca de al­gu­na ma­ne­ra “pro agro” que ha­bía im­pul­sa­do el go­bierno en los úl­ti­mos años, es­tá su­frien­do un se­ve­ro ja­que. En el peor mo­men­to. Pa­ra la so­ja y pa­ra el país.

La no­ti­cia es que el go­bierno, apre­mia­do por el desas­tre de la re­fi­ne­ría de YPF, de­ci­dió au­men­tar el cor­te de bio­die­sel en el ga­soil a razón del 1% por mes, pa­san­do del actual 7% has­ta lle­gar al 10% en ju­nio. Es­to es bueno, por­que re­vier­te la ten­den­cia de los úl­ti­mos me­ses. Pe­ro la reali­dad es que se tra­ta de un sim­ple ma­no­ta­zo de aho­ga­do, con­se­cuen­cia del des­ca­la­bro de la re­fi­ne­ría de YPF de En­se­na­da tras el trá­gi­co del mes pa­sa­do. Y se­gún tras­cen­dió, es ab­so­lu­ta­men­te co­yun­tu­ral. Ni bien re­cu­pe­re su mar­cha la des­ti­le­ría de YPF, o lle­gue el ga­soil im­por­ta­do de apu­ro por la pe­tro­le­ra es­ta­tal, vol­ve­ría a re­du­cir­se el cor­te.

Tras­cen­dió que tres áreas del go­bierno K ya le fir­ma­ron el ac­ta de de­fun­ción: el mi­nis­te­rio de Eco­no­mía, el mi­nis­te­rio de In­dus­tria y el se­cre­ta­rio de Co­mer­cio. Ha­bría una lí­nea de re­sis­ten­cia en el área de Ener­gía y de Agri­cul­tu­ra, pe­ro sus es­fuer­zos su­cum­ben an­te el em­ba­te con­jun­to de Ki­ci­llof, De­bo­rah Gior­gi y Guillermo Mo­reno.

Hay que re­co­no­cer tam­bién co­mo un pun­to a fa­vor las ges­tio­nes de Can­ci­lle­ría, cu­yos fun­cio­na­rios de ca­rre­ra es­tán dan­do ba­ta­lla con­tra el pro­tec­cio­nis­mo de la Unión Eu­ro­pea, em­pe­ña­do en tra­bar el in­gre­so de bio­die­sel ex­tra zo­na (Ar­gen­ti­na e In­do­ne­sia son los prin­ci­pa­les afec­ta­dos).

En los úl­ti­mos vein­te años, re­cuer­do so­lo dos me­di­das a fa­vor de la ex­pan­sión agrí­co­la, con su aban­de­ra­da la so­ja. La pri­me­ra fue la li­be­ra­ción al mer­ca­do de la tec­no­lo­gía RR, en 1996. Fue el pun­to de par­ti­da de la gran ex­pan­sión. La se­gun­da, la san­ción de la ley 26093 de bio­com­bus­ti­bles, en abril de 2006. Es la que es­ta­ble­ció el cor­te obli­ga­to­rio de bio­alu­vión

El bio­die­sel es la fa­se superior de la so­ja, pe­ro es­tá ago­ni­zan­do

die­sel con el ga­soil. Lle­gó en un mo­men­to en el que se per­ci­bían pro­ble­mas de mer­ca­do pa­ra la co­lo­ca­ción del enor­me vo­lu­men de acei­te ge­ne­ra­do por la mo­lien­da de so­ja. La in­dus­tria del crus­hing se ha­bía ex­pan­di­do pa­ri pas­su con el cre­ci­mien­to de la pro­duc­ción, gra­cias a la gran de­man­da de ha- ri­nas pro­tei­cas.

La Ar­gen­ti­na se con­vir­tió en po­co tiem­po en el prin­ci­pal ex­por­ta­dor mun­dial de es­te pro­duc­to, lla­ve maes­tra de la pro­duc­ción de pro­teí­nas ani­ma­les a ni­vel mun­dial. La tran­si­ción die­té­ti­ca de gran­des con­tin­gen­tes hu­ma­nos que sa­lían de la po­bre­za ase­gu­ra­ba y ase­gu­ra una flui­da co­lo­ca­ción de los pe­llets de so­ja. Pe­ro el co­pro­duc­to, el acei­te, se to­pa­ba con la com­pe­ten­cia de otros acei­tes, co­mo el de pal­ma, y el pro­tec­cio­nis­mo de Chi­na, el prin­ci­pal clien­te.

La gran al­ter­na­ti­va fue con­ver­tir­lo en bio­die­sel. Las em­pre­sas de crus­hing vie­ron en es­te pro­duc­to no so­lo una al­ter­na­ti­va pa­ra es­ca­lar en la ca­de­na de va­lor agre­ga­do, sino una for­ma de qui­tar acei­te de so­ja del mer­ca­do mun­dial. Con in­ver­sio­nes por más de mil mi­llo­nes de dó­la­res, hoy hay 25 gran­des plan­tas que con­vir­tie­ron a la Ar­gen­ti­na en el prin­ci­pal ex­por­ta­dor de bio­die­sel. Es­to tu­vo im­pac­to en las cuen­tas na­cio­na­les, por­que se lo­gró sos­te­ner el pre­cio de un pro­duc­to im­por­tan­te en la pa­le­ta exportadora co­mo el acei­te cru­do. En el cor­to pla­zo, la de­man­da de acei­te es muy elás­ti­ca: pe­que­ños ex­ce­den­tes pro­du­cen gran­des caí­das de pre­cio.

El au­men­to del cor­te en el mer­ca­do in­terno per­mi­te sus­ti­tuir im­por­ta­cio­nes de ga­soil, y ade­más sos­te­ner un desa­rro­llo que lle­va al país por el sen­de­ro de la oleo­quí­mi­ca. Ar­gen­ti­na do­mi­na hoy el mer­ca­do mun­dial de gli­ce­ri­na ve­ge­tal, una ma­ra­vi­llo­sa mo­lé­cu­la hoy más de­man­da­da que la de ori­gen pe­tro­quí­mi­co. En el mun­do, la so­ja ar­gen­ti­na es­tá pre­sen­te an­tes del desa­yuno: la gli­ce­ri­na es la ba­se del den­tí­fri­co de ma­yor ven­ta.

Pe­ro hay fun­cio­na­rios a los que “les pa­re­ce” que es­ta es una in­dus­tria que no va­le la pe­na. Erro­res de esos que se pa­gan. t

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.