Una op­ción pa­ra pa­sar el in­vierno

El tri­ti­ca­le se siem­bra co­mo puen­te ver­de du­ran­te esa es­ta­ción. Aquí, las ba­ses pa­ra su ma­ne­jo efi­cien­te.

Clarin - Rural - - LA NUEVA CAMPAÑA - AA­PRE­SID Es­pe­cial pa­ra Cla­rín Ru­ral

La siem­bra de cul­ti­vos de co­ber­tu­ra in­ver­na­les es una que to­man mu­chos pro­duc­to­res pa­ra re­es­ta­ble­cer al­gu­nas pro­pie­da­des fí­si­cas y quí­mi­cas de los sue­los.

Es­tos puen­tes ver­des, co­mo tam­bién se los lla­ma, son es­ta­ble­ci­dos en­tre dos cul­ti­vos es­ti­va­les, no son pas­to­rea­dos, la ma­te­ria se­ca que acu­mu­lan lue­go que­da en su­per­fi­cie, pro­te­gien­do el sue­lo y li­be­ran­do nu­trien­tes co­mo re­sul­ta­do de pro­ce­sos de de­gra­da­ción de la bio­ma­sa aérea y ra­di­cu­lar.

Tam­bién por me­dio de es­ta es­tra­te­gia pro­duc­ti­va hay una dis­mi­nu­ción de las pér­di­das de agua por eva­po­ra­ción, co­mo así tam­bién un me­jor con­trol en el ma­ne­jo de ma­le­zas, re­du­cien­do así el número de apli­ca­cio­nes de gli­fo­sa­to.

Una op­ción in­tere­san­te pa­ra sem­brar en la re­gión pam­pea­na, se­gún un in­for­me de INTA Man­fre­di, es el tri­ti­ca­le. Es­te ce­real hí­bri­do, cru­za­mien­to en­tre tri­go y cen­teno, es ap­to pa­ra ser uti­li­za­do co­mo puen­te ver­de y, de­bi­do a la efi­cien­cia en el uso del agua y la ra­dia­ción, per­mi­te ade­cua­das pro­duc­cio­nes de ma­te­ria se­ca.

Sin em­bar­go, pa­ra con­se­guir una bue­na pro­duc­ción hay que con­si­de­rar al­gu­nas prác­ti­cas de ma­ne­jo cla­ve, co­mo la fe­cha de siem­bra, la den­si­dad de siem­bra y la fer­ti­li­za­ción.

Así, las siem­bras en fe­chas tem­pra­nas per­mi­ten un ma­yor apro­ve­cha­mien­to de los ex­ce­den­tes de agua que no ab­sor­bie­ron los cul­ti­vos es­ti­va­les, co­mo tam­bién un ma­yor apro­ve­cha­mien­to de tem­pe­ra­tu­ras be­nig­nas de co­mien­zos de oto­ño.

Por otra par­te, la den­si­dad de siem­bra ade­cua­da va­ría en­tre 150 a 250 plan­tas por me­tro cua­dra­do, de­ta­lla el in­for­me y agre­ga que, por ejem­plo, en el sud­es­te cor­do­bés, no hay di­fe­ren­cias sig­ni­fi­ca-de­ci­sión ti­vas en la pro­duc­ción de ma­te­ria se­ca en­tre es­tas den­si­da­des.

En lo que ha­ce a la nu­tri­ción del cul­ti­vo, es­te pro­du­ce in­cre­men­tos im­por­tan­tes en su pro­duc­ción de ma­te­ria se­ca si se lo fer­ti­li­za. Tam­bién en la re­gión del sud­es­te cor­do­bés, en aque­llos años con ade­cua­do per­fil de hu­me­dad y apli­ca­cio­nes de 100 ki­los de ni­tró­geno, en for­ma de urea, se al­can­za­ron pro­duc­cio­nes de ca­si 16.000 kg/ha. En cam­bio, en años con me­no­res con­te­ni­dos de hu­me­dad a la siem­bra, se lo­gra­ron pro­duc­ti­vi­da­des me­no­res de 5.500 ki­los.

Un as­pec­to cen­tral a con­si­de­rar en el ma­ne­jo de es­tos cul­ti­vos es la fe­cha de se­ca­do. El mo­men­to de­be ajus­tar­se a dos cri­te­rios: por un la­do, lo­grar una acu­mu­la­ción de bio­ma­sa ver­de que ga­ran­ti­ce lue­go una bue­na co­ber­tu­ra del sue­lo y apor­te de car­bono.

Ade­más, hay que ajus­tar el ma­ne­jo a la con­di­ción zo­nal de las pre­ci­pi­ta­cio­nes en ca­da re­gión en par­ti­cu­lar. Así, se ase­gu­ra que la re­car­ga del per­fil con las llu­vias de pri­ma­ve­ra que­de dis­po­ni­ble pa­ra los cul­ti­vos de ve­rano, y no lo ab­sor­ba el cul­ti­vo de co­ber­tu­ra an­tes del se­ca­do. t

El mo­men­to. La an­te­sis es la eta­pa ade­cua­da pa­ra ha­cer el ro­la­do del cul­ti­vo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.