En in­vierno, el sor­go es un lin­do gui­si­to

Pa­ra el INTA, di­fe­rir el apro­ve­cha­mien­to del cul­ti­vo pa­ra esa es­ta­ción es una útil re­ce­ta fo­rra­je­ra pa­ra ro­deos de cría en ple­na cuen­ca del Sa­la­do.

Clarin - Rural - - PRODUCCIÓN DE CARNE - INTA Cla­rín Ru­ral

En los úl­ti­mos años la cuen­ca del Sa­la­do, la re­gión de cría más im­por­tan­te del país, re­gis­tró un in­cre­men­to de la car­ga animal y un im­por­tan­te avan­ce de la agri­cul­tu­ra, prin­ci­pal­men­te en las lo­mas, am­bien­tes que pre­sen­tan su ma­yor pro­duc­ti­vi­dad du­ran­te el pe­río­do in­ver­nal. Es­to pro­fun­di­zó el ba­che tra­di­cio­nal de fo­rra­je que se pro­du­ce du­ran­te es­ta es­ta­ción del año, re­per­cu­tien­do ne­ga­ti­va­men­te en el es­ta­do cor­po­ral del ro­deo de cría al ini­cio del ser­vi­cio y, con­se­cuen­te­men­te, en los ín­di­ces de pre­ñez.

Con el fin de lo­grar un me­jor ba­lan­ce de la ofer­ta fo­rra­je­ra a lo lar­go del año y po­der man­te­ner los ín­di­ces pro­duc­ti­vos en ni­ve­les acep­ta­bles, una op­ción es di­fe­rir los ex­ce­den­tes de pri­ma­ve­ra-ve­rano ha­cia el in­vierno, ya sea en pie o en for­ma de he­nos, he­no­la­jes o si­la­jes.

En es­ta­ble­ci­mien­tos de cría de ba­jo ni­vel tec­no­ló­gi­co, la prác­ti­ca de di­fe­ri­mien­to en pie sue­le re­sul­tar más atra­yen­te que la he­ni­fi­ca­ción o el en­si­la­je, por su ba­jo cos­to y su gran prac­ti­ci­dad de uti­li­za­ción. Es­ta téc­ni­ca se fun­da­men­ta en la ca­pa­ci­dad de la va­ca de cría en ges­ta­ción de to­le­rar una res­tric­ción ali­men­ta­ria du­ran­te el in­vierno, ya que sus re­que­ri­mien­tos son mí­ni­mos y pue­den ser cu­bier­tos con un fo­rra­je de me­dia­na ca­li­dad. Su éxi­to ra­di­ca no so­la­men­te en pro­du­cir una ele­va­da can­ti­dad de ra­cio­nes por hec­tá­rea, sino tam­bién en apro­ve­char­las de ma­ne­ra efi­cien­te sin que la ha­cien­da pierda es­ta­do.

En­tre los fo­rra­jes po­si­bles de di­fe­rir apa­re­ce co­mo in­tere­san­te el sor­go, por su ele­va­do ni­vel de pro­duc­ti­vi­dad por hec­tá­rea. Es­ta es­pe­cie pre­sen­ta una al­ta efi­cien­cia de uso del agua y la ca­pa­ci­dad de in­gre­sar en es­ta­do de la­ten­cia du­ran­te pe­río­dos de se­quía pro­lon­ga­dos.

Ade­más, se adap­ta a sue­los de

Se pue­den lo­grar ren­di­mien­tos muy es­ta­bles, in­clu­so en am­bien­tes di­fí­ci­les

ba­ja fer­ti­li­dad, to­le­ran­do cier­tos ni­ve­les de al­ca­li­ni­dad, sa­li­ni­dad y dre­na­je de­fi­cien­te. Es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas le otor­gan una ma­yor es­ta­bi­li­dad de ren­di­mien­to en am­bien­tes mar­gi­na­les, en los que las con­di­cio­nes cli­má­ti­cas y edá­fi­cas son li­mi­tan­tes pa­ra otros cul­ti­vos de ve­rano.

Des­de el 2007, el INTA vie­ne desa­rro­llan­do dis­tin­tas ex­pe­rien­cias en cam­pos de pro­duc­to­res de la zo­na nor­te de la Cuen­ca del Sa­la­do, tra­ba­jan­do en as­pec­tos re­fe­ri­dos al com­por­ta­mien­to de di­fe­ren­tes hí­bri­dos, el ma­ne­jo del pas­to­reo y el se­gui­mien­to del es­ta­do cor­po­ral de los ro­deos.

En los úl­ti­mos tres años se han lo­gra­do pro­duc­cio­nes pro­me­dio de 9.000 Kg/MS/ha, y se al­can­za­ron ni­ve­les de apro­ve­cha­mien­tos del 75%, sin re­gis­trar caí­das en los es­ta­dos cor­po­ra­les de los ani­ma­les.

Con es­tos ni­ve­les de pro­duc­ción y apro­ve­cha­mien­to, el INTA es­ti­ma que una hec­tá­rea de sor­go pue­de ofre­cer al­re­de­dor de 600 ra­cio­nes, las cua­les per­mi­ten man­te­ner seis va­cas du­ran­te cien días.

A co­mer. La va­ca, fren­te a un lo­te de sor­go fo­rra­je­ro. Tam­bién pue­den di­fe­rir­se otros ma­te­ria­les, co­mo el gra­ní­fe­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.