La so­ja la rom­pe, pe­ro...

Mu­chos rin­des ré­cord que hu­bo es­te año se die­ron en cam­pos con una ro­ta­ción agrí­co­la sus­ten­ta­ble. Pe­ro no to­do es así. En Ro­sa­rio, un des­ta­ca­do gru­po de pro­duc­to­res y téc­ni­cos ana­li­zó qué ha­ce fal­ta, so­bre to­do en fer­ti­li­za­ción, pa­ra no hi­po­te­car el fu­tur

Clarin - Rural - - TAPA -

En la pro­duc­ción agrí­co­la, si la me­ta es al­can­zar la má­xi­dos ma pro­duc­ti­vi­dad y sos­te­ner­la en el tiem­po, es cla­ve afi­nar el ma­ne­jo nu­tri­cio­nal de los cul­ti­vos. Sin em­bar­go, en Ar­gen­ti­na, hay una deu­da im­por­tan­te en ma­te­ria de fer­ti­li­za­ción, lo cual agu­di­za el em­po­bre­ci­mien­to de los sue­los y li­mi­ta el lo­gro de ma­yo­res ren­di­mien­tos.

Una prue­ba de lo que se pue­de lo­grar la dan los 75 qq/ha de so­ja al­can­za­dos en un cam­po de San­ta Isa­bel, San­ta Fe, a tra­vés de una apli­ca­ción ba­lan­cea­da de nu­trien­tes y bue­nas prác­ti­cas agrí­co­las.

“El lo­te, de seis hec­tá­reas, ve­nía de más de diez años de siem­bra di­rec­ta, ro­ta­cio­nes y fer­ti­li­za­cio­nes, y te­nía na­pa”, de­ta­lló Mi­guel Box­ler, ase­sor del CREA Sur de San­ta Fe en diá­lo­go con Cla­rín Ru­ral.

El cul­ti­vo se sem­bró a fi­nes de oc­tu­bre, a 42 cen­tí­me­tros de dis­tan­cia en­tre hi­le­ras, con una den­si­dad de 300.000 plan­tas/ha, usan­do una va­rie­dad del gru­po de ma­du­rez III lar­go, pro­ve­nien­te de se­mi­lla de uso pro­pio e ino­cu­la­da. A la siem­bra fue fer­ti­li­za­do con 150 kg/ha de un com­pues­to in­te­gra­do con 18 ki­los de ni­tró­geno, 24 de fós­fo­ro, 15 de azu­fre y 1,5 de zinc. Lue­go, en R3, se hi­zo un re­fuer­zo fo­liar de 2 lt/ha de otro com­pues­to con 0,14 ki­los de ni­tró­geno, 0,2 de zinc, 0,1 de bo­ro y 0,5 de cal­cio. Ade­más, se hi­cie­ron apli­ca­cio­nes de fun­gi­ci­das y se man­tu­vo el cul­ti­vo li­bre de en­fer­me­da­des, ma­le­zas y pla­gas.

En esa zo­na, los cos­tos pa­ra una so­ja de 56 qq/ha fue­ron de $ 1.350, mien­tras que pa­ra la de 75 qq/ha fue­ron de $ 1.800. “Por los cos­tos, es una pro­pues­ta pa­ra ha­cer en cam­po pro­pio, ya que en cam­po arren­da­do los nú­me­ros se com­pli­can”, re­fle­xio­nó el in­ge­nie­ro.

Pe­ro con un buen ma­ne­jo agro­nó­mi­co, en el sur de San­ta Fe lo­gra­ron co­se­char 75 qq/ha de so­ja, una ci­fra muy ale­ja­da de los pro­me­dios na­cio­na­les, que es­te año ron­da­rán los 26 qq/ha. Si se pu­do, se pue­de. Co­mo di­jo Box­ler, es­to in­di­ca que “en so­ja es­ta­mos pro­du­cien­do con ba­ja tec­no­lo­gía: ¡des­per­té­mo­nos!”.

Des­de ha­ce al­gu­nos años, Box­ler tra­ba­ja en la red de nu­tri­ción del CREA Sur de San­ta Fe jun­to al IPNI (las si­glas en in­glés del Ins­ti­tu­to In­ter­na­cio­nal de las Plan­tas y la Nu­tri­ción), Fer­ti­li­zar y em­pre­sas pri­va­das, ha­cien­do aná­li­sis pa­ra diag­nos­ti­car el es­ta­do de los sue­los de la re­gión y, en ba­se a eso, de­ter­mi­nar una fer­ti­li­za­ción ba­lan­cea­da de ni­tró­geno (N), fós­fo­ro (P) y azu­fre (S) en los cul­ti­vos ex­ten­si­vos de la zo­na.

Pa­ra una apli­ca­ción ade­cua­da de ni­tró­geno en fun­ción del ren­di­mien­to en tri­go y maíz, mi­den los ni­tra­tos en sue­lo has­ta 60 cen­tí­me­tros de pro­fun­di­dad. “La fer­ti­li­za­ción se ha­ce ge­ne­ral­men­te a la siem­bra y, si es ne­ce­sa­rio, se ha­ce otra apli­ca­ción en ma­co­lla­je (tri­go) y en V5 (maíz), con 150 kg y 200 kg de ni­tró­geno ob­je­ti­vo, res­pec­ti­va­men­te”, de­ta­lló Box­ler.

Por su par­te, el fós­fo­ro, se­gún el in­ge­nie­ro, tie­ne que es­tar dis­po­ni­ble al mo­men­to de im­plan­ta­ción pa­ra to­dos los cul­ti­vos, aba­jo y al la­do de la se­mi­lla. “Si hay más de 20 ppm (par­tes por mi­llón) de fós­fo­ro ex­trac­ta­ble, se de­be­ría man­te­ner el ni­vel y ha­cer aná­li­sis de sue­lo ca­da tres años. En cam­bio, si se es­tá por de­ba­jo de ese va­lor, ha­bría que re­po­ner, al me­nos, lo que ex­trae el cul­ti­vo”, re­co­men­dó.

La red del CREA acon­se­ja la apli­ca­ción de 10 kg/ha de azu­fre pa­ra to­dos los cul­ti­vos, ex­cep­to en so­ja de se­gun­da, ya que la fer­ti­li­za­ción se rea­li­za en el tri­go an­te­ce­sor. “La fer­ti­li­za­ción con azu­fre dio un 3% de in­cre­men­to en el ren­di­mien­to en so­ja en el pri­mer año y 30% de au­men­to des­pués de diez años, lo cual in­di­ca­ría un efec­to adi­ti­vo”, re­ve­ló el téc­ni­co.

De acuer­do a los en­sa­yos de la red, el ni­tró­geno fue el nu­trien­te que cau­só ma­yor im­pac­to en maíz, el fós­fo­ro en tri­go y, en so­ja, el fós­fo­ro y el azu­fre. t

¡Qué so­jal!. Mi­guel Box­ler, ase­sor

del CREA Sur de San­ta Fe. Allí co­se­cha­ron un lo­te de in­creí­bles 7.500 ki­los por hec­tá­rea del po­ro­to.

Coor­di­nan­do. Mi­guel Box­ler (izq.), ase­sor del CREA Sur de San­ta Fe, en un ras­tro­jo de maíz, cen­tral en la ro­ta­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.