30 años, los mis­mos da­ños

Clarin - Rural - - LOS TEMAS DE LA SEMANA - Héc­tor A. Huer­go hhuer­go@cla­rin.com

La abrup­ta caí­da del pre­cio de los gra­nos ge­ne­ra an­gus­tia en el agro y tam­bién más allá del sec­tor. To­dos he­mos apren­di­do, en los úl­ti­mos años, que el cam­po es enor­me­men­te im­por­tan­te pa­ra la eco­no­mía y la so­cie­dad. La cues­tión es có­mo afron­tar los nue­vos tiem­pos. Los unos y los otros.

En­tre los de aden­tro, la pre­gun­ta que cir­cu­la es si el nue­vo pa­no­ra­ma, con co­ti­za­cio­nes un 20% por de­ba­jo de las del año pa­sa­do, pro­vo­ca­rá una caí­da de la siem­bra y, por en­de, de la pro­duc­ción. El es­ce­na­rio más pro­ba­ble es que la su­per­fi­cie sem­bra­da se man­ten­ga, por­que “el sis­te­ma” siem­pre se las arre­gla pa­ra apro­ve­char la tie­rra dis­po­ni­ble. La ex­pe­rien­cia de los úl­ti­mos vein­te años in­di­ca que el área de­pen­de más del cli­ma que de los pre­cios.

Pe­ro don­de sí va a ha­ber im­pac­to, es en el ni­vel de la in­ten­si­fi­ca­ción. Es lo que vie­ne ocu­rrien­do en los úl­ti­mos años, don­de se per­ci­be un cla­ro es­tan­ca­mien­to en los rin­des, so­fre­nan­do el ím­pe­tu de los 90 y los pri­me­ros años del si­glo XXI.

El Mi­nis­te­rio de Agri­cul­tu­ra adul­te­ró ha­ce dos se­ma­nas los da­tos de la úl­ti­ma co­se­cha, in­ven­tan­do un mi­llón de hec­tá­reas más de maíz y di­bu­jan­do un rin­de vir­tual de 7 mi­llo­nes de to­ne­la­das, con lo que “al­can­zó” una co­se­cha ré­cord ab­so­lu­ta­men­te inexis­ten­te. La reali­dad es que tam­po­co es­te año se al­can­za­ron las men­ta­das 100 mi­llo­nes de to­ne­la­das.

Ha­ce exac­ta­men­te trein­ta años, un gru­po de ex­per­tos coor­di­na­dos por En­ri­que Gob­bée y Eduar­do Se­ran­tes, re­dac­ta­ba lo que se iba a co­no­cer co­mo “In­for­me 84”. Un do­cu­men­to se­ñe­ro: en aquel mo­men­to la pro­duc­ción ha­bía al­can­za­do 40 mi­llo­nes de to­ne­la­das. El in­for­me re­mar­ca­ba que con el sim­ple ex­pe­dien­te de eli­mi­nar las re­ten­cio­nes a la ex­por­ta­ción, en 5 años se po­dría lle­gar a las 60 mi­llo­nes. Se eva­lua­ba que al ac­ce­der al “pre­cio lleno” iba a ha­ber una ex­plo­sión en el uso de nue­va tec­no­lo­gía, que ya es­ta­ba lle­gan­do, lo

Es­te ni­vel de re­ten­cio­nes es in­com­pa­ti­ble con el uso de tec­no­lo­gía

que se tra­du­ci­ría en una suba de los rin­des. Esa era la idea.

El go­bierno ra­di­cal no lo en­ten­dió. Pro­fun­di­zó el mo­de­lo, des­do­blan­do el ti­po de cam­bio. Con­si­de­ró que los de­re­chos de ex­por­ta­ción eran una he­rra­mien­ta pa­ra man­te­ner ba­jos los pre­cios de los ali­men­tos y, en con­se­cuen- cia, de los sa­la­rios. Desechó la pro­pues­ta com­ple­men­ta­ria del In­for­me 84 de sub­si­diar a los sec­to­res más ne­ce­si­ta­dos, op­tan­do por sub­si­diar a to­da la so­cie­dad con qui­tas a los pro­duc­to­res del agro.

El go­bierno su­cum­bió en 1989 por ina­ni­ción de di­vi­sas. La pro­duc­ción se de­rrum­bó a 27 mi­llo­nes de to­ne­la­das. Lle­gó la hi­per­in­fla­ción.

El re­me­dio que di­gi­rió la so­cie­dad, en 1991, fue la con­ver­ti­bi­li­dad, que fa­lló co­mo to­do con­tra­to que no tie­ne cláu­su­la de sa­li­da. Pe­ro la con­ver­ti­bi­li­dad ha­bía ve­ni­do con un pan aba­jo del bra­zo: ter­mi­nó con las re­ten­cio­nes. El uno a uno sig­ni­fi­ca­ba un cam­bio sus­tan­cial en la re­la­ción in­su­mo pro­duc­to. Aho­ra un ki­lo de fer­ti­li­zan­te cos­ta­ba mu­cho me­nos, en tér­mi­nos de tri­go, de maíz, de so­ja. En­ton­ces se dis­pa­ró la Se­gun­da Re­vo­lu­ción de las Pam­pas. La conquista tec­no­ló­gi­ca.

En­tre 1996 y el 2001 la co­se­cha pa­só de 44 a 73 mi­llo­nes de to­ne­la­das, un sal­to con ga­rro­cha que pul­ve­ri­zó la pro­pues­ta del In­for­me 84. Y si­guió cre­cien­do, un po­co por iner­cia y otro po­co por la me­jo­ra de los pre­cios in­ter­na­cio­na­les, has­ta el 2010.

El au­men­to de las re­ten­cio­nes y las tra­bas a la ex­por­ta­ción, con el dis­cur­so de so­fre­nar la in­fla­ción y ase­gu­rar la me­sa de los ar­gen­ti­nos, fue un me­ca­nis­mo de exac­ción que ter­mi­nó de­jan­do sin res­to al cam­po. Es en es­te es­ce­na­rio cuan­do el mun­do reac­cio­na fren­te a la fuer­te caí­da de los stocks de gra­nos bá­si­cos, pro­vo­can­do la actual caí­da de los pre­cios.

Si es­te go­bierno y el que le se­gui­rá quie­ren re­com­po­ner el flu­jo ge­nuino de di­vi­sas, ten­drán an­te sí un di­le­ma de fie­rro.

Es­te ni­vel de re­ten­cio­nes (35% pa­ra la so­ja, 20% pa­ra el maíz, 23% pa­ra el tri­go) es in­com­pa­ti­ble con el uso de tec­no­lo­gía. Hous­ton, es­ta­mos en pro­ble­mas. t

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.