Un an­tes y des­pués en so­ja

Clarin - Rural - - POR CIENTO -

Co­mien­za la cuen­ta re­gre­si­va pa­ra el arran­que de la cam­pa­ña de ve­rano y los pro­duc­to­res ya es­tán de­li­nean­do sus es­tra­te­gias pro­duc­ti­vas pa­ra el maíz, en pri­me­ra ins­tan­cia, y lue­go pa­ra la siem­bra de la so­ja. Pe­ro, pa­ra la olea­gi­no­sa, es­te año se­rá un hi­to, así co­mo fue 1996, cuan­do se sem­bra­ron los pri­me­ros ma­te­ria­les de las va­rie­da­des RR1. Es­te año lo ha­rán las RR2Bt o, co­mo se las co­no­ce co­mer­cial­men­te, la In­tac­ta RR2P­ro.

Es­te pla­to fuer­te, que tie­ne ma­yor po­ten­cial de ren­di­mien­to, re­sis­ten­cia a gli­fo­sa­to y a in­sec­tos le­pi­dóp­te­ros, es­ta­rá dis­po­ni­ble es­te año ex­clu­si­va­men­te pa­ra los pro­duc­to­res del nor­te del país, tan­to NEA co­mo NOA.

“Pa­só mu­cho tiem­po sin que la so­ja tu­vie­ra un nue­vo even­to bio­tec­no­ló­gi­co, pe­ro con la fuer­za que hoy tie­nen al­gu­nos paí­ses que son gran­des pro­duc­to­res, co­mo Bra­sil y Ar­gen­ti­na, las com­pa­ñías se­mi­lle­ras de­ci­die­ron em­pe­zar a in­tro­du­cir nue­vas me­jo­ras ge­né­ti­cas, in­clu­so ex­clu­si­va­men­te pa­ra ellos”, di­jo el ge­ne­tis­ta Ro­dol­fo Ros­si, an­te la aten­ta mi­ra­da de un

Pa­ra el 2014, ha­brá va­rie­da­des de los gru­pos más cor­tos y pa­ra la zo­na nú­cleo

nu­tri­do gru­po de pro­duc­to­res en Je­sús Ma­ría, en el cen­tro-nor­te de Cór­do­ba, don­de Ni­de­ra hi­zo la pri­me­ra de una se­rie de jornadas con las que pre­sen­ta­rá sus ma­te­ria­les, que tie­nen los dos ge­nes, el RR2 y el Bt, desa­rro­lla­dos por Mon­san­to, que se lo li­cen­ció a es­ta com­pa­ñía y a otras que tam­bién lo lan­za­rán en es­ta cam­pa­ña.

En Je­sús Ma­ría, Ni­de­ra jun­tó a los pro­duc­to­res pa­ra ha­blar de sus pri­me­ros ma­te­ria­les RR2Bt, de los gru­pos 6 me­dio, 7 lar­go y 8 cor­to. Los ci­tó allí por­que se tra­ta de una ciu­dad es­tra­té­gi­ca en esa re­gión, ya que mu­chos agri­cul­to­res de la zo­na tam­bién pro­du­cen en el nor­des­te y no­roes­te del país.

Ros­si, ade­más de sub­ra­yar las ca­rac­te­rís­ti­cas co­mu­nes de las nue­vas va­rie­da­des, la sim­pli­ci­dad en el ma­ne­jo y la re­duc­ción de cos­tos que brin­da la In­tac­ta, co­men­tó que “se pue­de mos­trar que es una tec­no­lo­gía ami­ga­ble con el am­bien­te, ya que re­du­ce el im­pac­to de la apli­ca­ción de agro­quí­mi­cos”.

Es­to se de­be a que con la so­ja RR2Bt se re­du­cen al mí­ni­mo la can­ti­dad de apli­ca­cio­nes de in­sec­ti­ci­das en el nor­te, don­de ha­bi­tual­men­te os­ci­la­ban en­tre cin­co a sie- y su­mar po­ten­cial pro­duc­ti­vo.

Por otra par­te, Ros­si re­cal­có la im­por­tan­cia de ha­cer los re­fu­gios pa­ra el cui­da­do de la tec­no­lo­gía Bt. De­ben ser del 20% de la su­per­fi­cie. Es de­cir, que ca­da 100 hec­tá­reas de RR2Bt hay que sem­brar 20 hec­tá­reas con RR1, aun­que el es­pe­cia­lis­ta in­di­có que en es­ta cam­pa­ña no se­rán tan ne­ce­sa­rios los re­fu­gios ya que el ni­vel de bol­sas RR2Bt en el mer­ca­do no lo­gra cu­brir to­da la su­per­fi­cie, con lo cual ha­brá mu­chas hec­tá­reas no Bt.

Por úl­ti­mo, an­ti­ci­pó que en el se­mi­lle­ro ya es­tán tra­ba­jan­do pa­ra desa­rro­llar nue­vas va­rie­da­des con ma­yor re­sis­ten­cia a en­fer­me­da­des, to­le­ran­cia a dis­tin­tos es­tre­ses y adap­ta­ción a di­fe­ren­tes ti­pos de sue­lo.

Tam­bién fue de la par­ti­da Teo Zo­rra­quin, con­sul­tor pri­va­do en cues­tio­nes de agroem­pre­sas, quien ex­pli­có que el actual pa­ra­dig­ma de pro­duc­ción en Ar­gen­ti­na es­tá en cri­sis y que se es­tá yen­do ha­cia un nue­vo mo­de­lo ba­sa­do en la re­va­lo­ri­za­ción de con­cep­tos agro­nó­mi­cos, al­to pro­fe­sio­na­lis­mo, más fle­xi­bi­li­dad co­mer­cial y pro­duc­ti­va, más alia­da a otros es­la­bo­nes de la ca­de­na y adaptable rá­pi­da­men­te a cam­bios de la po­lí­ti­ca.

Con­si­de­ran­do que uno de los atrac­ti­vos de los nue­vos ma­te­ria­les de so­ja es que se­rá un cul­ti­vo más ren­ta­ble, Zo­rra­quin fue más glo­bal y se re­fi­rió a có­mo de­be ser la em­pre­sa ren­ta­ble. “De­be te­ner ob­je­ti­vos cla­ros, ro­les de­fi­ni­dos, es­ca­la su­fi­cien­te, con bue­na ge­ne­ra­ción de de­ci­sio­nes, al­ta efi­cien­cia ope­ra­ti­va y es­tar bien re­la­cio­na­da con la co­mu­ni­dad”, afir­mó.

En es­te mar­co, se acer­can las vís­pe­ras de un nue­vo pa­ra­dig­ma pro­duc­ti­vo en los cam­pos ar­gen­ti­nos y las nue­vas tec­no­lo­gías se­rán cla­ve, co­mo la nue­va so­ja RR2Bt, que ya es­tá por dar sus pri­me­ros pa­sos, y aho­ra bien con­cre­tos. t

La In­tac­ta es una tec­no­lo­gía ami­ga­ble con el am­bien­te, ya que re­du­ce el im­pac­to de la apli­ca­ción de agro­quí­mi­cos Ro­dol­fo Ros­si Ge­ne­tis­ta de Ni­de­ra

te en el ci­clo del cul­ti­vo, ya que en la re­gión la pre­sión de oru­gas es muy al­ta. Los nue­vos ma­te­ria­les tie­nen un con­trol so­bre sie­te ti­pos de oru­gas. En cua­tro de ellas, el con­trol es to­tal mien­tras que en las otras tres es par­cial.

Pa­ra to­da es­ta am­plia zo­na, la so­ja RR2Bt es la úl­ti­ma es­pe­ran­za pa­ra ha­cer un cul­ti­vo más ren­ta­ble. Pa­ra el nor­te de Cór­do­ba, un área muy mai­ce­ra, ya que el ce­real es más es­ta­ble en es­tos am­bien­tes que la olea­gi­no­sa, es tam­bién la po­si­bi­li­dad de ar­mar una ro­ta­ción

El actual pa­ra­dig­ma de pro­duc­ción en la Ar­gen­ti­na es­tá en cri­sis y se es­tá yen­do ha­cia un nue­vo mo­de­lo pro­duc­ti­vo Teo Zo­rra­quin Con­sul­tor pri­va­dor

Aper­di­go­na­da. La fo­to de­ja en cla­ro las di­fe­ren­cias en­tre un ma­te­rial RR1, a la de­re­cha, y otro de la nue­va RR2Bt. Las plan­tas per­te­ne­cen a un en­sa­yo en la pro­vin­cia de Sal­ta que Cla­rín Ru­ral vi­si­tó en fe­bre­ro pa­sa­do, que mues­tran el con­trol del gen Bt so­bre el ata­que de in­sec­tos, mien­tras que la va­rie­dad no Bt es­ta­ba muy afec­ta­da por la pre­sión de las oru­gas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.