Más pre­co­ci­dad, pa­ra car­ne y le­che

Clarin - Rural - - LECHERÍA -

Lue­go de mu­chos años en que se los re­ga­la­ba y has­ta se los sa­cri­fi­ca­ba pa­ra no asu­mir el cos­to de criar­los, a sa­bien­das del dé­fi­cit que eso im­pli­ca­ba, los ma­chos de la ra­za Ho­lan­do pa­sa­ron a te­ner cier­ta ren­ta­bi­li­dad, de­bi­do a la dis­mi­nu­ción del stock bo­vino y tam­bién por el sis­te­ma de en­gor­de a corral que per­mi­te que ba­jo cier­tas con­di­cio­nes ali­men­ti­cias el ma­cho lo­gre ga­nar pe­so rá­pi­da­men­te. “El ter­ne­ro de tam­bo, a pe­sar de no per­te­ne­cer a una ra­za car­ni­ce­ra, tie­ne una muy rá­pi­da con­ver­sión, una bue­na ta­sa de en­gor­de y los feed­lots tam­bién lo to­ma­ron co­mo un ter­ne­ro ba­ra­to pa­ra criar­lo y ven­der­lo co­mo un ani­mal de con­su­mo li­viano. An­tes, los no­vi­llos se en­gor­da­ban has­ta los 500 ki­lo­gra­mos y mu­chos en­tra­ban den­tro de la Cuo­ta Hil­ton pa­ra com­pra­do­res del sur de Ale­ma­nia, pe­ro aho­ra la ten­den­cia ha cam­bia­do y lo nor­mal es ven­der­los a los tres­cien­tos ki­lo­gra­mos”, di­ce Gre­go­rio Ruiz, téc­ni­co del IN­TA Azul. En las hem­bras, la im­por­tan­cia de una bue­na crian­za fa­ci­li­ta la pre­co­ci­dad que per­mi­ti­rá lo­grar un ter­ne­ro más en la vi­da útil de ca­da va­ca. Pa­ra es­to, al mo­men­to de re­ci­bir el ser­vi­cio, la va­qui­llo­na de­be al­can­zar el 70% o 75% del pe­so to­tal que ten­drá fi­nal­men­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.