Una nue­va se­ñal de aler­ta

El au­tor de es­te ar­tícu­lo ase­gu­ra que si la ten­den­cia de fae­na ac­tual con­ti­núa, pa­ra el fi­nal de 2013 el país ha­brá per­di­do al­re­de­dor de un mi­llón de ca­be­zas de su stock bo­vino. La si­tua­ción se da, se­gún ex­pli­ca, por un des­alien­to pro­duc­ti­vo ge­ne­ra­do por

Clarin - Rural - - GRANOS -

El pro­ble­ma que hoy tie­ne la ga­na­de­ría ar­gen­ti­na es un au­men­to cons­tan­te en los cos­tos de pro­duc­ción, mien­tras que el pre­cio del ki­lo­gra­mo del no­vi­llo en pie y de los ter­ne­ros de in­ver­na­da ex­pe­ri­men­tó una ba­ja sig­ni­fi­ca­ti­va.

Es­te des­alien­to pro­duc­ti­vo, su­ma­do a la se­quía que es­tán su­frien­do las zo­nas de cría del país - que obli­ga a ba­jar la car­ga ani­mal­se ve cla­ra­men­te re­fle­ja­do en la ma­yor can­ti­dad de ani­ma­les que se ven­den pa­ra fae­na con res­pec­to a otras cam­pa­ñas.

Si com­pa­ra­mos la fae­na del pri­mer se­mes­tre del 2013 con el mis­mo pe­río­do del 2012 (ver In­fo­gra­fía), el au­men­to es del 12,3%.

Lo que de­be­mos des­ta­car en es­te pun­to -pa­ra que el “re­la­to” no le eche to­da la cul­pa so­lo a la se­quíaes que si el pro­duc­tor tu­vie­se bue­nos már­ge­nes no ven­de­ría par­te de su ro­deo, ya que po­dría afron­tar es­ta in­cle­men­cia cli­má­ti­ca con ro­llos y su­ple­men­ta­ción gra­na­ria.

En es­te cre­ci­mien­to de la fae­na, de los 681.755 ani­ma­les fae­na­dos de más, el 70% (al­re­de­dor de 460.000 ca­be­zas) co­rres­pon­den a hem­bras. Es­te au­men­to de la par­ti­ci­pa­ción de hem­bras en la fae­na (son al­re­de­dor del 43%) y so­bre todo de la ca­te­go­ría va­ca (su­pera el 10%) po­ne una cla­ra se­ñal de aler­ta an­te el ini­cio de un nue­vo ci­clo de li­qui­da­ción.

Otro de los pun­tos que nos lle­va a pen­sar que es­te ci­clo ya es­tá pre­sen­te es la pro­yec­ción que pue­de ha­cer­se de la fae­na fi­nal de 2013. Si per­sis­te la ten­den­cia de au­men­to de la fae­na del pri­mer se­mes­tre -el 12,3%-, a fi­nal del año 2013 se es­ta­rían fae­nan­do más de 13 millones de ca­be­zas.

Con es­ta fae­na po­si­ble y pro­yec­tan­do una pro­duc­ción de ter­ne­ros de 13,3 millones -cal­cu­la­mos que

Las ex­por­ta­cio­nes de­be­rían du­pli­car­se pa­ra con­tra­rres­tar la so­bre­ofer­ta in­ter­na

ha­brá un 62% de des­te­te pro­me­dio, cuan­do en reali­dad por la se­quía en las zo­nas de cría, aún pue­de ser me­nor-, en­tra­ría­mos en un nue­vo ci­clo de dis­mi­nu­ción del stock bo­vino.

De cum­plir­se es­ta pro­yec­ción de fae­na y te­nien­do en cuen­ta los ac­tua­les ín­di­ces ga­na­de­ros (ki­lo­gra­mo gan­cho, pro­duc­ción de car­ne, con­su­mo per cá­pi­ta y ex­por­ta­cio­nes) la so­bre­ofer­ta de car­ne en el mer­ca­do in­terno se­rá de 231.551 to­ne­la­das, lo que se­gui­rá de­pri­mien­do el pre­cio de la ha­cien­da.

En sín­te­sis, po­de­mos de­cir que el au­men­to de los cos­tos y la ba­ja en el pre­cio de la ha­cien­da son fac­to­res que des­alien­tan la pro­duc­ción ga­na­de­ra. A cau­sa de es­ta reali­dad, y por la se­quía que su­fren la ma­yo­ría de las zo­nas de cría, au­men­tó el nú­me­ro de ca­be­zas en la fae­na. Si si­gue es­ta ten­den­cia y te­nien­do en cuen­ta la pro­duc­ción de ter­ne­ros, el país per­de­rá es­te año al­re­de­dor de un mi­llón de ca­be­zas de su stock de bo­vi­nos.

Ade­más, es­ta so­bre­ofer­ta del mer­ca­do de ani­ma­les a fae­na y las res­tric­cio­nes vi­gen­tes pa­ra las ex­por­ta­cio­nes pro­du­ce una so­bre­ofer­ta en el mer­ca­do in­terno que con­tri­bu­ye a man­te­ner plan­cha­do el pre­cio de la ha­cien­da.

La so­lu­ción se­ría sa­car el ex­ce­den­te de car­ne me­dian­te la ex­por­ta­ción. Los em­bar­ques pro­yec­ta­dos pa­ra el año 2013 son de al­re­de­dor de 206.000 to­ne­la­das, pe­ro de­be­rían ex­por­tar­se 438.000 to­ne­la­das, más del do­ble.

Nés­tor Rou­let

ING. AGR. Y EX VI­CE­PRE­SI­DEN­TE DE CON­FE­DE­RA­CIO­NES

RU­RA­LES AR­GEN­TI­NAS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.