En las apli­ca­cio­nes, la­var avar bien el tan­que su­ma rin­de

Pue­den mo­rir plan­tas si hay res­tos in­de­bi­dos de pro­duc­to.

Clarin - Rural - - TAPA - Cla­rín Ru­ral cla­rin­ru­ral@cla­rin.com

El es­ce­na­rio de con­trol de ma­le­zas ha cam­bia­do sus­tan­que”, tan­cial­men­te du­ran­te las úl­ti­mas cam­pa­ñas en la Ar­gen­ti­na, a la luz de la ex­pan­sión de es­pe­cies re­sis­ten­tes o to­le­ran­tes. Y ello ha lle­va­do a te­ner muy en cuen­ta la tec­no­lo­gía de apli­ca­ción de her- bi­ci­das, lo que sig­ni­fi­ca tam­bién un avan­ce en la aten­ción que se le pres­ta al res­to de las apli­ca­cio­nes. En es­te sen­ti­do, un in­for­me ela­bo­ra­do por un gru­po de ex­per­tos ad­vier­te so­bre una cues­tión cla­ve a te­ner en cuen­ta: la po­si­ble mez­cla in­de­sea­da de prin­ci­pios ac­ti­vos.

En mu­chos cam­pos ar­gen­ti­nos “se ha ob­ser­va­do la apli­ca­ción de va­rios in­gre­dien­tes ac­ti­vos al mis­mo tiem­po, so­bre cul­ti­vos y bar­be­chos, y al­gu­nos de es­tos pro­duc­tos re­sul­tan di­fí­ci­les de eli­mi­nar de las má­qui­nas que se uti­li­zan pa­ra las apli­ca­cio­nes, ya que in­clu­so se de­tec­ta su pre­sen­cia des­pués de dos pos­te­rio­res”, in­di­ca un tra­ba­jo ela­bo­ra­do por ex­per­tos de Basf, en­tre ellos su coor­di­na­dor de De­sa­rro­llo Téc­ni­co, Er­nes­to Sa­ki­ma.

Es­te pro­ble­ma ge­ne­ra fi­to­to­xi­ci­dad y la re­duc­ción en el nú­me­ro de plan­tas en los ca­sos más se­ve­ros. Es por eso que, pa­ra evi­tar da­ños in­de­sea­dos en el cul­ti­vo, es im­por­tan­te que los ope­ra­do­res de equi­pos de apli­ca­ción y los pro­duc­to­res de cul­ti­vos sen­si­bles de al­to va­lor, co­mo por ejem­plo el gi­ra­sol, uti­li­cen to­dos los mé­to­dos de cons­ta­ta­ción y lim­pie­za dis­po­ni­bles, in­di­ca el in­for­me.

“Los pro­duc­tos fi­to­sa­ni­ta­rios se ca­rac­te­ri­zan por ser ex­tre­ma­da­men­te ac­ti­vos aún a do­sis muy re­du­ci­das. Por eso es im­por­tan­te rea­li­zar una de­ter­mi­na­ción del re­ma­nen­te de pro­duc­to por lo me­nos una vez pa­ra ca­da mez­cla de re­co­men­dó Ai­mar Pe­na, es­pe­cia­lis­ta en gi­ra­sol de la com­pa­ñía ale­ma­na. De esa ma­ne­ra, se pue­de es­ta­ble­cer el pro­to­co­lo de la­va­do, te­nien­do en cuen­ta el ries­go o di­fi­cul­tad de lim­piar co­rrec­ta­men­te el pul­ve­ri­za­dor.

El tra­ba­jo di­ce que los ni­ve­les de re­si­duos pue­den ser com­pro­ba­dos por di­fe­ren­tes mé­to­dos: u Ob­te­ner una mues­tra de la so­lu­ción pro­ve­nien­te del la­va­do, pa­ra lue­go apli­car­la so­bre ve­ge­ta­les sen­si­bles, co­mo f lo­res or­na­men­ta­les o cul­ti­vos no des­ti­na­dos a co­se­cha o con­su­mo, y ob­ser­var las plan­tas tra­ta­das du­ran­te 48 ho­ras o más. No de­be uti­li­zar­se el tan­que mien­tras du­re el pe­río­do de prue­ba. Si hay da­ño a los cul­ti­vos, hay que vol­ver a la­var el tan­que has­ta que la so­lu­ción de en­jua­gue que­de li­bre de fi­to­sa­ni­ta­rios. u En­viar a ana­li­zar una mues­tra de la so­lu­ción pro­ve­nien­te del en­jua­gue a un la­bo­ra­to­rio idó­neo.

Es­tá cla­ro que los re­si­duos de­ben ser com­ple­ta­men­te re­mo­vi­dos del tan­que, a fin de pre­ve­nir el da­ño. Exis­ten en el mer­ca­do pro­duc­tos que fa­ci­li­tan y ase­gu­ran el co­rrec­to la­va­do, una ta­rea ver­da­de­ra­men­te cla­ve pa­ra evi­tar per­der plan­tas pre­cia­das. t

Con­trol. Es im­por­tan­te rea­li­zar una de­ter­mi­na­ción se­ria del re­ma­nen­te de pro­duc­to en el tan­que de la má­qui­na por lo me­nos una vez por ca­da nue­va mez­cla que se ha­ce, sos­tie­nen los ex­per­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.