A pe­sar de la cri­sis del bio­die­sel, los bio­com­bus­ti­bles apun­tan al­to

En un se­mi­na­rio se pro­nos­ti­có un n cre­ci­mien­to del eta­nol de maíz

Clarin - Rural - - TAPA - Lu­cas Vi­lla­mil lvi­lla­mil@cla­rin.com

En mo­men­tos en que el bio­die­sel ar­gen­tino atra­vie­re­gio­nal. sa una du­ra cri­sis por el cie­rre de sus prin­ci­pa­les mer­ca­dos en Eu­ro­pa (ver El bio­die­sel...), los bio­com­bus­ti­bles lo­ca­les si­guen mos­tran­do su po­ten­cial y as­pi­ran a en­con­trar en el mer­ca­do in­terno los in­cen­ti­vos su­fi­cien­tes pa­ra con­ti­nuar cre­cien­do. Pa­ra con­fir­mar­lo bas­ta con ob­ser­var a la in­dus­tria del eta­nol, que a rit­mo ace­le­ra­do su­ma ca­pa­ci­dad de pro­duc­ción a par­tir tan­to de la ca­ña co­mo del maíz.

Se­gún Ma­nuel Ron, pre­si­den­te de la em­pre­sa cor­do­be­sa Bio4, pa­ra 2014 se pro­du­ci­rán en la Ar­gen­ti­na 840 millones de li­tros de bio­eta­nol, una can­ti­dad su­fi­cien­te pa­ra cor­tar todo el ga­soil al 10%.

Bio 4 co­men­zó a ope­rar el año pa­sa­do con una plan­ta ubi­ca­da en la ciu­dad de Río Cuar­to, y es un tí­pi­co ejem­plo de có­mo el maíz se in­ser­ta en la ma­triz ener­gé­ti­ca na­cio­nal ge­ne­ran­do un enor­me de­sa­rro­llo a su al­re­de­dor. El ce­real, una ma­te­ria pri­ma que abun­da en el cen­tro cor­do­bés, es trans­for­ma­do al mis­mo tiem­po en bio­com­bus­ti­ble y en ali­men­to pa­ra el en­gor­de de ani­ma­les, y el efec­to pa­ra­le­lo es la ac­ti­va­ción de un com­ple­to en­gra­na­je eco­nó­mi­co. “En Río Cuar­to hoy no con­se­gui­mos las grúas que ne­ce­si­ta­mos, pe­ro se­gu­ra­men­te en dos años las ten­dre­mos. Eso es de­sa­rro­llo Te­ne­mos 828 pro­vee­do­res, de los cua­les 527 son de Cór­do­ba, y aun ne­ce­si­ta­mos mano de obra ca­li­fi­ca­da. El re­sul­ta­do fi­nal es la re­pa­tria­ción de pro­fe­sio­na­les y el de­sa­rro­llo de co­no­ci­mien­to”, ex­pli­có Ron la se­ma­na pa­sa­da en el se­mi­na­rio “Rol del bio­eta­nol en la ma­triz ener­gé­ti­ca”, or­ga­ni­za­do por la desa­rro­lla­do­ra de ne­go­cios Pros­pec­ti­va 2020 en la ciu­dad de Bue­nos Ai­res.

Du­ran­te el even­to, Ron mos­tró imá­ge­nes de di­ver­sas plan­tas que pro­du­cen o pro­du­ci­rán eta­nol a par­tir del maíz en Cór­do­ba, San Luis y San­ta Fe, y di­jo que és­tas me­jo­ran los nú­me­ros del maíz, desa­rro­llan in­dus­trial­men­te al in­te­rior y ge­ne­ran sub­pro­duc­tos que son usa­dos en tam­bos y feed­lots. Se­gún sus cálcu­los, en­tre las cin­co plan­tas que es­tán co­men­zan­do a pro­du­cir eta­nol en su re­gión po­drán abas­te­cer con bur­lan­da a 400.000 ca­be­zas de bo­vi­nos. “De­be­mos ali­near las ne­ce­si­da­des de pro­duc­to­res, pe­tro­le­ros, fa­bri­can­tes de au­tos y con­su­mi­do­res pa­ra con­tri­buir, con la coor­di­na­ción de la se­cre­ta­ría de ener­gía, al de­sa­rro­llo del país”, afir­mó el em­pre­sa­rio.

Pa­ra com­pren­der el ejem­plo de Bio 4 den­tro de un con­tex­to re­gio­nal, Ca­ro­li­na Bon­do­lich, de la Fun­da­ción Agro­pe­cua­ria pa­ra el De­sa­rro­llo de la Ar­gen­ti­na (FADA), tam­bién con ba­se en Río Cuar­to, apor­tó nú­me­ros so­bre la crea­ción de em­pleo, el apor­te a las finanzas pú­bli­cas y la sus­ti­tu­ción de im­por­ta­cio­nes que ge­ne­ra el bio­eta­nol.

Se­gún Bon­do­lich, en­tre las cin­co em­pre­sas del sec­tor que ope­ran en la re­gión cen­tro ya se crea­ron 4.880 pues­tos de tra­ba­jo di­rec­tos e in­di­rec­tos y se apor­ta­ron 436 millones de dó­la­res de ca­pi­tal fí­si­co con una in­ver­sión to­tal de 900 millones de dó­la­res. “Es una in­dus­tria con gran crea­ción de ca­pi­tal hu­mano y ca­pi­tal fí­si­co pro­duc­ti­vo. Los apor­tes que ha­ce la pro­duc­ción de eta­nol son ma­yo­res y más es­ta­bles que los que apor­ta la ex­por­ta­ción de maíz. La ca­de­na de va­lor apor­ta 580 millones de pe­sos a las finanzas pú­bli­cas, y ade­más se aho­rran 875 millones de dó­la­res por la sus­ti­tu­ción de

ex­por­ta­cio­nes”, de­ta­lló la re­pre­sen­tan­te de FADA.

Pa­ra ava­lar­la es­tu­vo Ma­nuel He­rre­ro Rosas, ase­sor de la se­cre­ta­ría de Ener­gía, quien con­fir­mó que la Ar­gen­ti­na apun­ta a un cre­ci­mien­to en la pro­duc­ción de eta­nol y el por­cen­ta­je de cor­te de los com­bus­ti­bles. “Ac­tual­men­te el con­su­mo na­cio­nal de naf­tas es de 7,95 millones de me­tros cú­bi­cos por año. De bio­eta­nol se con­su­men 466.000 m3/año con un cor­te pro­me­dio del 6%, pe­ro hay va­rios pro­yec­tos nue­vos en mar­cha pa­ra pro­du­cir más a par­tir de la ca­ña y el maíz”, des­cri­bió, y lue­go, en con­so­nan­cia con las ci­fras que ha­bía apor­ta­do Ron, agre­gó: “Pa­ra 2014 se cal­cu­la una dis­po­ni­bi­li­dad de 70.000 m3 men­sua­les, con un cor­te de ca­si el 10%, lo que da­ría un con­su­mo de 837.000 m3 anua­les, y pa­ra 2015 el vo­lu­men lle­ga­ría a 1.051.000 m3/año, con una mez­cla de ca­si el 12%”.

Es­te au­men­to en el cor­te de los

Ac­tual­men­te, el cor­te es del 6% y se con­su­men 466.000 m3 de eta­nol al año

com­bus­ti­bles con bio­eta­nol es per­fec­ta­men­te fac­ti­ble des­de el pun­to de vis­ta me­cá­ni­co, se­gún con­fir­mó du­ran­te el en­cuen­tro el in­ge­nie­ro es­pe­cia­lis­ta en mo­to­res Alberto Ga­ri­bal­di. “Los en­sa­yos con al­co­naf­ta en mo­to­res arro­ja­ron re­sul­ta­dos ex­ce­len­tes. Has­ta con un 20% de eta­nol, no hay di­fe­ren­cias. La po­ten­cia ob­te­ni­da es si­mi­lar o ma­yor, la sua­vi­dad de la com­bus­tión es me­jor, me­jo­ran los lí­mi­tes de de­to­na­ción y prác­ti­ca­men­te no hay di­fe­ren­cia en el con­su­mo. La fac­ti­bi­li­dad de las mez­clas al do­ble que las ac­tua­les es­ta to­tal­men­te de­mos­tra­da”, afir­mó Ga­ri­bal­di.

Tras la jor­na­da por­te­ña que­dó cla­ro que el ho­ri­zon­te pa­ra los bio­com­bus­ti­bles es­tá des­pe­ja­do más allá de las tor­men­tas co­yun­tu­ra­les. Pe­ro co­mo di­jo Jor­ge Hil­bert, coor­di­na­dor del Pro­gra­ma Na­cio­nal de Bioenergía del IN­TA, “las ca­de­nas de pro­duc­ción de bio­com­bus­ti­bles a ni­vel mun­dial es­tán in­ser­tas en com­ple­jas ca­de­nas de trans­for­ma­ción agroin­dus­trial. Es de­cir, que el eta­nol es par­te de un todo”.

Si los ac­to­res pú­bli­cos y pri­va­dos de­mues­tran te­ner vi­sio­nes co­mu­nes, co­mo su­ce­dió la se­ma­na pa­sa­da en Bue­nos Ai­res, el fu­tu­ro sin du­das trae­rá muy bue­nos re­sul­ta­dos.

MAR­CE­LO CA­CE­RES

A todo va­por. La plan­ta de Bio4, en la ciu­dad cor­do­be­sa de Río Cuar­to, co­men­zó a ope­rar el año pa­sa­do y tie­ne una ca­pa­ci­dad de pro­duc­ción de 85 millones de li­tros de eta­nol de maíz al año. Eso se tra­du­ce en un fuer­te de­sa­rro­llo pa­ra to­da la re­gión.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.