A cui­dar el “pop corn”

Los fun­gi­ci­das en el maíz pi­sin­ga­llo son cla­ve. Su apli­ca­ción per­mi­te au­men­tar los ren­di­mien­tos y, so­bre todo, me­jo­rar la ca­li­dad del grano.

Clarin - Rural - - LA SANIDAD DEL MAÍZ - Cla­rín Ru­ral cla­rin­ru­ral@cla­rin.com

Ar­gen­ti­na es el prin­ci­pal ex­por­ta­dor mun­dial de maíz pi­sin­ga­llo, una es­pe­cia­li­dad cu­yos mer­ca­dos con­su­mi­do­res son bas­tan­te es­ta­bles y de­man­dan mer­ca­de­ría de va­ria­das ca­rac­te­rís­ti­cas y exi­gen­cias.

Se tra­ta de un ne­go­cio que a ni­vel lo­cal se ini­ció en 1989 y que en­tre 1998 y 2000 con­vir­tió a la Ar­gen­ti­na en el pri­mer ex­por­ta­dor mun­dial, lu­gar que aun man­tie­ne con unas 230.000 to­ne­la­das ex­por­ta­das.

Pa­ra es­ta cam­pa­ña, las es­ti­ma­cio­nes au­gu­ran una su­per­fi­cie sem­bra­da de 70.000 hec­tá­reas a ni­vel na­cio­nal, con un ren­di­mien­to pro­me­dio es­pe­ra­do de 3,8 to­ne­la­das por hec­tá­rea.

De­bi­do a que el maíz pi­sin­ga­llo no es un hí­bri­do con un buen per­fil sa­ni­ta­rio, el ma­ne­jo en es­te sen­ti­do ha­ce la di­fe­ren­cia. Re­cien­te­men­te se co­no­cie­ron dos tra­ba­jos de apli­ca­ción de fun­gi­ci­das pa­ra el tra­ta­mien­to de ro­ya co­mún.

El pri­mer tra­ba­jo se lle­vó a ca­bo en la lo­ca­li­dad de Ge­ne­ral Vi­lle­gas, Bue­nos Ai­res, y el ob­je­ti­vo fue eva­luar la efi­ca­cia en el con­trol de la ro­ya co­mún, la res­pues­ta en ren­di­mien­to y pa­rá­me­tros de ca­li­dad.

En es­ta ex­pe­rien­cia, los téc­ni­cos Jo­na­tan Da­mia­ni (Es­ta­ble­ci­mien­to La Cla­ri­ta-Es­ta­nar) y Da­niel Trasmonte (ase­sor CREA Amé­ri­ca) no en­con­tra­ron res­pues­tas sig­ni­fi­ca­ti­vas en el au­men­to de los ren­di­mien­tos, sino que re­gis­tra­ron me­jo­ras en los ín­di­ces de ca­li­dad, pa­rá­me­tros que son te­ni­dos en cuen­ta al mo­men­to de de­fi­nir el pre­cio del grano en­tre­ga­do. Así con­clu­ye­ron que se in­cre­men­ta­ron los ren­di­mien­tos en 370 kg/ ha, mien­tras que en tér­mi­nos de ca­li­dad, los ín­di­ces y la can­ti­dad de da­ños to­ta­les tu­vie­ron me­jo­ras con­si­de­ra­bles, cuan­do los hí­bri­dos fue­ron tra­ta­dos con Abacus HC, un fun­gi­ci­da de Basf.

El se­gun­do es­tu­dio lo reali­zó el semillero Basso, de la lo­ca­li­dad de Per­ga­mino, Bue­nos Ai­res.

Tam­bién en es­te ca­so se tra­ba­jó con pro­duc­tos de la com­pa­ñía ale­ma­na y, en es­te ca­so, con efec­tos po­si­ti­vos so­bre el ren­di­mien­to. La com­bi­na­ción de pro­duc­tos fun­gi­ci­das des­ta­có el ta­ma­ño del grano. En es­te ca­so se ob­ser­vó una al­ta res­pues­ta al tra­ta­mien­to con Ope­ra en la eta­pa V9 res­pec­to al mis­mo tra­ta­mien­to en VT (pa­no­ja­mien­to) pa­ra el hí­bri­do sus­cep­ti­ble a ro­ya y que se sem­bró con rie­go. En él, el ren­di­mien­to al­can­zó 3.246 kg/ha con­tra los 2.063 kg/ha del tra­ta­mien­to tes­ti­go. Por úl­ti­mo, el con­trol de ma­le­zas don­de se uti­li­zó la tec­no­lo­gía Con­vey, tu­vo un ex­ce­len­te con­trol y se­lec­ti­vi­dad pa­ra el maíz pi­sin­ga­llo.

Ai­mar Pe­na, ge­ren­te de maíz de Basf, co­men­tó : “El uso de tec­no­lo­gías en maíz nos per­mi­te apro­ve­char todo el po­ten­cial del hí­bri­do y los re­cur­sos dis­po­ni­bles, y por úl­ti­mo, nos ase­gu­ra una me­jor res­pues­ta a con­di­cio­nes de stress que pue­da su­frir el cul­ti­vo”.

En cul­ti­vos que re­quie­ren un ma­ne­jo más ex­haus­ti­vo, la in­for­ma­ción ha­ce la di­fe­ren­cia.

Me­jo­res gra­nos. Uno de los as­pec­tos en los que más im­pac­tó el uso de fun­gi­ci­das fue en la ca­li­dad co­mer­cial.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.