El pro­ce­sa­mien­to de so­ja, a me­dia má­qui­na

En Ro­sa­rio, in­ver­sio­nes fuer­tes, pe­ro po­co ac­ti­vi­dad.

Clarin - Rural - - TAPA -

Ir de una pun­ta a la otra de la fá­bri­ca im­pli­ca re­co­rrer tres ki­ló­me­tros. Es que to­do vie­ne en fras­co gran­de en Re­no­va, el fla­man­te com­ple­jo acei­te­ro y portuario que Vi­cen­tín, Mo­li­nos y Olea­gi­no­sa Mo­reno pu­sie­ron es­te año en mar­cha en Tim­búes, unos 50 ki­ló­me­tros al nor­te de Ro­sa­rio, con una in­ver­sión de 480 mi­llo­nes de dó­la­res. La es­ca­la del com­ple­jo im­pre­sio­na: só­lo la cel­da don­de es­tán ins­ta­la­das las má­qui­nas que mue­len el grano, por ejem­plo, tie­ne una al­tu­ra equi­pa­ra­ble a la de un edi­fi­cio de diez pi­sos y el lar­go de más de tres can­chas de fút­bol.

Re­no­va no só­lo es la más nue­va de las acei­te­ras que tie­ne el po­lo olea­gi­no­so de la cos­ta del sur de San­ta Fe, sino que es la más gran­de de to­das en ca­pa­ci­dad de pro­ce­sa­mien­to: 20.000 to­ne­la­das de so­ja por día, lo que la de­ja en con­di­cio­nes de pro­ce­sar el 14% de la pro­duc­ción to­tal de so­ja de la Ar­gen­ti­na.

En una vi­si­ta or­ga­ni­za­da por la Cá­ma­ra Ar­gen­ti­na de la In­dus­tria Acei­te­ra (Cia­ra), Cla­rín Ru­ral re­co­rrió es­te com­ple­jo de 200 hec­tá­reas, ins­ta­la­do so­bre la cos­ta del río Co­ron­da, a só­lo 300 me­tros de la desem­bo­ca­du­ra en el Pa­ra­ná. En la pla­ya de es­ta­cio­na­mien­to pue­den des­car­gar 600 ca­mio­nes por día. Esos gra­nos, siem­pre trans­por­ta­dos por cintas, ini­cian un ca­mino ha­cia el río en el que pri­me­ro son al­ma­ce­na­dos en si­los con ca­pa­ci­dad de aco­pio de 310.000 to­ne­la­das de so­ja y lue­go pro­ce­sa­dos.

Una vez ob­te­ni­do el acei­te, si­gue su ca­mino al tan­que de al­ma­ce­na­mien­to a la es­pe­ra del em­bar­que en el puer­to, al que pue­den arri­bar bu­ques Pa­na­max, con ca­pa­ci­dad pa­ra 60.000 to­ne­la­das, gra­cias a un ca­la­do de 10 me­tros de pro­fun­di­dad. En tan­to, la le­ci­ti­na que se ob­tie­ne del pro­ce­sa­mien­to es se­pa­ra­da (se la uti­li­za pa­ra la ali­men­ta­ción de pes­ca­dos, en­tre otros usos) y que­da al­ma­ce­na­da en tan­ques di­fe­ren­cia­les.

En torno de la em­pre­sa se desa­rro­lló un com­ple­jo de ser­vi­cios pa­ra la in­dus­tria, des­de ta­lle­res de man­te­ni­mien­to y una plan­ta po­ta­bi­li­za­do­ra de agua (pa­ra con­su­mo hu­mano y uso in­dus­trial) has­ta una usi­na tér­mi­ca de ci­clo nor­mal que abas­te­ce a la plan­ta de la ener­gía eléc­tri­ca ne­ce­sa­ria pa­ra po­ner­la en mar­cha.

El nom­bre de la em­pre­sa es­tá em­pa­ren­ta­do des­de sus ini­cios con el bio­dié­sel, ya que en 2007 fue la pri­me­ra de las gran­des fá­bri­cas en po­ner­se a ela­bo­rar es­te bio­com­bus­ti­ble. Lo hi­zo con una plan­ta en San Lo­ren­zo de 250.000 to­ne­la­das, que rá­pi­da­men­te am­plió al do­ble.

Ade­más, si­guió in­cur­sio­nan­do en el agre­ga­do de va­lor al in­ver­tir en una plan­ta pa­ra re­fi­nar la gli­ce­ri­na (con ca­pa­ci­dad de 100.000 to­ne­la­das) que se ob­tie­ne del bio­dié­sel y que tie­ne di­ver­sos usos in­dus­tria­les, co­mo la ela­bo­ra­ción de cos­mé­ti­cos.

Pe­ro en el com­ple­jo de Tim­búes -que co­men­zó a cons­truir­se en 2010 y es­tá ope­ra­ti­vo des­de abril- el pro­ta­go­nis­ta es el acei­te. “Na­da es­tá des­car­ta­do, ni fa­bri­car bio­dié­sel ni eta­nol, por más que aho­ra no es­te­mos pen­san­do en nin­guno de los dos”, re­co­no­ce Ale­jan­dro Ma­gui­re, ge­ren­te ope­ra­ti­vo de Re­no­va.

“La in­ver­sión fue pen­sa­da cuan­do no ha­bía tra­bas ex­ter­nas al bio­dié­sel ni re­gu­la­cio­nes al mer­ca­do in­terno. Si el bio­dié­sel hu­bie­se se­gui­do cre­cien­do co­mo ve­nía, otra se­ría la his­to­ria”, des­li­za el eje­cu­ti­vo, al ana­li­zar una co­yun­tu­ra que es com­ple­ja pa­ra el sec­tor. In­clu­so, co­mo pos­tal de la épo­ca, la plan­ta es­tá por es­tos días ca­si sin tra­ba­jar por la fal­ta de so­ja.

Con la mi­ra­da en el lar­go pla­zo, en Re­no­va es­tán con­ven­ci­dos de que el fu­tu­ro es de los más efi­cien­tes. “La com­pe­ten­cia es mun­dial y al tra­tar­se de un pre­cio glo­bal si­mi­lar pa­ra to­dos, la di­fe­ren­cia la va a ha­cer el país que ten­ga la in­dus­tria más com­pe­ti­ti­va”, se en­tu­sias­ma Ma­gui­re. t

So­bre el río. Vi­cen­tín, Mo­li­nos y Olea­gi­no­sa Mo­reno in­vir­tie­ron 480 mi­llo­nes de dó­la­res pa­ra cons­truir la plan­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.