La ven­ta de cam­pos es­tá en el “free­zer”

Un es­pe­cia­lis­ta en la ma­te­ria di­ce que el mer­ca­do es­tá ca­si pa­ra­li­za­do por un con­jun­to de fac­to­res.

Clarin - Rural - - AGROECONOMÍA | DESDE HOY, EN LOS QUIOSCOS - Lu­cas Vi­lla­mil lvi­lla­mil@cla­rin.com

Tras diez años de mu­cha ac­ti­vi­dad in­mo­bi­lia­ria y al­za sos­te­ni­da del pre­cio de la tie­rra, el mer­ca­do de cam­pos se en­cuen­tra aho­ra en una me­se­ta ca­rac­te­ri­za­da por muy po­cas transac­cio­nes y una le­ve ba­ja en los va­lo­res. Las ra­zo­nes: tra­bas cam­bia­rias, in­cer­ti­dum­bre po­lí­ti­ca y, en me­nor me­di­da, una me­nor ren­ta­bi­li­dad del ne­go­cio agro­pe­cua­rio.

Un in­for­me ela­bo­ra­do por Juan José Ma­de­ro, di­rec­tor de la di­vi­sión cam­pos de la in­mo­bi­lia­ria L.J.Ra­mos, re­pa­sa los vai­ve­nes de la ac­ti­vi­dad in­mo­bi­lia­ria ru­ral de los úl­ti­mos tre­ce años: “Des­pués de 2001 hu­bo seis me­ses de pa­ra­te en las ope­ra­cio­nes in­mo­bi­lia­rias por fal­ta de re­fe­ren­cias. Lue­go, los va­lo­res ba­ja­ron a la mi­tad de lo que es­ta­ban a fin de 2001, pe­ro rá­pi­da­men­te co­men­za­ron a su­bir, y si­guie­ron su­bien­do has­ta el ci­clo 2008-2009. La apli­ca­ción del ce­po cam­bia­rio en oc­tu­bre de 2011 fue un hi­to que mar­có un an­tes y un des­pués; hu­bo cier­ta iner­cia en el pri­mer se­mes­tre de 2012, pe­ro aho­ra lle­va­mos ca­si dos años con muy ba­ja ac­ti­vi­dad. Los ne­go­cios hay que sa­car­los con ti­ra­bu­zón”.

Se­gún el es­pe­cia­lis­ta, los vai­ve­nes de la vi­da po­lí­ti­ca ar­gen­ti­na tie­nen su co­rre­la­to en la ofer­ta y de­man­da de cam­pos. “El re­sul­ta­do de las PA­SO hi­zo reac­ti­var el in­te­rés pe­ro la ope­ra­ción de la Presidenta vol­vió a pa­ra­li­zar todo. Hay mu­cha in­cer­ti­dum­bre. To­das las se­ña­les po­lí­ti­cas re­per­cu­ten en el cam­po por­que es una in­ver­sión es­tra­té­gi­ca a lar­go pla­zo”, di­ce Ma­de­ro.

En es­te ame­se­ta­mien­to de la ac­ti­vi­dad tam­bién jue­gan la di­fi­cul­tad pa­ra efec­tuar ope­ra­cio­nes en dó­la­res y la sa­li­da del mer­ca­do de los ca­pi­ta­les ex­tran­je­ros a par­tir de la Ley de Tie­rras. Al mis­mo tiem­po, la caí­da en la ren­ta­bi­li­dad del ne­go­cio agro­pe­cua­rio lle­vó a una ba­ja en el va­lor de los cam­pos res­pec­to a fi­nes de 2011. En la pam­pa hú­me­da, los pre­cios son un 15%-20% más ba­jos que a fi­nes de 2011, mien­tras que en zo­nas más mar­gi­na­les la ba­ja es del 30%.

Es­ta di­vi­sión en­tre cam­pos de bue­na ap­ti­tud agrí­co­la y cam­pos mar­gi­na­les de­ter­mi­na el mer­ca­do. Se­gún el in­for­me de Ma­de­ro, la ofer­ta de tie­rras no va­rió en los úl­ti­mos me­ses, pe­ro si va­rió la ca­li­dad, ha­bien­do ma­yor dis­po­ni­bi­li­dad de cam­pos mar­gi­na­les. “Los que tie­nen un buen cam­po no lo quie­ren ven­der por­que sa­ben que el va­lor pue­de vol­ver a su­bir en el pró­xi­mo go­bierno, y pre­fie­ren al­qui­lar­lo, aun­que los va­lo­res de los al­qui­le­res ha­yan ba­ja­do un po­co res­pec­to a las úl­ti­mas cam­pa­ñas”, ex­pli­ca el bro­ker. “Pa­ra cam­pos mar­gi­na­les si hay al­go de ofer­ta, pe­ro no mu­cha de­man­da”, agre­ga.

Lue­go co­men­ta que ve un in­ci­pien­te in­te­rés por cam­pos de ap­ti­tud ga­na­de­ra, tal vez vin­cu­la­do con la re­cien­te suba en el pre­cio de la ha­cien­da, pe­ro re­cuer­da que se tra­ta de una ac­ti­vi­dad en la que hay que pen­sar a lar­go pla­zo, una ta­rea com­pli­ca­da en la Ar­gen­ti­na. “Hay que te­ner en cuen­ta que el asa­do del pró­xi­mo go­bierno se em­pie­za a ju­gar en el ser­vi­cio ac­tual”, di­ce, y lue­go con­clu­ye: “Ar­gen­ti­na tie­ne que de­jar de dar se­ña­les y em­pe­zar a dar cer­te­zas”.

Se­gún el in­for­me, en la zo­na nú­cleo mai­ce­ra los va­lo­res ac­tua­les os­ci­lan en­tre los 15.000 y los 17.000 dó­la­res por hec­tá­rea; en el oes­te pam­peano, van de los 5.000 a los 8.000 dó­la­res, y en la zo­na tri­gue­ra del sur de Bue­nos Ai­res, de 3.000 y 6.500. t

Bro­ker. Ma­de­ro, de L.J.Ra­mos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.