Aler­tan por la lle­ga­da de una “su­per­oru­ga”

He­li­co­ver­pa ar­mi­ge­ra es­tá cau­san­do gra­ves da­ños en Bra­sil. Dos ex­per­tos de ese país la ana­li­zan en detalle.

Clarin - Rural - - LA SANIDAD DE LA SOJA | TECNOLOGÍA AGRÍCOLA - Pablo Lo­sa­da plo­sa­da@cla­rin.com

Co­mo pu­bli­có Cla­rín Ru­ral en re­cien­tes edi­cio­nes, de acuer­do a lo ma­ni­fes­ta­do por re­co­no­ci­dos es­pe­cia­lis­tas en pla­gas, hay una nue­va es­pe­cie ins­ta­la­da en Bra­sil y Pa­ra­guay que ame­na­za con en­trar en Ar­gen­ti­na. Se tra­ta de He­li­co­ver­pa ar­mi­ge­ra, que en Bra­sil es­tá oca­sio­nan­do da­ños gra­ví­si­mos en mu­chos cul­ti­vos, tan­to que el go­bierno de­cla­ró la emer­gen­cia fi­to­sa­ni­ta­ria a ni­vel na­cio­nal.

¿Por qué es­ta nue­va pla­ga es una gran ame­na­za? “Prin­ci­pal­men­te por su vo­ra­ci­dad pa­ra ali­men­tar­se de dis­tin­tos cul­ti­vos (en Bra­sil con­su­me so­ja, tri­go, maíz, al­go­dón, po­ro­to, ca­fé, cul­ti­vos hor­tí­co­las y ci­trí­co­las), su al­ta ca­pa­ci­dad de dis­per­sión, su adap­ta­bi­li­dad a dis­tin­tos am­bien­tes y el da­ño di­rec­to so­bre los de­ter­mi­nan­tes del ren­di­mien­to”, ex­pli­ca Ger­mi­son Vi­tal Tom­quels­ki, es­pe­cia­lis­ta en en­to­mo­lo­gía de la Fun­da­ción Cha­pa­dao, de Ma­to Gros­so do Sul, en diá­lo­go con Cla­rín Ru­ral en Bue­nos Ai­res.

El ex­per­to lle­gó aquí es­ta se­ma­na de la mano de la em­pre­sa Ma­gan, pa­ra dar una se­rie de char­las so­bre He­li­co­ver­pa ar­mi­ge­ra a es­pe­cia­lis­tas ar­gen­ti­nos en zoo­lo­gía agrí­co­la.

La fun­da­ción en la que tra­ba­ja Vi­tal Tom­quels­ki de­pen­de de los pro­duc­to­res agro­pe­cua­rios y son ellos quie­nes ven que es­te le­pi­dóp­te­ro re­pre­sen­ta un pro­ble­ma de di­fí­cil so­lu­ción. Por eso, el es­pe­cia­lis­ta se mos­tró real­men­te preo­cu­pa­do.

Vi­tal se­ña­la, con asom­bro, la ra­pi­dez con la que ex­plo­tó la pla­ga. “Fue de una cam­pa­ña a la otra. En el 2011/12 so­lo hu­bo fo­cos ais­la­dos en al­go­dón en Sal­va­dor de Bahía, que fue­ron las pri­me­ras de­tec­cio­nes de la pre­sen­cia del in­sec­to. Pe­ro en la cam­pa­ña si­guien­te los pro­duc­to­res de todo el país gas­ta­ron un 47% más de di­ne­ro en la apli­ca­ción de in­sec­ti­ci­das pa­ra con­tro­lar­la”, re­cor­dó.

Se­gún sus cálcu­lo, en la cam­pa­ña 2012/13, las pér­di­das a ni­vel na­cio­nal en Bra­sil por es­ta pla­ga al­can­za­ron los 800 millones de dó­la­res.

De to­das for­mas, y co­mo la pla­ga si­gue sien­do to­da una no­ve­dad, en Bra­sil no co­no­cen con pre­ci­sión los um­bra­les de con­trol, pe­ro tie­nen la cer­te­za de que con prin­ci­pios ac­ti­vos co­mo los car­ba­ma­tos, or­ga­no­fos­fo­ra­dos, es­pi­no­si­nas, dia­mi­nas, oxi­dia­mi­nas y re­gu­la­do­res de cre­ci­mien­to, la pue­den con­tro­lar.

El ex­per­to de­ta­lló que es di­fí­cil la iden­ti­fi­ca­ción del in­sec­to, por­que se di­fe­ren­cia de otro de la mis­ma es­pe­cie por de­ta­lles mí­ni­mos co­mo, por ejem­plo, el apa­ra­to re­pro­duc­tor.

Por es­tos de­ta­lles es que Vi­tal co­men­tó que una fa­lla en la iden­ti­fi­ca­ción por par­te de los in­ves­ti­ga­do­res es una de las teo­rías que se ma­ne­jan en torno a por qué ex­plo­tó es­te enor­me pro­ble­ma. Tam­bién es­pe­cu­lan que la am­plia adop­ción de maíz Bt con­tro­ló a Spo­dop­te­ra fru­gi­per­da, un enemi­go na­tu­ral de las oru­gas He­li­co­ver­pa ar­mí­ge­ra. Fi­nal­men­te, otra de las hi­pó­te­sis es que hay hí­bri­dos de He­li­co­ver­pa ar­mí­ge­ra sur­gi­dos del cru­za­mien­to con otros le­pi­dóp­te­ros, que ge­ne­ra­ron es­tas “su­per­oru­gas”.

Res­pec­to al Bt en so­ja, que es­ta cam­pa­ña se siem­bra por pri­me­ra vez en Bra­sil, Vi­tal ade­lan­ta que con­tro­la a He­li­co­ver­pa ar­mí­ge­ra, aun­que di­ce que hay que te­ner cui­da­do, ya que los ge­nes Bt de maíz y al­go­dón so­lo fue­ron ple­na­men­te efi­ca­ces en el con­trol los pri­me­ros dos años, por­que lue­go apa­re­cie­ron los pri­me­ros in­sec­tos re­sis­ten­tes a ellos tam­bién.

El es­pe­cia­lis­ta es­tu­vo acom­pa­ña­do por otro bra­si­le­ro, Er­nes­to Be­net­ti, ge­ren­te de De­sa­rro­llo de Mi­le­nia, una em­pre­sa de Bra­sil per­te­ne­cien­te al gru­po de Ma­gan, quien tam­bién co­no­ce a fon­do la pla­ga y di­jo que es­tá asom­bra­do por su ex­pan­sión. Pa­ra con­tro­lar­la, re­co­mien­da la com­bi­na­ción de pro­duc­tos. “Co­mo es­tra­te­gia de ma­ne­jo acon­se­ja­mos la apli­ca­ción de un ac­ti­vo más un re­gu­la­dor de cre­ci­mien­to: eso evi­ta ha­cer mu­chas apli­ca­cio­nes de dis­tin­tos pro­duc­tos y con al­tas do­sis”, co­men­tó. Be­net­ti agre­gó que, por el uso de dis­tin­tos in­sec­ti­ci­das, es­tán de­tec­tan­do una ma­yor pre­sión po­bla­cio­nal de pla­gas se­cun­da­rias, co­mo pi­cu­dos, mos­cas blancas, áca­ros y chin­ches.

Por eso, con­clu­yó que, pa­ra evi­tar es­tos des­ba­lan­ces po­bla­cio­nes de pla­gas, hay que mo­ni­to­rear bien y ha­cer las co­sas sim­ples, que son las que mues­tran más efi­ca­cia. t

Bra­si­le­ros en la 9 de Ju­lio. Vi­tal Tom­quels­ki, de la Fun­da­ción Cha­pa­dao (izq.), y Be­net­ti, de la com­pa­ñía Mi­le­nia.

Vo­raz. Así es He­li­co­ver­pa ar­mi­ge­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.