La cur­va jus­ta pa­ra el bienestar ani­mal

El pro­duc­tor Bernardo Wisky ins­ta­ló una manga cur­va que le da más ope­ra­ti­vi­dad en el ma­ne­jo.

Clarin - Rural - - GANADERÍA/EXPOAGRO 2014 - Cla­rín Ru­ral cla­rin­ru­ral@cla­rin.com

Bernardo Wisky tie­ne un cam­po en la zo­na bo­nae­ren­ra se de Ge­ne­ral Ma­da­ria­ga in­te­gra­do por 300 hec­tá­reas de ba­jos y otras 450 con ap­ti­tud agrí­co­la. En el sec­tor ga­na­de­ro del es­ta­ble­ci­mien­to, se in­ver­nan unos 500 no­vi­llos -com­pra­dos a cria­do­res de la zo­na- con un sis­te­ma de pas­to­reo ro­ta­ti­vo.

En los úl­ti­mos años, el pro­duc­tor co­men­zó a ad­ver­tir que la in­ver­na­da de com­pra te­nía dos pro­ble­mas gra­ves, que eran los cos­tos cre­cien­tes y la di­fi­cul­tad pa­ra en­con­trar per­so­nas dis­pues­tas a vi­vir y tra­ba­jar en el cam­po.

En­ton­ces, el desafío fue re­sol­ver los dos pro­ble­mas por me­dio del di­se­ño de una em­pre­sa ga­na­de­ra que fue­se fá­cil de ope­rar en un mar­co de ba­jos cos­tos.

Con la pla­ni­fi­ca­ción de un sis­te­ma sen­ci­llo, el pri­mer pa­so pa­ra al­can­zar el ob­je­ti­vo fue crear cin­co po­tre­ros en los cua­les los no­vi­llos se van ro­tan­do ca­da sie­te días. “Es­ta­mos lo­gran­do un en­gor­de dia­rio pro­me­dio de 600 gra­mos por día”, co­men­ta el pro­duc­tor y agre­ga: “Los po­tre­ros es­tán di­vi­di­dos con alam­bres co­lo­ca­dos ca­da do­ce me­tros so­bre va­ri­llas de ace­ro gal­va­ni­za­do; el sis­te­ma es muy fá­cil de ope­rar y tie­ne un cos­to equi­va­len­te a me­nos del 50% del alam­bra­do tra­di­cio­nal”, in­di­ca el pro­duc­tor.

Ade­más, a fi­nes del año pa­sa­do, Wisky ins­ta­ló una manga de ace­ro gal­va­ni­za­do di­se­ña­da a par­tir de los con­cep­tos de bienestar ani­mal desa­rro­lla­dos por la in­ves­ti- ga­do­ra es­ta­dou­ni­den­se Tem­ple Gran­din.

“Co­no­cí el con­cep­to de las man­gas cur­vas al ver una pe­lí­cu­la so­bre la his­to­ria de Tem­ple Gran­din; lue­go su­pe que una em­pre­sa ro­sa­ri­na las fa­bri­ca­ba aquí”, co­men­ta Wisky. La manga se em­plea pa­ra pe­sar y va­cu­nar a los ani­ma­les una vez por mes.

“Con es­te sis­te­ma, el in­ge­nie­ro que se ocu­pa de la agri­cul­tu--

Con la manga de ma­de­ra se ne­ce­si­tan más ope­ra­rios en las ta­reas con el ro­deo

pue­de tam­bién de­di­car­se a la aten­ción de la ha­cien­da con nues­tra ayu­da y con los ser­vi­cios de un ve­te­ri­na­rio”, in­di­ca.

Con la manga de ma­de­ra tra­di­cio­nal, se re­que­rían dos per­so­nas a pie y tres a ca­ba­llo pa­ra ma­ne­jar la ha­cien­da. Con la nue­va manga, só­lo se ne­ce­si­tan dos per­so­nas a pie pa­ra rea­li­zar el tra­ba­jo.

“Es­to nos per­mi­te po­ner to­das nues­tras ener­gías en lo­grar la ma­yor efi­cien­cia po­si­ble en la pro­duc­ción de car­ne a tra­vés de una co­se­cha óp­ti­ma de pas­to: en al­gu­nos sec­to­res, he­mos lo­gra­do pa­sar de 120 a 350 kg/ha de car­ne”, apun­ta Wisky.

“En­ten­de­mos que en nues­tra zo­na el fu­tu­ro de las em­pre­sas ga­na­de­ras se­rá el de es­ta­ble­ci­mien­tos aten­di­dos por sus due­ños, fá­ci­les de ope­rar y con ba­jos cos­tos de man­te­ni­mien­to”, con­clu­ye el em­pre­sa­rio.

Con las ins­ta­la­ción de una manga cur­va hay ma­yo­res ven­ta­jas en lo que ha­ce al ma­ne­jo de la ha­cien­da por dis­tin­tas cau­sas. Por un la­do, fun­cio­na más efi­cien­te­men­te que la rec­ta por­que im­pi­de que el ani­mal vea los mo­vi­mien­tos que su­ce­den en la otra pun­ta de la ins­ta­la­ción. Ade­más, al atra­ve­sar una cur­va, los bo­vi­nos avan­zan por­que es­ti­man que po­drán vol­ver al lu­gar del cual pro­vie­nen.

En el con­cep­to de la manga cur­va, ideal­men­te, el va­cuno de­be vi­sua­li­zar un es­pa­cio equi­va­len­te a dos lar­gos de cuer­po pa­ra avan­zar sin in­con­ve­nien­tes. Por es­ta ra­zón, en el di­se­ño ade­cua­do de es­te ti­po de manga, el vi­ra­je de­be te­ner 180 gra­dos. t

El gi­ro. La he­rra­mien­ta es pa­ra pe­sar y va­cu­nar a los ani­ma­les una vez al mes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.