Con mu­cho pa­ra apor­tar

En 9 de Ju­lio, Ju­lie­ta Las­tra tie­ne un plan­teo agrí­co­la de punta y no de­ja de­ta­lles li­bra­dos al azar. Cha­cras pa­ra la ex­pe­ri­men­ta­ción de ro­ta­cio­nes sus­ten­ta­bles, frea­tí­me­tros y has­ta una es­ta­ción me­teo­ro­ló­gi­ca son par­te del com­bo.

Clarin - Rural - - TAPA - Lu­cas Villamil lvi­lla­mil@cla­rin.com

En 9 de Ju­lio, Ju­lie­ta Las­tra tie­ne un plan­teo agrí­co­la de punta y no de­ja de­ta­lles li­bra­dos al azar. Agri­cul­tu­ra por am­bien­tes, cha­cras pa­ra la ex­pe­ri­men­ta­ción de ro­ta­cio­nes sus­ten­ta­bles, frea­tí­me­tros y has­ta una es­ta­ción me­teo­ro­ló­gi­ca son par­te del com­bo.

Ju­lie­ta Las­tra na­ció en la ciu­dad de Buenos Aires y siem­pre fue una in­can­sa­ble bus­ca­do­ra de ca­mi­nos. Cuan­do ter­mi­nó el co­le­gio es­tu­dió me­di­ci­na por un tiem­po y lue­go fue mon­ja de clau­su­ra du­ran­te ocho años en un con­ven­to de las Car­me­li­tas Des­cal­zas. Des­pués es­tu­dió be­llas ar­tes, se de­di­có a la es­cul­tu­ra, hi­zo fo­to­gra­fía y, fi­nal­men­te, ha­ce ya diez años, re­ca­ló en la lo­ca­li­dad bo­nae­ren­se de 9 de Ju­lio pa­ra con­ver­tir­se en una pro­duc­to­ra agro­pe­cua­ria de punta que bus­ca la me­jo­ra cons­tan­te en ma­te­ria de pro­duc­ti­vi­dad y sus­ten­ta­bi­li­dad.

Ju­lie­ta di­ce que su adap­ta­ción a la ac­ti­vi­dad no fue tan di­fí­cil por­que su pa­dre -quien le ce­dió el man­do de la em­pre­sa- ya con­ta­ba con un muy buen equi­po de gen­te y por­que ella con­fía mu­cho en su ase­sor, el ingeniero Fe­de­ri­co Al­bi­na. Pe­ro en su ma­ne­jo agro­nó­mi­co se per­ci­ben el de­ta­llis­mo y la

El tri­go rin­dió 66 qq y la so­ja vie­ne muy bien, pe­ro al maíz el ca­lor lo afec­tó mu­cho

pro­li­ji­dad fe­me­ni­nas, ade­más de un es­ti­lo de li­de­raz­go con cla­ros ras­gos de su pa­sa­do ar­tís­ti­co y es­pi­ri­tual (Ver Cues­tión de...). Cla­rín Ru­ral la vi­si­tó y re­co­rrió con ella los lo­tes pa­ra de­mos­trar que, en el agro tam­bién, las mu­je­res tie­nen mu­cho pa­ra apor­tar.

La Yda­li­na es una es­tan­cia que ori­gi­nal­men­te te­nía más de 10.000 hec­tá­reas y per­te­ne­cía a la fa­mi­lia del ex Mi­nis­tro de Agri­cul­tu­ra y de Re­la­cio­nes Ex­te­rio­res Ho­no­rio Puey­rre­dón, de quien Ju­lie­ta es bis­nie­ta. Con el tiem­po el cam­po se di­vi­dió y ac­tual­men­te Ju­lie­ta es due­ña, jun­to a su her­mano, de 1.600 hec­tá­reas. “La Yda­li­na tie­ne al­re­de­dor de 900 hec­tá­reas de suelos ti­po 1, y el res­to es más ove­ro”, des­cri­be Ju­lie­ta. A pe­sar de que no es in­ge­nie­ra y que ha­ce so­lo diez años que se de­di­ca a la pro­duc­ción, ha­bla co­mo si lo hu­bie­ra he­cho to­da la vi­da y ob­ser­va los cul­ti­vos con la de­di­ca­ción de una es­pe­cia­lis­ta.

En “la lon­ja”, co­mo lla­man a la par­te del cam­po que tie­ne me­jo­res suelos, lo pri­me­ro que se ve es una es­ta­ción me­teo­ro­ló­gi­ca. La pu­sie­ron en 2009 y ob­tie­ne da­tos co­mo tem­pe­ra­tu­ra y hu­me­dad en sue­lo, vien­tos, eva­po­trans­pi­ra­ción, hu­me­dad re­la­ti­va y pun­to de ro­cío. Quien ma­ne­ja esa in­for­ma­ción y la po­ne a dis­po­si­ción de cual­quie­ra que la quie­ra ver on-li­ne es Adria­na Ba­sual­do, me­teo­ró­lo­ga de la ofi­ci­na de ries­go cli­má­ti­co del Mi­nis­te­rio de Agri­cul­tu­ra. La aso­cia­ción de La Yda­li­na con téc­ni­cos, es­pe­cia­lis­tas y pro­duc­to­res pa­re­ce ser par­te de su ma­ni­fies­to.

Más ade­lan­te se ve una se­rie de par­ce­las en las que Ju­lie­ta es­tá ex­pe­ri­men­tan­do di­fe­ren­tes ro­ta­cio­nes jun­to al pro­yec­to Cha­cras de la re­gio­nal Chi­vil­coy-Bra­ga­do de Aa­pre­sid. “La idea es ver si po­de­mos su­pe­rar techos de rin­de en una agri­cul­tu­ra sus­ten­ta­ble. En la zo­na en ge­ne­ral te­ne­mos buenos cam­pos y rin­des al­tos, pe­ro que­re­mos ver si po­de­mos es­ta­bi­li­zar­los e ir ha­cia arri­ba en un pro­yec­to que me­jo­re el sue­lo”, ex­pli­ca la pro­duc­to­ra.

Pa­ra eso cuen­tan con cua­tro par­ce­las y ca­da una es­tá di­vi­di­da en dos par­tes. Una par­te de ca­da par­ce­la se tra­ba­ja con el ma­ne­jo ha­bi­tual del cam­po, y la otra se ha­ce con di­fe­ren­tes ro­ta­cio­nes y plan­teos de al­ta tec­no­lo­gía. Ade­más, Ju­lie­ta pres­ta par­ce­las de sus pro­pios cul­ti­vos pa­ra que se prue­ben nue­vos hí­bri­dos de maíz y pro­duc­tos fi­to­sa­ni­ta­rios de di­fe­ren­tes em­pre­sas.

Al cos­ta­do de las cha­cras se pue­de ob­ser­var un frea­tí­me­tro. “Los te­ne­mos dis­pues­tos en to­do el cam­po pa­ra ver la dis­po­ni­bi­li­dad de agua en la na­pa. En las lo­mas, la pro­fun­di­dad su­pera ape­nas los tres me­tros, y en otras par­tes la na­pa es­tá a dos me­tros”, co­men­ta Ju­lie­ta, y cuen­ta que en 2012 en su zo­na llo­vie­ron 1.650 mi­lí­me­tros, lo cual achi­có mu­cho la su­per­fi­cie de siem­bra, pe­ro que es­te año vino más se­co. La pro­duc­to­ra tu­vo la suer­te de que le llo­vió un po­co en los pri­me­ros días de sep­tiem­bre, lo cuál cam­bió por com­ple­to los rin­des del tri­go. Des­pués lle­ga­ron 50 mi­lí­me­tros a prin­ci­pios de enero, lo cual tam­bién ayu­dó mu­cho a los cul­ti­vos de verano.

La ro­ta­ción que sue­len lle­var

a ca­bo en La Yda­li­na es tri­go-so­ja/maíz/so­ja de pri­me­ra. El tri­go de la cam­pa­ña pa­sa­da se per­dió to­do por fu­sa­rium, pe­ro en la ac­tual el ce­real tu­vo un ren­di­mien­to espectacular. “Sem­bra­mos 440 hec­tá­reas de tri­go y la llu­via de sep­tiem­bre nos sal­vó la cam­pa­ña. Hi­ci­mos una va­rie­dad fran­ce­sa pa­ra la ex­por­ta­ción y dos va­rie­da­des pa­na­de­ras que sa­lie­ron con muy bue­na ca­li­dad”. El pro­me­dio de rin­de en es­ta cam­pa­ña fue de 66 quin­ta­les por hec­tá­rea, cuan­do el pro­me­dio de los úl­ti­mos años es de al­re­de­dor de 60. “Aho­ra es­ta­mos usan­do va­rie­da­des que rin­den me­nos, co­mo el Ra­yo o el Ba­guet­te 11, pe­ro que tie­nen más ca­li­dad y nos per­mi­ten co­mer­cia­li­zar, por­que si no es­tás pre­so del Go­bierno que no te de­ja ex­por­tar”, di­ce la pro­duc­to­ra.

So­bre el maíz ase­gu­ra que ha te­ni­do años de 130 quin­ta­les, pe­ro que es­te año el cul­ti­vo es­tá muy su­fri­do. “La po­li­ni­za­ción se hi­zo con mu­cha tem­pe­ra­tu­ra, en­ton­ces las es­pi­gas no es­tán bien, les fal­tan gra­nos”, de­ta­lla. La so­ja, por su par­te, es­tá sien­do acom­pa­ña­da por el cli­ma y vie­ne muy bien, pe­ro ha­brá que es­pe­rar has­ta la co­se­cha pa­ra ver los re­sul­ta­dos. Se­gu­ra­men­te ten­drán que es­tar aten­tos a la apa­ri­ción de hon­gos o en­fer­me­da­des de fin de ci­clo que las llu­vias pue­dan traer apa­re­ja­das. En años buenos Ju­lie­ta ob­tu­vo rin­des de 46 quin­ta­les por hec­tá­rea.

Co­mo a la pro­duc­to­ra no le gus­ta de­jar de­ta­lles li­bra­dos al azar, es ló­gi­co que las par­tes ba­jas del cam­po se apro­ve­chen con la ga­na­de­ría, la ac­ti­vi­dad pre­fe­ri­da de su pa­dre, quien se en­car­ga de esa par­te del ne­go­cio. “Mi vie­jo ha­ce cría con unas 150 va­cas y su le­ma es ‘de­já a la va­ca tran­qui­la’. Es un plan­teo an­ti­cua­do pe­ro no le po­de­mos de­cir na­da por­que te­ne­mos ín­di­ces del 98 por cien­to de pre­ñez”, di­ce.

El apor­te de esa ac­ti­vi­dad no es gran­de en nú­me­ros, pe­ro en esos ba­jos no po­dría ha­cer mu­cho más por­que son muy sa­li­nos. “Si les fal­ta ali­men­to a los ani­ma­les, com­pra­mos ro­llo. Las va­cas no pi­san ja­más los ras­tro­jos. Yo sé cuán­to me cues­ta un ro­llo o cuán­to me cues­ta el grano, pe­ro no sé cuán­to pier­do con la va­ca pi­san­do­me el lo­te. Pre­fie­ro sa­ber lo que me cues­ta an­tes que no sa­ber cuán­to pier­do”, di­ce Ju­lie­ta.

La fra­se re­su­me su ca­rác­ter de­ta­llis­ta. Así, con per­so­na­li­dad y pro­fe­sio­na­lis­mo, la mu­jer se ga­nó su lu­gar en un sec­tor do­mi­na­do por los hom­bres.

Son­rien­te. Ju­lie­ta Las­tra en­tre la so­ja

y el maíz, en la es­tan­cia La Yda­li­na.

Na­ran­ja. Ju­lie­ta Las­tra en un lo­te de maíz en 9 de Ju­lio. Las al­tas tem­pe­ra­tu­ras en el mo­men­to de la po­li­ni­za­ción lle­va­ron a que las es­pi­gas ten­gan po­cos gra­nos.

Ro­ta­ción. A la iz­quier­da, un si­lo­bol­sa con tri­go des­can­sa al cos­ta­do de la so­ja de se­gun­da. El ce­real an­du­vo muy bien es­ta cam­pa­ña. Cli­ma. A la de­re­cha, la es­ta­ción me­teo­ro­ló­gi­ca que apor­ta da­tos on-li­ne.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.