Los trans­gé­ni­cos se si­guen ex­pan­dien­do en to­do el mun­do

En el úl­ti­mo año, se al­can­za­ron las 175 mi­llo­nes de hec­tá­reas sem­bra­das con OGMs en­tre 27 paí­ses. Son 5 mi­llo­nes de hec­tá­reas más res­pec­to a 2012.

Clarin - Rural - - TAPA - Cla­rín Ru­ral cla­rin­ru­ral@cla­rin.com

En el 2013 al­can­za­ron las 175 mi­llo­nes de hec­tá­reas sem­bra­das en­tre 27 paí­ses.

Los cul­ti­vos trans­gé­ni­cos se con­vir­tie­ron en una he­rra­mien­ta fun­da­men­tal pa­ra mu­chos agri­cul­to­res de to­do el mun­do. Eso se des­pren­de del in­for­me anual que di­fun­de el Ser­vi­cio In­ter­na­cio­nal pa­ra la Ad­qui­si­ción de Apli­ca­cio­nes Agro­bio­tec­no­ló­gi­cas (ISAAA, por sus si­glas en in­glés), el cual fue re­cien­te­men­te pu­bli­ca­do.

En el tra­ba­jo se in­di­ca que más de 18 mi­llo­nes de agri­cul­to­res, lo­ca­li­za­dos en 27 paí­ses, sem­bra­ron 175 mi­llo­nes de hec­tá­reas de cul­ti­vos trans­gé­ni­cos du­ran­te el 2013, cin­co mi­llo­nes más de hec­tá­reas que el año an­te­rior.

De acuer­do al ran­king que hi­zo la or­ga­ni­za­ción, Es­ta­dos Uni­dos se man­tie­ne co­mo el lí­der glo­bal en la adop­ción de cul­ti­vos ge­né­ti­ca­men­te mo­di­fi­ca­dos (GM) con 70 mi­llo­nes de hec­tá­reas sem­bra­das (el 40% del to­tal) y es­tá se­gui­do por Bra­sil y Ar­gen­ti­na. De los 27 paí­ses que sem­bra­ron cul­ti­vos GM, 8 son in­dus­tria­li­za­dos y 19 son paí­ses en vías de desa­rro­llo. El tra­ba­jo se­ña­la co­mo re­le­van­te es­te he­cho ya que es el se­gun­do año en el que los paí­ses en desa­rro­llo sem­bra­ron más hec­tá­reas de es­pe­cies trans­gé­ni­cas que los paí­ses in­dus­tria­li­za­dos.

Los pro­duc­to­res en Amé­ri­ca La­ti­na, Asia y Afri­ca, en con­jun­to, cul­ti­va­ron el 54% de las hec­tá­reas de cul­ti­vos trans­gé­ni­cos. “Du­ran­te el año pa­sa­do, el desa­rro­llo fue en­ca­be­za­do por los paí­ses en desa­rro­llo, prin­ci­pal­men­te Bra­sil”, se­ña­ló Cli­ve Ja­mes, fun­da­dor y pre­si­den­te de ISAAA.

El in­for­me in­di­ca que los paí­ses en desa­rro­llo con­ti­núan avan­zan­do en la in­ves­ti­ga­ción, el desa­rro­llo y la co­mer­cia­li­za­ción de bio­tec­no­lo­gía y de­mos­tra­ron la vo­lun­tad po­lí­ti­ca de apro­bar nue­vos cul­ti­vos y ca­rac­te­rís­ti­cas.

El tra­ba­jo in­da­ga aun más so­bre la es­ca­la de los pro­duc­to­res y ci­ta que más del 90% de los que cul­ti­va­ron trans­gé­ni­cos son pe­que­ños pro­duc­to­res de ba­jos re­cur­sos.

Se­gún Cli­ve Ja­mes, otro de los

paí­ses que es­tá pon­de­ran­do la im­por­tan­cia de los cul­ti­vos trans­gé­ni­cos es Chi­na con la siem­bra de al­go­dón ge­né­ti­ca­men­te mo­di­fi­ca­do. “Los chi­nos ya per­ci­bie­ron los be­ne­fi­cios del al­go­dón trans­gé­ni­co y aho­ra po­dría be­ne­fi­ciar­se del maíz trans­gé­ni­co, es­pe­cial­men­te pa­ra la pro­duc­ción ani­mal. Tam­bién po­dría be­ne­fi­ciar­se de la in­cor­po­ra­ción de ca­rac­te­rís­ti­cas pa­ra el arroz, que es un ali­men­to bá­si­co en Asia”, di­ce Ja­mes.

En el ca­so del al­go­dón trans­gé­ni­co, el año pa­sa­do ge­ne­ró be­ne­fi­cios eco­nó­mi­cos por 2.200 mi­llo­nes de dó­la­res, a la vez que dis­mi­nu­yó en un 50% las apli­ca­cio­nes de in­sec­ti­ci­das.

Res­pec­to al maíz en Chi­na, el tra­ba­jo de ISAAA con­sig­na que en ese país ya se po­dría es­tar cer­ca de la apro­ba­ción de un maíz GM con fi­ta­sa, el cual re­ci­bió la apro­ba­ción téc­ni­ca fa­vo­ra­ble en 2009, jun­to con dos even­tos de arroz. En Chi­na, la de­man­da de ali­men­to pa­ra 500 mi­llo­nes de cer­dos y 13.000 mi­llo­nes de aves ha­ce que el país de­pen­da ca­da vez más de la im­por­ta­ción de maíz.

Con el ce­real, se­ña­la el tra­ba­jo, en EE.UU. ya se es­tán ha­cien­do las pri­me­ras prue­bas de hí­bri­dos mo­di­fi­ca­dos to­le­ran­tes a se­quía. En la zo­na del cin­tu­rón mai­ce­ro de Es­ta­dos Uni­dos, afec­ta­da por es­ta ad­ver­si­dad cli­má­ti­ca, apro­xi­ma­da­men­te 2.000 agri­cul­to­res cul­ti­va­ron cer­ca de 50.000 hec­tá­reas del pri­mer maíz trans­gé­ni­co to­le­ran­te a se­quía. Tam­bién, en la otra punta del glo­bo, In­do­ne­sia desa­rro­lló y au­to­ri­zó la siem­bra co­mer­cial de la pri­me­ra ca­ña de azú­car to­le­ran­te a se­quía, con pla­nes de co­mer­cia­li­zar­la en 2014.

Por otra par­te, en unos años más, el ce­real tam­bién se­rá un cul­ti­vo cla­ve pa­ra el con­ti­nen­te afri­cano, de acuer­do a lo que in­for­ma el tra­ba­jo. La tec­no­lo­gía del maíz trans­gé­ni­co to­le­ran­te a se­quía ha si­do do­na­da por sus de­sa­rro­lla­do­res a Áfri­ca, a tra­vés del pro­yec­to WE­MA (Wa­ter Ef­fi­cient Mai­ze for Afri­ca), una ini­cia­ti­va pú­bli­co-pri­va­da im­ple­men­ta­da por el Centro In­ter­na­cio­nal pa­ra el Me­jo­ra­mien­to del Maíz y el Tri­go (Cimmyt) y la Fun­da­ción Afri­ca­na de Tec­no­lo­gía Agrí­co­la (AATF) con se­de en Ke­nia.

Las se­quías son la li­mi­ta­ción más im­por­tan­te de la pro­duc­ti­vi­dad de maíz en Afri­ca, don­de la su­per­vi­ven­cia de 300 mi­llo­nes de per­so­nas de­pen­de de ella. La siem­bra de maíz GM to­le­ran­te a se­quía en Afri­ca se pro­yec­ta pa­ra el año 2017.

Más be­ne­fi­cios

De acuer­do al tra­ba­jo con­fec­cio­na­do por el ISAAA, en­tre 1996 y 2012, los cul­ti­vos trans­gé­ni­cos con­tri­bu­ye­ron po­si­ti­va­men­te a la se­gu­ri­dad ali­men­ta­ria, la sus­ten­ta­bi­li­dad y el am­bien­te

Ade­más, los cul­ti­vos ge­né­ti­ca­men­te mo­di­fi­ca­dos hi­cie­ron su apor­te a tra­vés de la dis­mi­nu­ción de los cos­tos de pro­duc­ción y el au­men­to de la pro­duc­ti­vi­dad de los cul­ti­vos.

En­tre los be­ne­fi­cios am­bien­ta­les, se­gún afir­ma el in­for­me ela­bo­ra­do por la en­ti­dad, los OGM per­mi­tie­ron la dis­mi­nu­ción en la apli­ca­ción de los fi­to­sa­ni­ta­rios (497 mi­llo­nes de ki­lo­gra­mos me­nos de agro­quí­mi­cos apli­ca­dos en 2013), se re­du­je­ron las emi­sio­nes de dió­xi­do de car­bono (27.000 mi­llo­nes de ki­los so­la­men­te en 2012, el equi­va­len­te a sa­car de cir­cu­la­ción 12 mi­llo­nes de au­tos por año), la con­ser­va­ción de la di­ver­si­dad bio­ló­gi­ca (evi­tan­do que 123 mi­llo­nes de hec­tá­reas sean usa­das pa­ra la pro­duc­ción agrí­co­la en­tre 1996 y 2012) y el ali­vio de la po­bre­za de 16,5 mi­llo­nes de pe­que­ños agri­cul­to­res y sus fa­mi­lias.

Lo que vie­ne. En EE.UU., un gru­po de pro­duc­to­res ya pro­bó los pri­me­ros maí­ces to­le­ran­tes a se­quía, di­ce el ISAAA.

Ven­ta­ja pro­duc­ti­va. Los cul­ti­vos ge­né­ti­ca­men­te mo­di­fi­ca­dos ha­cen un apor­te cen­tral a la pro­duc­ción de to­dos los paí­ses que los adop­tan a tra­vés de la dis­mi­nu­ción de los cos­tos y el au­men­to de la pro­duc­ti­vi­dad de los cul­ti­vos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.