El há­bi­to de ir con­tra na­tu­ra

Clarin - Rural - - LOS TEMAS DE LA SEMANA - Héc­tor A. Huer­go hhuer­go@cla­rin.com

Mien­tras el mun­do se em­pe­ña por dar­le bue­nas no­ti­cias a la Ar­gen­ti­na, en es­tas pla­yas pa­re­ce que ha­ce­mos ca­so omi­so de ellas. Prac­ti­ca­mos, con lla­ma­ti­va to­zu­dez, el há­bi­to de ir con­tra na­tu­ra.

¿Cuá­les fue­ron las bue­nas no­ti­cias? Los gra­nos man­tu­vie­ron la ten­den­cia al­cis­ta de las úl­ti­mas se­ma­nas, ano­tan­do los va­lo­res más al­tos del año pa­ra la so­ja, el maíz y el tri­go. Un país nor­mal, fren­te a es­te pa­no­ra­ma tan ha­la­güe­ño pa­ra los pro­duc­tos cla­ve de su eco­no­mía, in­ten­ta­ría al­go que le per­mi­ta sa­car pro­ve­cho del “momentum” y ali­viar sus ur­gen­cias.

¿Qué ha­bría que ha­cer? Ser prác­ti­cos. Te­ne­mos más o me­nos una idea de lo que en­tra­rá con es­ta co­se­cha. Po­de­mos pre­su­pues­tar unas 52/54 mi­llo­nes de to­ne­la­das de so­ja, con un va­lor pro­me­dio de 450 dó­la­res, más el plus por el va­lor agre­ga­do de la con­ver­sión en ha­ri­na, acei­te y bio­die­sel. Unos 22.000 mi­llo­nes de dó­la­res, 8.000 di­rec­tos pa­ra el fis­co vía re­ten­cio­nes y 2.000 en sus­ti­tu­ción de im­por­ta­cio­nes de ga­soil por ma­yor cor­te con bio­die­sel.

Agre­gue­mos 15 mi­llo­nes de to­ne­la­das de ex­por­ta­cio­nes de maíz, otros 2.000 mi­llo­nes de dó­la­res. Y otros 2.500 en­tre gi­ra­sol, sor­go, los pu­chos que que­dan de ce­ba­da, arroz, po­ro­tos, al­go­dón, etc. De­je­mos de la­do otros pro­duc­tos re­gio­na­les que en ge­ne­ral se ba­san en plan­ta­cio­nes pe­ren­nes, don­de no de­be es­pe­rar­se al­go espectacular en el cor­to pla­zo.

Pe­ro sí po­dría ge­ne­rar­se un ba­ta­ca­zo de cor­to pla­zo con el cul­ti­vo que más pa­de­ció las con­se­cuen­cias del “des­aco­ple”: el tri­go. Un ar­tícu­lo del jo­ven eco­no­mis­ta Iván Or­dó­ñez cal­cu­ló es­ta se­ma­na el lu­cro ce­san­te de la po­lí­ti­ca de res­tric­ción de ex­por­ta­cio­nes des­de el 2007. Se per­die­ron más de 7 mil mi­llo­nes de dó­la­res, lo que ex­pli­ca la mi­tad de la mer­ma de las re­ser­vas.

Exis­te tec­no­lo­gía dis­po­ni­ble pa­ra un sal­to espectacular e in­me­dia­to de los rin­des. La com­pli­ca­da

Im­pul­san­do un po­co el tri­go se po­dría ge­ne­rar in­gre­sos por U$S 3.000 mi­llo­nes

re­la­ción in­su­mo/pro­duc­to de las úl­ti­mas cam­pa­ñas, ori­gi­na­da por el jue­go per­ver­so de re­ten­cio­nes más res­tric­cio­nes co­mer­cia­les, no só­lo hi­cie­ron caer la su­per­fi­cie sem­bra­da a la mi­tad, por de­ba­jo de las 4 mi­llo­nes de hec­tá­reas. Tam­bién ope­ra­ron co­mo un freno a la tec­no­lo­gía. Me­nos uso de fer­ti­li­zan­tes, más po­bre con­trol de ma­le­zas, im­po­si­bi­li­dad de ha­cer fren­te a tra­ta­mien­tos con fun­gui­ci­das pa­ra el con­trol de en­fer­me­da­des, de­ri­va­ron en rin­des muy ale­ja­dos del po­ten­cial.

Con muy po­co, se pue­de im­pul­sar la siem­bra de 8 mi­llo­nes de hec­tá­reas en es­ta cam­pa­ña. Hay con­di­cio­nes cli­má­ti­cas ex­cep­cio­na­les, los mer­ca­dos exhiben pre­cios atrac­ti­vos, y el cos­to de los in­su­mos per­mi­ti­ría un uso ra­cio­nal. Lo úni­co que hay que ha­cer es li­be­rar la ex­por­ta­ción de la cam­pa­ña 2014/5, y eli­mi­nar los de­re­chos de ex­por­ta­ción. Con un tri­go de 235/240 dó­la­res en Chica­go, si aquí se ga­ran­ti­za pre­cio lleno, ha­bría que ha­blar de una co­se­cha de 20 mi­llo­nes de to­ne­la­das. El sal­do ex­por­ta­ble se­ría de 13 mi­llo­nes (su­man­do al­go de ha­ri­na) por un va­lor de 3.000 mi­llo­nes de dó­la­res. El da­to adi­cio­nal es que es­tas di­vi­sas in­gre­sa­rían a lo lar­go del año, a me­di­da que los ex­por­ta­do­res va­yan re­ci­bien­do ór­de­nes de venta por par­te de los cha­ca­re­ros. Y sin im­pac­to in­fla­cio­na­rio al­guno, por­que ya se sa­be, las re­ten­cio­nes no in­flu­yen en el pre­cio del pan.

Pe­ro en lu­gar de pen­sar en es­tos tér­mi­nos, la kra­neo­te­ka es­tá mi­ran­do otro ca­nal. Se si­gue me­nean­do la idea de la “Se­cre­ta­ría de Co­mer­cio de Gra­nos”, que en cual­quier mo­men­to pue­de to­mar es­ta­do par­la­men­ta­rio, aun­que va­rios al­tos re­fe­ren­tes del go­bierno in­ten­ta­ron qui­tar de­ci­be­les a la pro­pues­ta. La Afip sa­lió con nue­vos re­que­ri­mien­tos de in­for­ma­ción que no agre­gan mu­cho a lo ya exis­ten­te, pe­ro vuel­ve a cris­par la mano que da de co­mer.

Cam­biar la mi­ra­da no sig­ni­fi­ca que el go­bierno de­ba ho­ci­car an­te quie­nes con­si­de­ra sus enemi­gos. Al fin y al ca­bo, has­ta los puer­cos­pi­nes se la re­bus­can pa­ra re­pro­du­cir­se. Ha­cen el amor…con mu­chí­si­mo cui­da­do. t

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.