Otra per­la en el clus­ter

Clarin - Rural - - LOS TEMAS DE LA SEMANA - Héc­tor A. Huer­go hhuer­go@cla­rin.com

La no­ti­cia de la se­ma­na fue la inau­gu­ra­ción de la im­po­nen­te plan­ta de Re­no­va en Tim­búes. Con una ca­pa­ci­dad de “crus­hing” (mo­lien­da y ex­trac­ción de acei­te) de 20.000 to­ne­la­das por día, es la más gran­de del mun­do. Re­no­va, un joint ven­tu­re en­tre el gru­po fa­mi­liar Vi­cen­tín y la com­pa­ñía in­ter­na­cio­nal Glen­co­re, in­vir­tió 500 mi­llo­nes de dó­la­res en el em­pren­di­mien­to.

Con es­ta nue­va plan­ta, la ca­pa­ci­dad de mo­lien­da de so­ja en la Ar­gen­ti­na al­can­za las 220.000 to­ne­la­das por día. Se ob­tie­ne acei­te cru­do y ha­ri­na de al­to con­te­ni­do pro­tei­co. En los úl­ti­mos cin­co años, mu­chas de es­tas plan­tas in­vir­tie­ron en lí­neas de ela­bo­ra­ción de bio­die­sel, con­vir­tien­do al acei­te de so­ja en bio­com­bus­ti­ble. Ar­gen­ti­na es el ma­yor ex­por­ta­dor mun­dial de ha­ri­na, acei­te y bio­die­sel.

Se con­so­li­da así el clus­ter más efi­cien­te y com­pe­ti­ti­vo del pla­ne­ta: ha­ce quin­ce años, una plan­ta “gran­de” mo­lía 2.000 to­ne­la­das por día. Aho­ra la es­ca­la se mul­ti­pli­có por diez. Des­met, la em­pre­sa bel­ga pro­vee­do­ra de los ex­trac­to­res (el ele­men­to cla­ve del crus­hing) tu­vo que ha­cer una re­in­ge­nie­ría com­ple­ta pa­ra aten­der los nue­vos re­que­ri­mien­tos.

Con­si­de­ran­do pa­ra­das téc­ni­cas, hoy el país pue­de pro­ce­sar más de 60 mi­llo­nes de to­ne­la­das anua­les. Es­te año se es­pe­ra una co­se­cha de 54 mi­llo­nes. El 90%, en un ra­dio de 400 km de Ro­sa­rio. Es­to es par­te de la com­pe­ti­ti­vi­dad de una ca­de­na que arran­ca con la se­mi­lla, fru­to de un desa­rro­llo ge­né­ti­co ex­cep­cio­nal, com­bi­nan­do ge­nes de to­le­ran­cia a her­bi­ci­das con un ger­mo­plas­ma que hoy se ex­por­ta a to­da la re­gión e in­clu­so a los Es­ta­dos Uni­dos.

Con­ti­núa con el sis­te­ma de siem­bra di­rec­ta, que aho­rra el 70% de com­bus­ti­ble y me­jo­ra la ca­li­dad de los suelos al in­cor­po­rar la ma­te­ria or­gá­ni­ca de los re­si­duos de co­se­cha. Es­te año AA­PRE­SID, la or­ga­ni­za­ción que im­pul­só el desa­rro­llo de la di­rec­ta, cum­ple 25 años. Hoy las sem­bra­do­ras son

Ar­gen­ti­na pue­de pro­ce­sar más de 60 mi­llo­nes de tns anua­les de so­ja

ca­si to­das de di­se­ño y fa­bri­ca­ción na­cio­nal. Las com­pa­ñías in­ter­na­cio­na­les de ma­qui­na­ria agrí­co­la abre­van en la mis­ma fuen­te: la ex­pe­rien­cia y crea­ti­vi­dad de los pro­duc­to­res ar­gen­ti­nos.

Los cul­ti­vos se pro­te­gen de ma­le­zas y pla­gas con agro­quí­mi­cos efi­ca­ces, tam­bién for­mu­la­dos en el país. Se apli­can con pul­ve­ri­za­do­ras automotrices de gran an­cho de la­bor, con bo­ta­lo­nes que aho­ra han in­cor­po­ra­do la fi­bra de car­bono pa­ra au­men­tar aún más su ca­pa­ci­dad. El mun­do mira azo­ra­do es­tos desa­rro­llos, que pron­to se­rán in­cor­po­ra­dos por las gran­des cor­po­ra­cio­nes in­ter­na­cio­na­les.

El em­pleo de ino­cu­lan­tes bio­ló­gi­cos es otra especialidad lo­cal: per­mi­te sus­ti­tuir la fer­ti­li­za­ción con ni­tró­geno, ex­plo­tan­do la fi­ja­ción sim­bió­ti­ca a tra­vés de bac­te­rias del gé­ne­ro Rhi­zo­bium, que no­du­lan en las raí­ces de la le­gu­mi­no­sa. He­mos en­con­tra­do a una de ellas (Ri­zo­bac­ter) en el Farm Pro­gress Show del corn belt es­ta­dou­ni­den­se, don­de ven­de las ce­pas desa­rro­lla­das por la in­ves­ti­ga­ción pú­bli­ca y pri­va­da de la Ar­gen­ti­na. Es­tán en va­rios paí­ses eu­ro­peos y afri­ca­nos. Las gran­des com­pa­ñías glo­ba­les de cien­cias de la vi­da han to­ma­do no­ta de es­tos desa­rro­llos, y ya ad­qui­rie­ron un par de ope­ra­cio­nes lo­ca­les del mis­mo ru­bro.

Los efec­tos en el ups­tream y el downs­tream no son su­fi­cien­te­men­te co­no­ci­dos ni mu­cho me­nos, re­co­no­ci­dos. Pa­ra abas­te­cer a es­tas fá­bri­cas, en­tran y sa­len por día más de 10,000 ca­mio­nes. Ca­da uno tie­ne 18 cu­bier­tas, con­su­men más de dos jue­gos por año. Me­dio mi­llón de neu­má­ti­cos que se ex­por­tan con­ver­ti­dos en pro­duc­tos del com­ple­jo so­ja.

Es­ta ca­de­na ha en­tre­ga­do, en los úl­ti­mos diez años, uno de ca­da tres ca­mio­nes, con el fle­te pa­go, en el puer­to. Si pu­do ha­cer­lo, no es con­se­cuen­cia de al­gu­na ven­ta­ja com­pa­ra­ti­va na­tu­ral, sino del es­fuer­zo co­lec­ti­vo ge­ne­ran­do com­pe­ti­ti­vi­dad. El úni­co plan ofi­cial que acom­pa­ñó es­ta epo­pe­ya ha si­do la cap­tu­ra de la ren­ta tec­no­ló­gi­ca. Ima­gi­ne­mos lo que pue­de su­ce­der el día en que pla­ni­fi­que­mos mi­ran­do la na­tu­ra­le­za de las co­sas. t

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.