Creen que se vie­ne El Ni­ño en la pró­xi­ma cam­pa­ña

Trae­ría abun­dan­tes llu­vias pa­ra la co­se­cha grue­sa.

Clarin - Rural - - TAPA - Pablo Lo­sa­da plo­sa­da@ cla­rin. com

“La evo­lu­ción cli­má­ti­ca de es­tos me­ses con­ti­núa for­ta­tu­ra le­cien­do la hi­pó­te­sis del po­si­ble desa­rro­llo de un epi­so­dio de ‘ El Ni­ño’, que afec­ta­ría el fi­nal de la cam­pa­ña 2013/ 2014 y la to­ta­li­dad de la si­guien­te”, sos­tie­ne un re­cien­te in­for­me de la Bol­sa de Ce­rea­les de Buenos Aires.

Cuan­do se ha­bla de la co­rrien­te de El Ni­ño, se ha­ce re­fe­ren­cia al ca­len­ta­mien­to de la su­per­fi­cie del mar en el Océano Pa­cí­fi­co a la al- del Ecua­dor, lo que des­en­ca­de­na va­ria­cio­nes en los pa­tro­nes nor­ma­les del cli­ma en di­fe­ren­tes par­tes de la tie­rra, afec­tan­do la pro­duc­ción de gra­nos en va­rias zo­nas pro­duc­ti­vas ar­gen­ti­nas.

En Ar­gen­ti­na, a es­ta co­rrien­te se la aso­cia con la lle­ga­da de abun­dan­tes pre­ci­pi­ta­cio­nes, las cua­les su­pe­ran los pro­me­dios re­gio­na­les. Es­to per­mi­te aven­tu­rar que, con bue­na dis­po­ni­bi­li­dad hí­dri­ca, ha­brá me­jo­res ren­di­mien­tos en los cul­ti­vos.

El in­for­me di­fun­di­do por la en­ti­dad por­te­ña, que fue rea­li­za­do por Eduar­do Sie­rra, es­pe­cia­lis­ta en agro­cli­ma­to­lo­gía, se­ña­la que, a pe­sar de un pa­no­ra­ma de pre­ci­pi­ta­cio­nes abun­dan­tes, ha­brá un com­por­ta­mien­to ines­ta­ble del cli­ma, que po­dría traer ven­ta­jas pe­ro tam­bién in­con­ve­nien­tes en los ma­ne­jos téc­ni­cos de los plan­teos pro­duc­ti­vos.

Co­mo des­ven­ta­jas, ci­ta el es­pe­cia­lis­ta, de­ben es­pe­rar­se fuer­tes per­tur­ba­cio­nes del cli­ma, co­mo he­la­das in­ten­sas, tor­men­tas se­ve­ras, pe­río­dos cá­li­dos pro­lon­ga­dos, que afec­ta­rán el fin de la pre­sen­te cam­pa­ña y com­pli­ca­rán el ini­cio de la si­guien­te.

Si bien el desa­rro­llo de un epi­so­dio de El Ni­ño sue­le im­pul­sar la co­se­cha de im­por­tan­tes vo­lú­me­nes de pro­duc­ción, de­bi­do a abun­dan­tes llu­vias caí­das, los fac­to­res per­tur­ba­do­res que ac­tua­rán so­bre el cli­ma de Su­da­mé­ri­ca po­drían ha­cer que su evo­lu­ción sea acom­pa­ña­da por ries­gos con­si­de­ra­bles, sub­ra­ya Sie­rra en el tra­ba­jo.

Más alá de los tér­mi­nos ge­ne­ra­les, el es­pe­cia­lis­ta ha­ce un bre­ve aná­li­sis de lo que su­ce­de­rá con el cli­ma du­ran­te to­da la cam­pa­ña 2014/ 15.

A par­tir de fi­nes de ma­yo, con­sig­na el in­for­me, las pre­ci­pi­ta­cio­nes se mo­de­ra­rán res­pec­to a lo que vie­ne su­ce­dien­do has­ta el mo­men­to, pe­ro las he­la­das se ex­ten­de­rán gra­dual­men­te so­bre el área agrí­co­la de la Ar­gen­ti­na.

Du­ran­te el in­vierno se ob­ser­va­rán tem­pe­ra­tu­ras má­xi­mas mo­de­ra­das a ba­jas, aun­que po­drían re­gis­trar­se lap­sos cá­li­dos pro­lon­ga­dos.

Es­ta va­ria­ción atí­pi­ca del re­gis­tro tér­mi­co en el in­vierno pue­de oca­sio­nar una ace­le­ra­ción en el desa­rro­llo de los cul­ti­vos, que pue­de te­ner con­se­cuen­cias ne­ga­ti­vas cuan­do las tem­pe­ra­tu­ras re­tor­nen a su nor­ma­li­dad.

En ma­te­ria de pre­ci­pi­ta­cio­nes, en es­ta eta­pa la ma­yor par­te del in­te­rior del área agrí­co­la ar­gen­ti­na re­ci­bi­rá pre­ci­pi­ta­cio­nes mo­de­ra­das a es­ca­sas, apun­ta el in­for­me. Pe­ro a la sa­li­da del in­vierno y el co­mien­zo de la pri­ma­ve­ra, con­ti­núa el tra­ba­jo, las pre­ci­pi­ta­cio­nes se reac­ti­va­rán con fuer­za.

En es­te sen­ti­do, se pue­den pre­sen­tar tor­men­tas fuer­tes pa­ra el nor­te del país. Es­to trae­rá apa­re­ja­do, co­mo ven­ta­ja, la re­car­ga de los per­fi­les de­fi­ci­ta­rios por los ba­jos re­gis­tros in­ver­na­les pe­ro, al mis­mo tiem­po, hay que con­si­de­rar que las siem­bras tem­pra­nas pue­den com­pro­me­ter­se, si las llu­vias son ex­ce­si­vas.

Es­te es un te­ma que de­be te­ner­se muy en cuen­ta pa­ra evi­tar re­siem­bras. En la cam­pa­ña an­te­rior, los ex­ce­sos hí­dri­cos lue­go de las pri­me­ras fe­chas obli­ga­ron a mu­chas zo­nas a re­sem­brar lo­tes.

Por su par­te, los cul­ti­vos de in­vierno tam­bién pue­den co­rrer cier­tos ries­gos, se­gún con­sig­na Sie­rra.

“Se pre­sen­ta­rá el ries­go de he­la­das tar­días, que po­drían ex­ten­der­se has­ta oc­tu­bre en el centro y el sur del área agrí­co­la ar­gen­ti­na, con po­si­bi­li­dad de que se ob­ser­ven even­tos muy tar­díos, has­ta co­mien­zos de no­viem­bre, en el sud­es­te de Buenos Aires”, des­ta­ca el tra­ba­jo.

Con es­ta vi­sión de me­diano pla­zo, ya se pue­den ir ha­cien­do va­rias pre­vi­sio­nes y de­fi­nien­do las es­tra­te­gias pa­ra en­fren­tar las di­fi­cul­ta­des que se ven­drán. Pe­ro, so­bre to­do, pa­ra apro­ve­char las opor­tu­ni­da­des, que tam­bién lle­ga­rán. t

Los fe­nó­me­nos El Ni­ño sue­len ge­ne­rar muy buenos rin­des en los cul­ti­vos

Bien aten­tos. Así co­mo im­pul­san los rin­des en ge­ne­ral, los fe­nó­me­nos de El Ni­ño obli­gan a mi­rar más en­fer­me­da­des.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.