El ex­ce­so de agua le pe­ga a dos cam­pa­ñas jun­tas

Un de­ta­lla­do in­for­me de Aa­pre­sid pre­ci­só las di­fi­cul­ta­des que los ex­ce­sos hí­dri­cos ge­ne­ra­ron en va­rias zo­nas del país pa­ra la co­se­cha y la siem­bra.

Clarin - Rural - - TAPA - Cla­rín Ru­ral cla­rin­ru­ral@cla­rin.com

Com­pli­ca el fin de la grue­sa y el ini­cio de la nue­va fi­na.

Las abun­dan­tes pre­ci­pi­ta­cio­nes ocu­rri­das des­de fe­bre­ro en dis­tin­tas re­gio­nes pro­duc­ti­vas del país han ge­ne­ra­do ex­ce­sos hí­dri­cos que pro­vo­ca­ron el anega­mien­to, fal­ta de pi­so y as­cen­so de na­pas en cam­pos, y la in­tran­si­ta­bi­li­dad de ca­mi­nos ru­ra­les en nu­me­ro­sas lo­ca­li­da­des. Co­mo con­se­cuen­cia se ha re­tra­sa­do la co­se­cha de so­ja y maíz, mien­tras que la siem­bra de tri­go y otros cul­ti­vos de in­vierno se ha vis­to de­mo­ra­da y, en al­gu­nos ca­sos, im­po­si­bi­li­ta­da. Ade­más, preo­cu­pa la com­pac­ta­ción y hue­llas pro­fun­das que de­ja el pa­so de la ma­qui­na­ria en los suelos tan hú­me­dos.

En es­te con­tex­to, Aa­pre­sid re- unió tes­ti­mo­nios de ase­so­res téc­ni­cos y pro­duc­to­res so­cios de al­gu­nas de sus re­gio­na­les, que va­le la pe­na re­pa­sar.

Juan Ma­nuel Igle­sias, de la zo­na de Chi­vil­coy y Bra­ga­do, en Buenos Aires, di­jo que allí la si­tua­ción de los ca­mi­nos es alar­man­te y mues­tra la fal­ta de man­te­ni­mien­to. “Ade­más hay mu­chos lo­tes con agua en su­per­fi­cie, se atra­só la co­se­cha y si bien fi­nal­men­te se lo­gró co­se­char, se per­dió mu­cho ren­di­mien­to. Los cam­pos que­dan con mu­chí­si­mos hue­llo­nes y se com­pli­có la siem­bra de fi­na”, afir­mó.

En Cha­ca­bu­co, una de las zo­nas pro­duc­ti­vas con ma­yor po­ten­cial, el agua tam­bién cau­só se­rios in­con­ve­nien­tes. “A no­so­tros nos que­da­ron unos ba­jos sin co­se­char (5% de la so­ja de pri­me­ra). La na­pa es­tá a 40-50 cen­tí­me­tros en la lo­ma y te­ne­mos un 30% de la su­per­fi­cie en­char­ca­da”, re­la­tó ha­ce unos días Luciano Mar­tín, pro­duc­tor de esa zo­na. Has­ta la se­ma­na pa­sa­da, Mar­tín ve­nía muy atra­sa­do con la siem­bra de tri­go y veía muy di­fí­cil po­der cum­plir con su plan de siem­bra.

En al­gu­nas lo­ca­li­da­des del sur de San­ta Fe la si­tua­ción pa­re­ce ser aun más gra­ve. Luis Ne­gru­chi, ase­sor de cam­pos en el De­par­ta­men­to de Ge­ne­ral Ló­pez, di­jo que su­man­do las pre­ci­pi­ta­cio­nes de enero a las de ma­yo y las más re­cien­tes de ju­nio, llo­vie­ron más de 1.000 mi­lí­me­tros, el equi­va­len­te a la can­ti­dad que nor­mal­men­te pue­de re­gis­trar­se en un año. “Co­mo con­se­cuen­cia, en va­rios pun­tos el agua bro­ta del sue­lo y es alar­man­te”, afir­mó. Lue­go agre­gó: “Ade­más de los efec­tos cli­má­ti­cos, los lu­ga­re­ños afir­man que la si­tua­ción de al­gu­nos cam­pos y la ma­ne­ra en que los pro­pie­ta­rios dre­nan los afluen­tes a tra­vés de ca­na­les clan­des­ti­nos agra­van el pro­ble­ma. Hay lo­tes que lle­van va­rias se­ma­nas man­te­nien­do con­di­cio­nes hú­me­das y ya pre­sen­tan vai­nas man­cha­das, mien­tras que cua­dros ais­la­dos ubi­ca­dos en re­lie­ves ba­jos re­gis­tran mer­mas de ca­li­dad en el po­ro­to”, di­jo po­co an­tes de la co­se­cha de so­ja.

Por su par­te, Juan Dall’Or­so con­tó que en las lo­ca­li­da­des san­ta­fe­si­nas de San Gre­go­rio, Ch­ris­top­her­sen, Die­go de Al­vear y San­cti Spi­ri­tu la si­tua­ción es bue­na, ya que ha que­da­do muy po­ca área sin co­se­char. “La siem­bra de tri­go avan­zó en los lo­tes más al­tos y hu­bo que es­pe­rar unos días en el res­to”, di­jo. Pe­ro de esas lo­ca­li­da­des ha­cia el oes­te (cer­ca de Ru­fino), se­gún afir­mó Dall’Or­so, la si­tua­ción se com­pli­ca. “Los cam­pos son más ba­jos y que­da área de so­ja y maíz sin co­se­char, más allá de lo que se le­van­tó en si­tua­cio­nes de fal­ta de pi­so, lo que de­jó hue­llas im­por­tan­tes”.

En Cór­do­ba se vie­ron gran­des com­pli­ca­cio­nes ha­cia el es­te de La­bou­la­ye. Se­gún in­for­mó la ase­so­ra Leticia Ave­dano, las na­pas en esa zo­na es­tán al­tas y con la pers­pec­ti­va de que con­ti­núen así el res­to del año, lo que com­pli­ca­ría mu­cho en la pri­ma­ve­ra si se con­cre­ta el fe­nó­meno Ni­ño anun­cia­do. “Por suer­te, la co­se­cha de so­ja se pu­do le­van­tar en su ma­yo­ría (no to­da se pu­do sa­car de los cam­pos y es­tá en los bol­so­nes a la es­pe­ra de que me­jo­re el es­ta­do de los ca­mi­nos), mien­tras que los maí­ces tar­díos es­tán to­da­vía con po­co avan­ce de co­se­cha. Por es­tas ra­zo­nes, la siem­bra de tri­go vino con de­mo­ras”, afir­mó Ave­dano.

Car­los Fitz­Ge­rald, pro­duc­tor de la zo­na de Mar­cos Jua­rez y miem-

Hay quie­nes ha­cen ca­na­les clan­des­ti­nos en sus cam­pos y agra­van la si­tua­ción

bro de la re­gio­nal Los Sur­gen­te­sIn­ri­vi­lle de Aa­pre­sid, con­tó con un me­jor pa­no­ra­ma pa­ra la siem­bra de cul­ti­vos in­ver­na­les, pe­ro tam­bién su­frió el efec­to de los ex­ce­sos hí­dri­cos. “Tu­vi­mos pi­so pa­ra sem­brar tri­go, pe­ro de­jan­do par­tes sin sem­brar. En los me­ses de fe­bre­ro, mar­zo y abril nos llo­vie­ron 517 mi­lí­me­tros y la na­pa la lle­ga­mos a te­ner a 18 cen­tí­me­tros. Esa si­tua­ción hi­zo que de las 2.100 hec­tá­reas que ma­ne­ja­mos, en 400 hec­tá­reas se per­die­ra to­tal­men­te la so­ja por anega­mien­to (so­bre­to­do en fe­bre­ro, don­de llo­vie­ron ca­si 300 mi­lí­me­tros). La co­se­cha la tu­vi­mos bas­tan­te com­pli­ca­da”, re­mar­có.

Fue­ra de la zo­na nú­cleo tam­bién hay zo­nas que sin­tie­ron el gol­pe. En al­gu­nos cam­pos del centro de Cha­co, se­gún el re­le­va­mien­to de Aa­pre­sid, tam­bién hu­bo pro­ble­mas de anega­mien­to. “Hu­bo mu­chos pro­ble­mas pa­ra tri­llar la so­ja que, en su ma­yo­ría, se co­se­chó muy hú­me­da en to­da la pro­vin­cia. Aho­ra es­ta­mos co­se­chan­do sor­go y maíz, y es­pe­ra­mos ha­cer­lo en me­jo­res con­di­cio­nes. El la­do bueno de es­to es que es­ta­mos arran­can­do con per­fi­les car­ga­dos de agua”, di­jo ha­ce unos días Jo­sé Namtz.

Si bien la can­ti­dad de agua caí­da ha si­do im­por­tan­te, los pro­ble­mas oca­sio­na­dos se agu­di­za­ron por dis­tin­tas cau­sas. Por un la­do, el des­pla­za­mien­to de las gra­mí­neas de in­vierno re­du­jo el con­su­mo de agua del sue­lo (en al­gu­nos ca­sos a la mi­tad) y ori­gi­nó ex­ce­den­tes hí­dri­cos al de­jar co­mo úni­co cul­ti­vo anual a la so­ja. Otro fac­tor fun­da­men­tal fue la fal­ta de in­ver­sión en in­fra­es­truc­tu­ra (ca­na­les) y en man­te­ni­mien­to de ca­mi­nos.

La ex­pe­rien­cia de es­te año de­be ser­vir pa­ra pen­sar so­lu­cio­nes sis­té­mi­cas, que in­te­gren a to­dos los ac­to­res de la ca­de­na, con­si­de­ra­ron des­de Aa­pre­sid.

Sur de San­ta Fe. En los úl­ti­mos tres me­ses llo­vie­ron más de 1.000 mi­lí­me­tros. Sa­car la co­se­cha del cam­po, un dra­ma.

Cha­ca­bu­co. Las má­qui­nas tra­ba­jan en la ca­na­li­za­ción del agua den­tro de los lo­tes. En esa lo­ca­li­dad bo­nae­ren­se hay cam­pos con un 30% de la su­per­fi­cie en­char­ca­da.

Pos­ta­les. En La­bou­la­ye, Cór­do­ba (izq.) las hue­llas com­pli­ca­rán la siem­bra de la fi­na. En Bra­ga­do, Bs. As. (centro), la em­bol­sa­do­ra que­dó en la mi­tad del ca­mino. En In­ri­vi­lle, Cba., (der.), se en­ca­jó la co­se­cha­do­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.