Los ali­men­tos ar­gen­ti­nos mi­ran a Chi­na

En un se­mi­na­rio en Buenos Aires, se ana­li­zó el im­pac­to en el agro de los cambios que vi­ve ese país.

Clarin - Rural - - EL CAMPO Y EL GIGANTE ASIÁTICO -

Pa­sa­ron ca­si diez años des­de la úl­ti­ma vi­si­ta de un pre­si­den­te chino a la Ar­gen­ti­na. El in­mi­nen­te arri­bo de Xi Jin­ping a nues­tro país abre una dis­cu­sión en­tre fun­cio­na­rios pú­bli­cos y aca­dé­mi­cos so­bre el rol que de­be­ría ju­gar la Ar­gen­ti­na pa­ra ga­ran­ti­zar la se­gu­ri­dad ali­men­ta­ria glo­bal y el pa­pel del agro en la cons­truc­ción de una re­la­ción in­te­gral.

El te­ma se abor­dó en un de­ba­te que se desa­rro­lló es­ta se­ma­na en la Fun­da­ción OSDE. Zhai Cheng­yu, con­se­je­ro Eco­nó­mi­co y Co­mer­cial de la em­ba­ja­da de Chi­na en la Ar­gen­ti­na, di­jo que “el desafío en la re­la­ción es rom­per con el des­co­no­ci­mien­to”.

Chi­na es el se­gun­do so­cio co­mer­cial de la Ar­gen­ti­na y es el prin­ci­pal des­tino de nues­tras ex­por­ta­cio­nes agro­pe­cua­rias. Ade­más, es la pri­me­ra eco­no­mía del mun­do en tér­mi­nos de ca­pa­ci­dad de com­pra do­més­ti­ca.

Jor­ge Cas­tro, del Ins­ti­tu­to de Pla­nea­mien­to Es­tra­té­gi­co, sos­tu­vo que “la im­por­tan­cia de Chi­na no es na­cio­nal, no se re­fie­re a su po­bla­ción, a su ta­ma­ño, a su pro­duc­to in­terno; re­pre­sen­ta una nue­va es­truc­tu­ra de la eco­no­mía mun­dial”.

Atrás de es­tos fe­nó­me­nos del cre­ci­mien­to del con­su­mo do­més­ti­co, exis­te tam­bién el sur­gi­mien­to de una gi­gan­tes­ca nue­va cla­se me­dia.

Se­gún Fer­nan­do Villela, di­rec­tor del Pro­gra­ma de Agro­ne­go­cios y Ali­men­tos de la Fa­cul­tad de Agro­no­mía de la UBA, el au­to­abas­te­ci­mien­to de Chi­na es un ele­men­to cen­tral.

“El con­su­mo por ca­da uno de los ha­bi­tan­tes que es­tá en las ciu­da­des es más del do­ble que la mis­ma per­so­na que es­tá en el ám­bi­to ru­ral y esa di­fe­ren­cia tie­ne mu­cho que ver con es­tas re­es­truc­tu­ra­cio­nes de pro­duc­tos y de­man­das que es­te país mo­di­fi­ca. Ca­da vez que al­guien pa­sa del sec­tor ru­ral al ur­bano con­su­me me­nos maíz, me­nos arroz, me­nos tri­go, y más pa­pa, más car­ne va­cu­na y mu­cha más es­pe­cial­men­te de pe­ces, que es la pro­teí­na más con­su­mi­da per cá­pi­ta en Chi­na”, di­jo Vi­le­lla.

“En tér­mi­nos de cuan­ta car­ne se im­por­tó y exportó en Chi­na, lo que ob­ser­va­mos es que el dé­fi­cit pa­só de 1 mi­llón de to­ne­la­das a 1,5 mi­llo­nes de to­ne­la­das en só­lo dos años. Es­te cre­ci­mien­to y es­ta con­for­ma­ción de una nue­va so­cie­dad con ac­ce­so a un con­su­mo di­fe­ren­te es­tán muy cla­ro”, agre­gó. Y con­si­de­ró que “es­to es muy re­le­van­te pa­ra aque­llos paí­ses que pro­du­ci­mos ali­men­tos, por­que to­do lo que pro­duz­ca­mos nos lo van a com­prar”.

Es­ta nue­va reali­dad in­ter­na­cio­nal, en te­mas eco­nó­mi­cos y co­mer­cia­les, des­pier­ta un gran in­te­rés aca­dé­mi­co. Por eso, allí es­tán mu­cho de los pen­sa­do­res fun­da­men­ta­les pa­ra dar en­ten­der có­mo mo­ver­se ha­cia el fu­tu­ro en la re­la­ción con Chi­na y con Asia.

Pa­ra Vi­le­lla, “lo más re­le­van­te que es­tá pa­san­do en Chi­na es­tá en el sis­te­ma edu­ca­ti­vo, en to­dos los ni­ve­les. Ten­ga­mos en cuen­ta que hay 200 mi­llo­nes de per­so­nas en los di­fe­ren­tes ni­ve­les de la edu­ca­ción; que es­te año in­gre­sa­ron 4 mi­llo­nes de es­tu­dian­tes a las uni­ver­si­da­des; y que tie­nen una do­ta­ción de 37 mi­llo­nes en el sis­te­ma uni­ver­si­ta­rio. Lo más im­por­tan­te es que del 30% al 40% de los es­tu­dian­tes in­gre­san a las ca­rre­ras tec­no­ló­gi­cas e in­ge­nie­rías. En­ton­ces la gran pre­gun­ta es ¿có­mo com­pe­ti­mos con­tra 20 mi­llo­nes de in­ge­nie­ros?”.

Pro­teí­nas. Los chi­nos vi­ven ca­da vez más en ciu­da­des y con­su­men ca­da vez más car­ne. Aquí, en Mc Do­nalds, en Pe­kín.

Pre­si­den­te. Xi Jin­ping, de Chi­na, va a es­tar 3 días en Ar­gen­ti­na. Lle­gó ayer.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.