Qué cam­bió con las nue­vas so­jas

Un gru­po de pro­duc­to­res sem­bró RR2Bt en va­rias zo­nas del nor­te del país y aho­ra sa­ca con­clu­sio­nes.

Clarin - Rural - - TECNOLOGÍA AGRÍCOLA -

La lle­ga­da al mer­ca­do ar­gen­tino de la so­ja RR2Bt (In­tac­ta RR2), que la cam­pa­ña pa­sa­da se sem­bró ex­clu­si­va­men­te en el nor­te ar­gen­tino, cau­só un im­por­tan­te im­pac­to. Allí don­de la pre­sión de pla­gas y ma­le­zas es un gran pro­ble­ma, es­ta in­no­va­ción tec­no­ló­gi­ca apor­tó otra so­lu­ción de ma­ne­jo pa­ra el pro­duc­tor. Por eso, lo me­jor es que ellos mis­mos cuen­ten su ex­pe­rien­cia con es­te nue­vo ma­te­rial.

Un gru­po de agri­cul­to­res que sem­bró las va­rie­da­des, des­de el gru­po de ma­du­rez 5 al 8, tan­to en la re­gión centro-nor­te de Cór­do­ba co­mo tam­bién en el NOA y NEA, des­ta­có va­rias cues­tio­nes, en un in­for­me di­fun­di­do por Ni­de­ra.

El pri­mer pun­to fue el vi­gor de sus va­rie­da­des Bt, ya que en to­dos los ca­sos se vio un desa­rro­llo más im­por­tan­te y me­jor cie­rre de sur­cos. Tam­bién el con­trol de le­pi­dóp­te­ros fue ex­ce­len­te en to­dos los ca­sos, in­clu­si­ve fren­te de la oru­ga bo­li­lle­ra -que no es una de las pla­gas tar­get-, a la que tam­bién con­tro­ló muy bien, coin­ci­die­ron los pro­duc­to­res.

Ade­más, co­men­ta­ron que el pa­sa­do año cli­má­ti­co no fue el me­jor pa­ra pro­bar los nue­vos ma­te­ria­les, pe­ro tam­bién per­mi­tió co­no­cer las di­fe­ren­cias en­tre el com­por­ta­mien­to de las RR2Bt y las RR1 con­ven­cio­na­les. En la pri­me­ra eta­pa del cul­ti­vo, en­tre di­ciem­bre y fe­bre­ro, hu­bo al­tí­si­mas tem­pe­ra­tu­ras en las zo­nas an­te­di­chas, que de­mo­ra­ron el desa­rro­llo de los cul­ti­vos, y el da­ño por in­sec­tos fue muy mar­ca­do. Es­to tam­bién oca­sio­nó la vo­la­ti­li­za­ción de in­sec­ti­ci­das en las so­jas con­ven­cio­na­les, lo que mar­có las di­fe­ren­cias en­tre las In­tac­ta y las RR1.

En una se­gun­da eta­pa, agre­gan los agri­cul­to­res, en­tre fe­bre­ro y la co­se­cha, con la lle­ga­da de las llu­vias, tan­tos las RR2Bt co­mo las RR1 re­cu­pe­ra­ron su bue­na con­di­ción. Es­to fue muy po­si­ti­vo y mar­có di­fe­ren­cias pos­te­rio­res en los tra­ta­mien­tos in­sec­ti­ci­das en- tre am­bos cul­ti­va­res. De­bi­do a la fo­lio­ci­dad se di­fi­cul­ta­ba la lle­ga­da de pro­duc­to a la par­te ba­sal de los cul­ti­vos y la so­ja Bt tu­vo un me­jor con­trol por te­ner in­cor­po­ra­da la re­sis­ten­cia a in­sec­tos.

“Con­si­de­ra­mos muy im­por­tan­te la va­lo­ra­ción de los pro­duc­to­res, ya que son ellos quie­nes real­men­te pue­den ha­cer las me­jo­res recomendaciones des­de su pro­pia ex­pe­rien­cia, y es­te ti­po de aná­li­sis nos sir­ve pa­ra po­der ver des­de otro án­gu­lo las so­jas que in­cor­po­ran la tec­no­lo­gía In­tac­ta”, ex­pre­só Ro­dri­go Bosch, ge­ren­te de Ser­vi­cio Téc­ni­co de Ni­de­ra pa­ra el nor­te de Cór­do­ba y el NOA.

La com­pa­ñía, con el ob­je­ti­vo de ana­li­zar los re­sul­ta­dos y las ex­pe­rien­cias en la cam­pa­ña 2013/14, con­vo­có a 30 pro­duc­to­res, en dos reunio­nes téc­ni­cas en la pro­vin­cia de Cór­do­ba, que sem­bra­ron sus Su­per So­jas BT, y allí ha­bla­ron de sus ex­pe­rien­cias con ellas.

Se­gún Bosch, en las reunio­nes se pu­so de ma­ni­fies­to que las apli­ca­cio­nes pue­den pa­re­cer fá­ci­les al mo­men­to de su pla­ni­fi­ca­ción, pe­ro que “en el cam­po no siem­pre es así”. Ade­más se abor­dó el te­ma de los cos­tos de for­ma com­pa­ra­ti­va, te­nien­do en cuen­ta el aho­rro de in­sec­ti­ci­das que per­mi­ten las va­rie­da­des Bt.

Los cul­ti­va­res Bt tu­vie­ron un buen desa­rro­llo y con­trol de los le­pi­dóp­te­ros

Sa­ni­ta. La so­ja RR2Bt, en el NOA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.