Las lec­cio­nes del mer­ca­do

Clarin - Rural - - LOS TEMAS DE LA SEMANA - Héc­tor A. Huer­go hhuer­go@clarin.com

“Mkts will do wha­te­ver they ha­ve to do to screw the most peo­ple in­vol­ved” (los mer­ca­dos van a ha­cer to­do lo que ten­gan que ha­cer con tal de jo­der a la ma­yor can­ti­dad de gen­te in­vo­lu­cra­da).

La fra­se per­te­ne­ce a un ex­pe­ri­men­ta­do ope­ra­dor de Chica­go, des­con­cer­ta­do por las sor­pren­den­tes subas de las úl­ti­mas dos se­ma­nas, y la re­cor­dó es­ta se­ma­na el ana­lis­ta lo­cal Jo­sé Fro­go­ne. To­do el mun­do se tim­bea­ba a la ba­ja, por­que arran­ca­ba la ma­yor co­se­cha de so­ja de la his­to­ria en el Me­dio Oes­te. Pe­ro los gra­nos die­ron un res­pin­go y que­dó el ten­dal.

Lo có­mi­co es que acá la más al­ta je­rar­quía K caía se­cuen­cial­men­te en la vol­tea­da. La pro­pia Pre­si­den­ta se ha­bía mo­fa­do de los pro­duc­to­res, es­pe­tán­do­les que por “es­pe­cu­lar” re­te­nien­do su co­se­cha ha­bían per­di­do for­tu­nas. El je­fe de ga­bi­ne­te, Jor­ge Ca­pi­ta­nich, que de es­to sa­be, fue es­ca­lan­do en su ata­que al sec­tor agrí­co­la car­gán­do­le el mo­te de des­es­ta­bi­li­za­do­res. Lue­go se­ría el turno del mi­nis­tro de Agri­cul­tu­ra, Car­los Ca­sa­mi­que­la, quien se des­pa­chó tor­pe­men­te con­tra el “si­lo­bol­sa” (el ca­je­ro au­to­má­ti­co de los

La Pre­si­den­ta se mo­fó de los pro­duc­to­res por es­pe­cu­lar y re­te­ner la co­se­cha

cha­ca­re­ros) en la mis­ma se­ma­na que la ins­ti­tu­ción que le dio de co­mer du­ran­te cua­ren­ta años (el INTA) or­ga­ni­za­ba el pri­mer con­gre­so mun­dial en la ma­te­ria.

Fi­nal­men­te, el mis­mí­si­mo mi­nis­tro de Eco­no­mía se pia­la­ba en sus pro­pias pa­la­bras cuan­do, el jue­ves úl­ti­mo, de­cía que la so­ja iba a ba­jar 60 dó­la­res más. En ese mo­men­to, Chica­go ex­hi­bía un rally fe­roz, su­bien­do 30 pun­tos (4%) en po­cos mi­nu­tos. Con es­tos ana­lis­tas po­de­mos va­ti­ci­nar­le un fu­tu­ro in­tere­san­te a la agen­cia na­cio­nal de gra­nos que pro­po­nen los K.

Pe­ro hay más. Ki­ci­llof se dio el lu­jo de ata­car a Cla­rín, di­cien­do que des­de es­tas pá­gi­nas se ha­bía azu­za­do a los pro­duc­to­res pa­ra que re­tu­vie­ran sus gra­nos. Men­ti­ra. Cla­rín Ru­ral ha si­do cla­ve en la di­fu­sión de to­das las tec­no­lo­gías que re­vo­lu­cio­na­ron la agri­cul­tu­ra en las úl­ti­mas dé­ca­das. En par­ti­cu­lar, me ha­go car­go de lo que me to­ca. En el con­gre­so de si­lo bol­sa men­cio­na­do, es­te co­lum­nis­ta fue dis­tin­gui­do co­mo un im­pul­sor del sis­te­ma, tan­to por el INTA co­mo por las em­pre­sas que fa­bri­can bol­sas, em­bol­sa­do­ras y ex­trac­to­ras, co­sa que agra­dez­co.

Co­mo le agra­dez­co tam­bién a Ma­nuel Ron, ti­tu­lar de Bio4, por su ma­ra­vi­llo­so TED pre­sen­ta­do en Cór­do­ba en el que cuen­ta que la idea de la plan­ta pio­ne­ra de eta­nol de Río Cuar­to sur­gió de una no­ta mía, “Pon­ga un cho­clo en su tan­que” en es­tas pá­gi­nas. He­mos apor­ta­do mu­chas ideas y con­tri­bui­do con in­for­ma­ción cla­ve pa­ra su desa­rro­llo. Pe­ro ja­más hi­ci­mos re­co­men­da­cio­nes co­mer­cia­les.

Pro­mo­ve­mos los ins­tru­men­tos que con­si­de­ra­mos va­lio­sos. Ex­pli­ca­mos có­mo pue­den y de­ben

Mien­tras el go­bierno le pe­ga­ba al si­lo­bol­sa, el IINTA ha­cía un con­gre­so del te­ma

usarse. Y en par­ti­cu­lar, so­mos muy cui­da­do­sos con los mer­ca­dos. Sim­ple­men­te, por­que cree­mos en ellos. Sa­be­mos de sus reacciones. Sa­be­mos tam­bién có­mo se pue­den mi­ni­mi­zar riesgos.

Sa­be­mos tam­bién có­mo po­dría ha­ber ope­ra­do el go­bierno pa­ra evi­tar ser el peor es­pe­cu­la­dor de to­dos. Ki­ci­llof se que­jó por­que los pro­duc­to­res, al no ven­der, im­pi­die­ron que el go­bierno co­bra­se su bru­tal diez­mo del 35% de la so­ja a un pre­cio de 450 dó­la­res, ver­sus los 350 de aho­ra. Di­jo (acer­tan­do en es­te pun­to) que al fi­nal los so­ja­dó­la­res iban a apa­re­cer por­que la mer­ca­de­ría siem­pre se ven­de. Si sa­bía es­to, ¿có­mo no cu­brió su po­si­ción en los mer­ca­dos de fu­tu­ros? Es­ta­ba “long” en 20 mi­llo­nes de to­ne­la­das de so­ja y se que­dó sen­ta­do so­bre los si­lo­bol­sas de los cha­crers. Tim­beó 10.000 mi­llo­nes de dó­la­res, per­dió el 30% y le echa la cul­pa a que los pro­duc­to­res no ven­den… En Chi­le, con el co­bre es­ta­tal, es­to no les pa­sa.

Pe­ro bueno, se lar­gó la úl­ti­ma y ya do­bla­mos el co­do de Do­rre­go. Fal­ta la rec­ta opues­ta, el co­do de Olle­ros y la rec­ta fi­nal. Me­nos de un año. Se co­rre con can­cha pe­sa­da. Los joc­keys son apren­di­ces sin es­cue­la ni fu­tu­ro. En la can­cha se ve­rán los pin­gos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.