La so­ja, con un mon­tón de ideas

La aso­cia­ción que reúne a to­da la ca­de­na so­je­ra ar­gen­ti­na, Acso­ja, cum­plió 10 años y la oca­sión sir­vió pa­ra ha­cer un ba­lan­ce de to­do lo que apor­tó al cam­po y al país. Ade­más, pa­ra ana­li­zar sus desafíos ha­cia ade­lan­te. La com­pe­ti­ti­vi­dad, en el cen­tro de la

Clarin - Rural - - TAPA - Juan I. Mar­tí­nez Dod­da cla­rin­ru­ral@clarin.com

La so­ja es co­mo ese com­pa­ñe­ro de tra­ba­jo al que uno se acos­tum­bra a ver de tra­je atrás de un es­cri­to­rio y de pron­to sor­pren­de en un pi­ca­do, ha­cien­do un asa­do o can­tan­do en una fies­ta de fin de año. A la olea­gi­no­sa se la co­no­ce más co­mo po­ro­to, pe­ro sus de­ri­va­dos son ca­da vez más di­ver­sos y ape­te­ci­dos por la de­man­da mun­dial de ali­men­tos. Así, se ha con­ver­ti­do en par­te esen­cial en la pro­duc­ción de car­nes, le­che y fi­bras, pe­ro tam­bién in­su­mos pa­ra la in­dus­tria far­ma­céu­ti­ca, acei­tes y bio­com­bus­ti­ble.

En el even­to con el que ce­le­bró su dé­ci­mo aniver­sa­rio, es­ta se­ma­na, la Aso­cia­ción de la Ca­de­na de So­ja Ar­gen­ti­na (Acso­ja) con­vo­có a re­fe­ren­tes de dis­tin­tos es­la­bo­nes pa­ra ana­li­zar el po­ten­cial de la olea­gi­no­sa y mi­rar ha­cia un fu­tu­ro que apa­re­ce pro­mi­so­rio, aun­que con al­gu­nos ba­ches que de­be­rá sor­tear.

“El mun­do se mues­tra so­ja de­pen­dien­te, hay una mul­ti­pli­ci­dad de fac­to­res que trac­cio­nan y Ar­gen­ti­na es­tá en­tre los po­cos paí­ses que pue­den dar res­pues­ta a la ne­ce­si­dad de pro­du­cir más ali­men­tos”, abrió el fue­go el pre­si­den­te de Acso­ja, Ro­dol­fo Ros­si.

En el pa­nel des­ti­na­do a ana­li­zar la eta­pa de in­dus­tria­li­za­ción coin­ci­die­ron tres im­por­tan­tes CEOs: Gon­za­lo Ra­mí­rez Mar­tia­re­na, de Drey­fus; Al­fon­so Ro­me­ro, de No­ble, y Ro­ber­to Ur­quía, de Acei­te­ra Ge­ne­ral Dehe­za. “La in­dus­tria de la so­ja di­ver­si­fi­ca ca­da vez más los des­ti­nos a los que se exporta, dis­mi­nu­yen­do el ries­go de de­pen­der de un so­lo com­pra­dor do­mi­nan­te”, lan­zó Ur­quía.

En las úl­ti­mas diez cam­pa­ñas, el 80% del po­ro­to de so­ja tu­vo co­mo des­tino Chi­na, pe­ro ca­da vez se in­dus­tria­li­za en el país un por­cen­ta­je ma­yor de la pro­duc­ción.

Jus­ta­men­te, la in­dus­tria­li­za­ción del po­ro­to per­mi­te ob­te­ner di­ver­sos pro­duc­tos y una mul­ti­pli­ca­ción de mer­ca­dos. “Se ge­ne­ra la ofer­ta de va­rios de­ri­va­dos, co­mo pro­teí­nas ve­ge­ta­les, ami­noá­ci­dos, fi­bra, ali­men­tos ani­ma­les, car­nes, in­su­mos pa­ra la in­dus­tria far­ma­co­ló­gi­ca y far­ma­céu­ti­ca, acei­tes, mar­ga­ri­na, ma­yo­ne­sa, bio­die­sel, gli­ce­ri­na, le­ci­ti­na, en­tre otros”, enume­ró Ur­quía.

Ra­mí­rez Mar­tia­re­na tam­bién hi­zo re­fe­ren­cia a las po­si­bi­li­da­des que se abren pa­ra con­ver­tir más pro­teí­na ve­ge­tal en ani­mal. “De los 55 mi­llo­nes de to­ne­la­das de so­ja que pro­du­ce Ar­gen­ti­na, só­lo el 4% se trans­for­ma a ha­ri­na de so­ja, mien­tras que en Bra­sil el nú­me­ro es de 26% y Es­ta­dos Uni­dos es 46%”, des­ta­có. Y agre­gó: “Al­go mal es­ta­mos ha­cien­do pa­ra que­dar tan le­jos de Bra­sil, por ejem­plo, en la pro­duc­ción de po­llos, un ru­bro en el que te­ne­mos enor­mes po­si­bi­li­da­des”.

Ra­mí­rez Mar­tia­re­na tam­bién ad­vir­tió que Ar­gen­ti­na se en­cuen­tra es­tan­ca­da en el cre­ci­mien­to de la pro­duc­ción de so­ja, aun­que des­ta­có, en una pre­sen­ta­ción con­jun­ta con el res­to de los CEOs, que tie­ne bue­nas po­si­bi­li­da­des de se­guir cre­cien­do en su­per­fi­cie, so­bre to­do en el nor­te del país.

El otro que apor­tó a brin­dar la mi­ra­da del sec­tor de la in­dus­tria­li­za­ción so­je­ra fue Ro­me­ro, quien ana­li­zó la ma­triz de trans­por­te de ca­da país lí­der del ne­go­cio, un te­ma cen­tral pen­san­do en la com­pe­ti­ti­vi­dad de la ca­de­na.

Mien­tras Ar­gen­ti­na es el país más ine­fi­cien­te, por­que trans­por­ta in­ter­na­men­te el 83% de su pro­duc­ción por ca­mión, el 13% en fe­rro­ca­rril, y só­lo 4% por vía flu­vial, Bra­sil man­da a puer­to el 60% por ca­mión, 33% por fe­rro­ca­rril y 7% por vía flu­vial, mien­tras que Es­ta­dos Uni­dos tie­ne el sis­te­ma de lo­gís­ti­ca más efi­cien­te, con só­lo 16% por ca­mión, 23% en fe­rro­ca­rril y 61% a tra­vés de bar­ca­zas.

En cuan­to a Bra­sil, ade­lan­tó que “po­dría me­jo­rar no­ta­ble­men­te por­que es­tán tra­ba­jan­do en las sa­li­das por puer­tos del Ama­zo­nas”, ana­li­zó Ro­me­ro.

En Ar­gen­ti­na, “el Bel­grano Car­gas re­sul­ta­rá de­ter­mi­nan­te, al igual que la po­si­bi­li­dad de me­jo­rar el trans­por­te por bar­ca­zas”, di­jo Ro­me­ro. Hoy, ese fe­rro­ca­rril trans­por­ta 1,2 mi­llo­nes de to­ne­la­das por año y desitua­ción,

En cam­po al­qui­la­do, aquí no se cu­bren los cos­tos si la so­ja ba­ja de US$ 365

be­ría pa­sar a 10 mi­llo­nes en 2025, in­di­có el eje­cu­ti­vo.

Al com­pa­rar cuán efi­cien­te es ca­da país en es­ta lo­gís­ti­ca, se plan­teó cuán­tos ki­ló­me­tros se pue­de trans­por­tar con 50 dó­la­res por to­ne­la­da en ca­da uno. “En Ar­gen­ti­na se pue­den ha­cer só­lo 530 ki­ló­me­tros en ca­mión, 830 en Bra­sil y 1.300 de Es­ta­dos Uni­dos”, re­pa­só Ro­me­ro.

His­tó­ri­ca­men­te, Ar­gen­ti­na se des­ta­ca­ba por su com­pe­ti­ti­vi­dad, que le per­mi­tía pro­du­cir so­ja a un me­nor costo por hec­tá­rea. “Eso em­pe­zó a cam­biar”, ad­vir­tió Ro­me­ro. Al ana­li­zar por de­ba­jo de qué pre­cio por to­ne­la­da el pro­duc­tor ya no cu­bre los cos­tos, pre­ci­só que “en Ar­gen­ti­na, en cam­po al­qui­la­do, eso pa­sa con una so­ja de 365 dó­la­res, mien­tras que el que es­tá en cam­po pro­pio aguan­ta has­ta los 332”. Sin em­bar­go, en Bra­sil, pue­den so­por­tar has­ta 321 dó­la­res en cam­po al­qui­la­do y 257 dó­la­res si es­tán en cam­po pro­pio. “Hay cos­tos mu­chas ve­ces ocul­tos que com­pli­can, co­mo un pa­ro o una ru­ta cor­ta­da, que ge­ne­ran de­mo­ras que al fi­nal ter­mi­na pa­gan­do el pro­duc­tor”, mar­có Ro­me­ro.

En el pa­nel des­ti­na­do a la pro­duc­ción, el pre­si­den­te de la Aso­cia­ción de Se­mi­lle­ros Ar­gen­ti­nos (ASA), Al­fre­do Pa­sey­ro, ad­vir­tió que “el mer­ca­do de se­mi­llas es­tá en ba­ja pro­duc­to de la po­ca se­mi­lla fis­ca­li­za­da que se ven­de”. Pa­ra re­ver­tir la con­si­de­ró que “se ne­ce­si­ta un mar­co equi­li­bra­do de pro­tec­ción a la pro­pie­dad in­te­lec­tual, que per­mi­ta un re­torno ade­cua­do de las in­ver­sio­nes”.

Pa­ra ha­blar del sec­tor de los ser­vi­cios fi­nan­cie­ros es­tu­vo el pre­si­den­te del ban­co San­tan­der Río, En­ri­que Cris­to­fa­ni, in­di­có que si “la Ar­gen­ti­na tie­ne un ni­vel muy ba­jo de cré­di­to es con­se­cuen­cia del ba­jo ni­vel de aho­rro”. Y plan­teó que uno de los desafíos pa­ra los pró­xi­mos años es “lo­grar un ni­vel si­mi­lar al pro­me­dio de los paí­ses de la re­gión”, que es­tá por arri­ba del lo­cal.

En de­fi­ni­ti­va, mi­rar ha­cia atrás per­mi­te ver to­do lo avan­za­do. Pe­ro los desafíos que que­dan por de­lan­te im­pi­den re­la­jar­se pa­ra con­tem­plar la obra. Hay que se­guir tra­ba­jan­do puer­tas aden­tro del país (in­fra­es­truc­tu­ra, mer­ca­dos y co­mu­ni­ca­ción con la sociedad) y ha­cia afue­ra, es­qui­van­do las tra­bas que im­po­nen mu­chos paí­ses, por­que, co­mo que­dó cla­ro, el com­ple­jo so­je­ro to­da­vía tie­ne mu­cho pa­ra cre­cer.

El cam­po y la in­dus­tria. A la de­re­cha, un lo­te de so­ja en la zo­na nú­cleo. A la iz­quier­da, una plan­ta de pro­ce­sa­mien­to y puer­to so­bre el Pa­ra­ná, en las afue­ras de Ro­sa­rio. La ca­de­na so­je­ra cons­ti­tu­ye el prin­ci­pal sec­tor ex­por­ta­dor de la eco­no­mía ar­gen­ti­na.

Al­fon­so Ro­me­ro. CEO de No­ble, una de las prin­ci­pa­les ex­por­ta­do­ras.

Ro­ber­to Ur­quía. El ti­tu­lar de AGD des­ta­có to­dos los usos de la so­ja.

Gon­za­lo Ra­mí­rez Mar­tia­re­na. El CEO de Drey­fus, por más in­dus­tria­li­za­ción.

Al­fre­do Pa­sey­ro. Es el ti­tu­lar de la Aso­cia­ción de Se­mi­lle­ros Ar­gen­ti­nos. En­ri­que Cris­to­fa­ni. El pre­si­den­te del San­tan­der Río ha­bló so­bre el cré­di­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.