Afri­ca se­rá el lu­gar de la pró­xi­ma Re­vo­lu­ción Ver­de

Lo plan­teó un gru­po de ex­per­tos en un even­to en EE.UU. que creó el no­bel Nor­man Bor­laug. Pre­mia­ron a un ar­gen­tino que tra­ba­ja en Sie­rra Leo­na.

Clarin - Rural - - TAPA - DES MOINESS, IO­WA. EN­VIA­DO ES­PE­CIAL Lu­cas Vi­lla­mil cla­rin­ru­ral@clarin.com

Fue el pro­nós­ti­co de va­rios ex­per­tos des­de Io­wa, EE.UU.

La pró­xi­ma Re­vo­lu­ción Ver­de ten­drá lu­gar en Afri­ca. Esa es la idea que más re­so­nó ha­ce po­cos días en Io­wa, Es­ta­dos Uni­dos, don­de se lle­vó a ca­bo la en­tre­ga del World Food Pri­ze, un even­to idea­do en 1989 por el No­bel de la Paz Nor­man Bor­laug, que reunió en pleno cin­tu­rón mai­ce­ro es­ta­dou­ni­den­se a fun­cio­na­rios, em­pre­sa­rios, pro­duc­to­res y re­pre­sen­tan­tes de di­fe­ren­tes par­tes del mun­do vin­cu­la­dos con la pro­duc­ción de ali­men­tos.

Nor­man Bor­laug es con­si­de­ra­do por mu­chos co­mo el pa­dre de la agri­cul­tu­ra mo­der­na. Sus in­ves­ti­ga­cio­nes ge­né­ti­cas en tri­go abrie­ron pa­so a un enor­me sal­to en los ren­di­mien­tos y la pro­duc­ción, so­bre to­do en Amé­ri­ca y Asia. Esa fue la fa­mo­sa Re­vo­lu­ción Ver­de, pe­ro se­gún sus pro­pias pa­la­bras, “Afri­ca es el tra­ba­jo pen­dien­te”.

Por eso, la agen­da del even­to es­tu­vo muy nu­tri­da de re­pre­sen­tan­tes de ese con­ti­nen­te, que mos­tra­ron las di­fe­ren­tes ma­ne­ras en las que la agri­cul­tu­ra pue­de me­jo­rar allí la vi­da de las per­so­nas.

Fue el ca­so de la doc­to­ra Emma Na­lu­yi­ma, una ve­te­ri­na­ria, fun­cio­na­ria y pro­duc­to­ra de Ugan­da, quien afir­mó que se pue­de cum­plir con el enor­me desafío de ali­men­tar a las 9.000 mi­llo­nes de per­so­nas que se cal­cu­la ha­brá pa­ra 2050 en el mun­do, a par­tir de la edu­ca­ción.

“Si le en­se­ña­mos a nues­tra gen­te có­mo ali­men­tar­se a sí mis­mos, ho­gar por ho­gar, en­ton­ces po­dre­mos ali­men­tar al mun­do”, afir­mó. Lue­go, mos­tró y des­cri­bió en de­ta­lle el fun­cio­na­mien­to de su pro­pia gran­ja de me­dia hec­tá­rea, en la que to­do se apro­ve­cha pa­ra la pro­duc­ción de car­ne, le­che, ver­du­ras, hor­ta­li­zas, gra­nos y has­ta ener­gía eléc­tri­ca a par­tir de la bos­ta de los ani­ma­les. De allí, ade­más de sa­car ali­men­to pa­ra sus hi­jos, Na­lu­yi­ma ex­trae un ex­ce­den­te pa­ra co­mer­cia­li­zar.

La ma­yo­ría de los agri­cul­to­res afri­ca­nos son mu­je­res, pe­ro -se­gún afir­mó la doc­to­ra- mu­chas ve­ces no cuen­tan con el apo­yo que de­be­rían te­ner.

“Si las mu­je­res tu­vié­ra­mos el mis­mo ac­ce­so a la tie­rra y al cré­di­to pa­ra com­prar fer­ti­li­zan­tes que tie­nen los hom­bres, la pro­duc­ción cre­ce­ría con­si­de­ra­ble­men­te”, ase­gu­ró Na­lu­yi­ma.

Los ren­di­mien­tos afri­ca­nos es­tán muy le­jos de su po­ten­cial. In­cor­po­ran­do prác­ti­cas que ya es­tán dis­po­ni­bles en áreas con cli­mas si­mi­la­res, la pro­duc­ción de maíz po­dría más que du­pli­car­se, al igual que la de man­dio­ca, sor­go, arroz y tri­go.

Acer­car el co­no­ci­mien­to y las he­rra­mien­tas a don­de más lo ne­ce­si­tan fue uno de los “leit mo­tivs” del en­cuen­tro en Io­wa, y la ca­pa­ci­ta­ción de las pró­xi­mas ge­ne­ra­cio­nes y el ac­ce­so a los mer­ca­dos apa­re­cen co­mo ma­te­rias pen­dien­tes.

Pe­ro en el con­ti­nen­te afri­cano, los pro­duc­to­res hoy se en­cuen­tran con un con­tra­tiem­po urgente: la epi­de­mia de ébo­la. Quien co­no­ce el pro­ble­ma des­de aden­tro es Emi­li­ano Mroue, un jo­ven ar­gen­tino que pro­du­ce arroz en Sie­rra Leo­na y que fue pro­ta­go­nis­ta en el World Food Pri­ze pa­ra re­ci­bir el “40 Chan­ces Fe­llow”, un pre­mio de 150.000 dó­la­res pa­ra el desa­rro­llo de ini­cia­ti­vas pro­duc­ti­vas in­te­gra­do­ras en paí­ses de Afri­ca.

Mroue, cu­yo ca­so fue re­ve­la­do por Cla­rín Ru­ral en ma­yo de es­te año, desa­rro­lló en el país del oes­te afri­cano una red de pe­que­ños pro­duc­to­res pa­ra fa­ci­li­tar el ac­ce­so al cré­di­to y los in­su­mos y au­men­tar los ren­di­mien­tos de arroz, pe­ro un par de me­ses des­pués de la pu­bli­ca­ción de la no­ta de­bió aban­do­nar esas tie­rras por la ame­na­za del ébo­la.

“Es­toy es­pe­ran­do pa­ra po­der

vol­ver, por­que la si­tua­ción allá es com­pli­ca­da”, le co­men­tó Mroue a

Cla­rín Ru­ral en Io­wa. Mu­chos pro­duc­to­res es­tán aban­do­nan­do sus tie­rras -con­tó- y eso quie­re de­cir que el año que vie­ne no ha­brá pro­duc­ción, y en un con­tex­to de agri­cul­tu­ra de sub­sis­ten­cia, si no pro­du­cen, no co­men.

“Hay que reac­cio­nar aho­ra por­que el año que vie­ne ha­brá una cri­sis ali­men­ta­ria muy gra­ve. El ébo­la es una epi­de­mia de la pro­duc­ción de ali­men­tos”, plan­teó Mroue.

En me­dio de la cri­sis, el pre­mio pa­ra es­te ar­gen­tino es una bue­na no­ti­cia, y se­rá uti­li­za­do pa­ra desa­rro­llar en Sie­rra Leo­na una ro­ta­ción pi­lo­to (50 hec­tá­reas) de so­ja y arroz, que po­dría au­men­tar con­si­de­ra­ble­men­te la pro­duc­ción de pro­teí­nas en una re­gión que las ne­ce­si­ta­rá más que nun­ca.

En de­fi­ni­ti­va, es­te es el gran desafío que tie­ne el con­ti­nen­te afri­cano: cons­truir una pla­ta­for­ma de pro­teí­nas que pri­me­ro re­suel­va el di­le­ma del ham­bre en una de las re­gio­nes más cas­ti­ga­das del pla­ne­ta; y que, ade­más, su­me una bue­na par­te de los “po­ro­tos” que fal­tan pa­ra ata­jar la cre­cien­te de­man­da glo­bal de ali­men­tos.

t

Ar­gen­tino. Emi­li­ano Mroue (en el cen­tro con el agua), en un arro­zal en Sie­rra Leo­na. Cla­rín Ru­ral con­tó su ca­so en ma­yo.

Nú­me­ro uno. El ga­na­dor del World Food Pri­ze 2014 fue el in­ves­ti­ga­dor in­dio, que re­si­de en Mé­xi­co, San­ja­ya Ra­ja­ram, quien desa­rro­lló 480 va­rie­da­des de tri­go cru­zan­do cul­ti­va­res de in­vierno y pri­ma­ve­ra­les. Gra­cias a su tra­ba­jo au­men­tó la pro­duc­ción mun­dial del ce­real, ya que desa­rro­lló va­rie­da­des re­sis­ten­tes a la ro­ya y adap­ta­das a nu­me­ro­sos am­bien­tes.

Pre­mia­do. Mroue (se­gun­do des­de la de­re­cha) dis­tin­gui­do en Io­wa (EE.UU.) con el “40 Chan­ces Fe­llow”, un pre­mio que se en­tre­ga por el desa­rro­llo de ini­cia­ti­vas pro­duc­ti­vas in­te­gra­do­ras en paí­ses de Afri­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.