El girasol es es­tra­té­gi­co pa­ra el oes­te

La olea­gi­no­sa tie­ne mu­chas ven­ta­jas en la zo­na are­no­sa y des­pla­za a la so­ja de am­bien­tes ries­go­sos.

Clarin - Rural - - EL MANEJO AGRÍCOLA - Cla­rín Ru­ral cla­rin­ru­ral@clarin.com

“El girasol ocu­pa un lu­gar que por aho­ra no tie­ne re­em­pla­zan­tes”, di­jo Jor­ge Har­guin­de­guy, ge­ren­te de pro­duc­ción de una em­pre­sa agro­pe­cua­ria de la lo­ca­li­dad de Amé­ri­ca, pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res.

La afir­ma­ción de Har­guin­de­guy res­pon­de al rol que cum­ple el girasol en las ro­ta­cio­nes agrí­co­las de la zo­na oes­te don­de él tra­ba­ja. A las ven­ta­jas agro­nó­mi­cas, es­ta cam­pa­ña el téc­ni­co le su­ma otra: “La caí­da de los pre­cios in­ter­na­cio­na­les de los otros dos cul­ti­vos fuertes po­si­cio­nó me­jor al girasol. Al me­nos que­dó me­jor en re­la­ción a otras al­ter­na­ti­vas agrí­co­las”, en­fa­ti­zó.

El ase­sor tra­ba­ja pa­ra la fir­ma Su­ce­so­res, la cual siem­bra 6.500 hec­tá­reas pro­pias y otras 18.500 en cam­pos de ter­ce­ros. Te­nien­do en cuen­ta es­tos as­pec­tos, “es­te año, por en­ci­ma de nues­tra pla­ni­fi­ca­ción pre­via, de­ci­di­mos in­cre­men­tar­le en­tre un 15% a un 20% la su­per­fi­cie con girasol”, se­ña­ló.

De­bi­do a la rus­ti­ci­dad del girasol, Har­guin­de­guy ex­pli­có que, por lo ge­ne­ral, le dan al cul­ti­vo los am­bien­tes más res­tric­ti­vos y, en al­gu­nos ca­sos, se tra­ta de cam­pos con más del 80% de are­na y otros con sue­los pe­sa­dos, es de­cir, son si­tua­cio­nes en las que la so­ja de­mues­tra que aún en años nor­ma­les sus ren­di­mien­tos caen más que los del girasol. A su vez, pun­tua­li­zó que en los años con ex­ce­sos de agua tam­bién es pre­fe­ri­ble el girasol, ya que se co­se­cha an­tes, y nos evi­ta te­ner que es­pe­rar a la so­ja.

En ma­te­ria de ne­go­cios, el au­ge del al­to olei­co es otro plus a fa­vor del girasol en es­ta cam­pa­ña. “Los con­tra­tos ofre­ci­dos pa­ra la siem­bra de hí­bri­dos al­to olei­co, con un pre­cio di­fe­ren­cial, muy por en­ci­ma al que se pue­de ob­te­ner con los de­más cul­ti­vos, tam­bién han ser­vi­do de alien­to, de­ta­lló el téc­ni­co y agre­gó que és­to se con­tra­po­ne a la preo­cu­pa­ción que te­nían has­ta ha­ce cua­tro me­ses con la siem­bra de girasol que te­nía al­tos cos­tos y los pre­cios que no eran bue­nos.

En la es­tra­te­gia de siem­bra que lle­va ade­lan­te la fir­ma, los me­jo­res am­bien­tes van a maí­ces tem­pra­nos, so­ja y tri­go, mien­tras que en aque­llos que son más ries­go­sos siem­bran, ma­yor­men­te, maíz tar­dío y girasol.

Res­pec­to a la ro­ta­ción de cul­ti­vos, Har­guin­de­guy in­di­có que, “exis­ten di­ver­sas va­rian­tes. Por ejem­plo, en los cam­pos más are­no­sos de La Pam­pa el girasol es el an­te­ce­sor de un cul­ti­vo de co­ber­tu­ra y lue­go si­gue la siem­bra de maíz, mien­tras que en Bo­lí­var, en los am­bien­tes más res­tric­ti­vos, ha­ce­mos girasol, lue­go un cul­ti­vo de co­se­cha fi­na al que le si­gue so­ja de se­gun­da y se vuel­ve a girasol. Otra op­ción, pa­ra am­bien­tes no tan ma­los es maí­ces tar­díos y des­pués girasol”.

Fren­te a uno de los te­mas can­den­tes de es­ta cam­pa­ña agrí­co­la, co­mo los va­lo­res de los arren­da­mien­tos, Har­guin­de­guy ex­pli­ca que des­de ha­ce mu­chos años vie­nen re­du­cien­do la par­ti­ci­pa­ción de los al­qui­le­res fi­jos en el ne­go­cio agrí­co­la de siem­bra en cam­pos de ter­ce­ros.

Pa­ra el téc­ni­co, “hay que cui­dar el girasol y pen­sar al cul­ti­vo co­mo una ne­ce­si­dad”, des­ta­có. Al res­pec­to, co­men­tó que en nues­tras zo­nas ocu­pa un lu­gar des­ta­ca­do en el uso de los sue­los con me­nos po­si­bi­li­da­des agrí­co­las, mien­tras que en el nor­te del país es­tá li­ga­do a pe­que­ñas em­pre­sas y, por lo tan­to, es más se­me­jan­te a una eco­no­mía re­gio­nal que a los me­ga­cul­ti­vos.

Las pers­pec­ti­vas fu­tu­ras del girasol de acuer­do a sus ca­li­da­des es uno de los te­mas que con­cen­tra la aten­ción de Har­guin­de­guy.

“Es­ta cam­pa­ña nos abre al­gu­nos in­te­rro­gan­tes so­bre el fu­tu­ro del cul­ti­vo res­pec­to de cuán­to pue­de cre­cer el área sem­bra­da en fun­ción de las ca­li­da­des. Por ejem­plo, ten­dre­mos que ver si el au­ge de los al­to olei­co de es­te año res­pon­de a una co­yun­tu­ra o se man­ten­drá en ex­pan­sión”, con­clu­yó. t

Más girasol. Har­guin­de­guy (arri­ba) au­men­tó la su­per­fi­cie con girasol

(izq.) en los cam­pos que ma­ne­ja.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.