Bue­nas prác­ti­cas pa­ra aco­piar

Clarin - Rural - - EL MANEJO AGRÍCOLA -

Con el ob­je­ti­vo de brin­dar he­rra­mien­tas pa­ra al­can­zar la má­xi­ma efi­cien­cia po­si­ble en el al­ma­ce­na­mien­to y pos­te­rior tra­ta­mien­to in­dus­trial del cul­ti­vo girasol, el ingeniero agró­no­mo Ri­car­do Bar­to­sik y la bió­lo­ga Ber­na­det­te Aba­día, am­bos es­pe­cia­lis­tas del INTA Bal­car­ce, die­ron con­se­jos úti­les pa­ra con­ser­var la inocui­dad de los gra­nos que son al­ma­ce­na­dos.

Bar­to­sik sub­ra­yó, co­mo par­te de una char­la rea­li­za­da por Aso­cia­ción Ar­gen­ti­na de Girasol (Asagir), en la lo­ca­li­dad de Ca­tri­ló, en La Pam­pa, que de­be­rían apli­car­se tec­no­lo­gías que per­mi­tan ins­tru­men­tar bue­nas prác­ti­cas de cul­ti­vo y post­co­se­cha y que me­jo­ren la tra­za­bi­li­dad, de es­ta for­ma, agre­gó, se re­du­ce el im­pac­to de las mi­co­to­xi­nas y los pla­gui­ci­das a los ni­ve­les con­si­de­ra­dos co­mo se­gu­ros.

Pa­ra pre­ve­nir es­te ti­po de pro­ble­má­ti­cas que aten­ten con­tra la inocui­dad, el es­pe­cia­lis­ta se­ña­ló que en la fa­se de al­ma­ce­na­mien­to se de­ben im­ple­men­tar las de­no­mi­na­das “Bue­nas Prác­ti­cas” en el ma­ne­jo de los gra­nos.

Al res­pec­to, Bar­to­sik di­jo que es­tas prác­ti­cas im­pli­ca la sa­ni­dad de las ins­ta­la­cio­nes de al­ma­ce­na­mien­to, en com­ple­men­to con uso de ai­rea­ción y re­fri­ge­ra­ción ar­ti­fi­cial co­mo he­rra­mien­ta pa­ra pre­ve­nir el desa­rro­llo de in­sec­tos. A es­tos pun­tos, se de­ben aña­dir la ins­tru­men­ta­ción de un pro­gra­ma de ma­ne­jo in­te­gra­do de pla­gas.

Por su par­te, Aba­día dio una mi­ra­da más in­clu­si­va y agre­gó que las bue­nas prác­ti­cas con­tem­plan otros tres as­pec­tos, que son la má­xi­ma ca­li­dad, la se­gu­ri­dad la­bo­ral de los ope­ra­rios y la sus­ten­ta­bi­li­dad am­bien­tal.

Ade­más, la es­pe­cia­lis­ta ex­pli­có que a ni­vel de plan­ta de aco­pio, con me­jo­res prác­ti­cas de ma­ne­jo se pre­sen­tan un am­plio aba­ni­co de ven­ta­jas co­mo, por ejem­plo, evi­tar re­cha­zos de mer­ca­de­ría por ex­ce­so de in­sec­ti­ci­da, pre­ve­nir ac­ci­den­tes la­bo­ra­les y dis­mi­nuir la can­ti­dad de gra­nos pi­ca­dos por in­sec­tos, en­tre otros as­pec­tos.

Y, pa­san­do a otro ni­vel, tam­bién son una he­rra­mien­ta que per­mi­te evi­tar pro­ble­mas fren­te a ba­rre­ras co­mer­cia­les (al de­tec­tar res­tos de in­sec­ti­ci­das y mi­co­to­xi­nas) y per­mi­ten re­du­cir cos­tos ope­ra­ti­vos al tra­ba­jar con ma­yor efi­cien­cia. t

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.