Afir­man que la agri­cul­tu­ra ya no es via­ble en el NOA

Los nú­me­ros del maíz y la so­ja no cie­rran, sos­tie­ne un in­for­me di­fun­di­do por Aa­crea. Es fuer­te el im­pac­to en la ac­ti­vi­dad de los pue­blos de la re­gión.

Clarin - Rural - - TAPA - AA­CREA Cla­rín Ru­ral

Lo di­cen los gru­pos CREA, por la fal­ta de ren­ta­bi­li­dad.

En mu­chas re­gio­nes del NOA los rin­des pa­ra cu­brir cos­tos de so­ja y maíz pro­yec­ta- dos pa­ra el ci­clo 2014/15 en cam­po pro­pio son equi­va­len­tes o su­pe­rio­res a los ren­di­mien­tos his­tó­ri­cos lo­gra­dos en los úl­ti­mos cin­co años. Eso im­pli­ca que la agri­cul­tu­ra se tor­na in­via­ble aún sin con­si­de­rar el costo de opor­tu­ni­dad de la tie­rra.

Hay que con­si­de­rar, ade­más, que en los úl­ti­mos años la ma­yor par­te de las em­pre­sas de la zo­na su­frió pro­ble­mas cli­má­ti­cos que in­cre­men­ta­ron los ni­ve­les de en­deu­da­mien­to. En ese es­ce­na­rio, los agri­cul­to­res de la zo­na sem­bra­rán só­lo los me­jo­res lo­tes, tra­tan­do de pro­du­cir al me­nor costo po­si­ble por to­ne­la­da. Bus­ca­rán la má­xi­ma efi­cien­cia en el uso de los re­cur­sos y evi­tar nue­vas pér­di­das de su men­gua­do ca­pi­tal.

Un cálcu­lo efec­tua­do por los Con­sor­cios Re­gio­na­les de Ex­pe­ri­men­ta­ción Agrí­co­la (CREA), in­di­ca que con el pre­cio ac­tual del maíz dis­po­ni­ble Ro­sa­rio, el flete pa­ra trans­por­tar el ce­real des­de Me­tán (Sal­ta) has­ta las ter­mi­na­les por­tua­rias ro­sa­ri­nas equi­va­le a un 58% de su va­lor. El 42% res­tan­te de­be­ría al­can­zar pa­ra cu­brir in­su­mos, se­gu­ros y ser­vi­cios de siem­bra, pul­ve­ri­za­cio­nes, co­se­cha y acon­di­cio­na­mien­to de gra­nos, más una uti­li­dad ra­zo­na­ble pa­ra el em­pre­sa­rio.

La in­cor­po­ra­ción de maíz en los sis­te­mas agrí­co­las del NOA es esen­cial, por­que el ce­real, una vez co­se­cha­do, apor­ta gran­des vo­lú­me­nes de residuos al sue­lo y eso con­tri­bu­ye a man­te­ner su fer­ti­li­dad. Ade­más, es vi­tal pa­ra cor­tar el ci­clo re­pro­duc­ti­vo de cier­tas pla­gas (co­mo el “pi­cu­do”) que en los úl­ti­mos años re­sul­ta­ron de­vas­ta­do­ras pa­ra el cul­ti­vo de so­ja.

“En nues­tra zo­na se es­tá sem­bran­do lo jus­to de maíz y con una in­ver­sión me­nor. Eso im­pli­ca que cae­rán tan­to el área co­mo los rin­des po­ten­cia­les”, in­di­ca Car­los Mo­yano, ase­sor de los gru­pos CREA La Co­cha (Tu­cu­mán) y San­ta Ro­sa (Ca­ta­mar­ca).

“En al­gu­nos ca­sos, los pro­pie­ta­rios ofre­cen el cam­po gra­tis a cam­bio de que el arren­da­ta­rio siem­bre maíz; pe­ro, aún sin con­si­de­rar el costo de al­qui­ler, se re­quie­ren rin­des ex­tra­or­di­na­ria­men­te ele­va­dos pa­ra que el cul­ti­vo no ge­ne­re pér­di­das”, se­ña­la Ju­lio Pu­chu­lu, vo­cal re­gio­nal los gru­pos CREA del NOA.

“Hay mu­chos cam­pos en si­tua­ción de aban­dono, que no tie­nen pre­cio de ven­ta ni de al­qui­ler por­que no hay de­man­da en la zo­na; ade­más, se es­tán re­ne­go­cian­do los acuer­dos pac­ta­dos en el pri­mer tra­mo del año”, apun­ta Da­niel Ros­si, coor­di­na­dor de los CREA de la zo­na.

Dos años se­gui­dos con se­quía y una úl­ti­ma cam­pa­ña con re­sul­ta­dos

En al­gu­nos ca­sos, el due­ño da el cam­po gra­tis si el que lo arrien­da ha­ce maíz

muy jus­tos pro­vo­ca­ron un im­pac­to ne­ga­ti­vo muy fuer­te en la eco­no­mía de las em­pre­sas agro­pe­cua­rias y de las co­mu­ni­da­des vin­cu­la­das.

“En las em­pre­sas agrí­co­las de la zo­na hay prin­ci­pal­men­te dos si­tua­cio­nes: quie­nes tie­nen deu­da de cor­to pla­zo que com­pro­me­te una par­te im­por­tan­te de su pa­tri­mo­nio y otros que en­fren­tan una si­tua­ción me­nos acu­cian­te por te­ner com­pro­mi­sos a más lar­go pla­zo. Sin em­bar­go, am­bos ti­pos de em­pre­sas es­tán en cri­sis des­de ha­ce tres años y no po­drán nor­ma­li­zar­se con el re­sul­ta­do de una bue­na cam­pa­ña agrí­co­la”, pro­yec­ta Ros­si.

Es­ta reali­dad de­rra­ma ha­cia to­dos los agen­tes eco­nó­mi­cos vin­cu­la­dos con la pro­duc­ción: la ven­ta de ma­qui­na­ria agrí­co­la y tractores tien­de a ce­ro por­que los pro­duc­to­res no tie­nen re­cur­sos pa­ra re­no­var­los y tam­po­co hay fá­cil ac­ce­so al fi­nan­cia­mien­to de un ne­go­cio que pro­me­te ren­ta nu­la o ne­ga­ti­va.

La re­ce­sión tam­bién abar­ca a las pen­sio­nes, ta­lle­res y co­mer­cios vin­cu­la­dos al cam­po, que in­cre­men­ta­ban su ac­ti­vi­dad en es­ta épo­ca del año alis­tan­do los equi­pos de siem­bra.

La ofer­ta de con­tra­tis­tas de la­bo­res y de fle­te­ros es ma­yor que otros años, aun­que tam­bién se ob­ser­van mu­chos equi­pos re­pa­ra­dos “de apu­ro” y ope­ra­dos por per­so­nal po­co ca­pa­ci­ta­do co­mo con­se­cuen­cia de la es­tre­chez eco­nó­mi­ca.

Se re­quie­re un en­fo­que in­te­gral de la pro­ble­má­ti­ca pro­duc­ti­va, eco­nó­mi­ca y so­cial del NOA pa­ra de­vol­ver­le su com­pe­ti­ti­vi­dad. De­be­ría es­tar ba­sa­do en políticas de Es­ta­do que lle­ven so­lu­cio­nes a las li­mi­tan­tes de in­fra­es­truc­tu­ra zo­nal (vías de co­mu­ni­ca­ción, edu­ca­ción, co­mu­ni­ca­cio­nes), que promuevan la ra­di­ca­ción de ca­pi­ta­les que pue­dan in­dus­tria­li­zar los pro­duc­tos pri­ma­rios en la zo­na y que es­ta­blez­can una pre­sión fis­cal acor­de con su po­ten­cia­li­dad con­tri­bu­ti­va. t

aban­do­no­lo­sUn¿Ima­gen del pa­sa­do?. lo­te de so­ja en Sal­ta y las mon­ta­ñas de fon­do. Aho­ra hay cam­pos en si­tua­ción de

.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.