La re­vo­lu­ción fo­rra­je­ra

En la bo­nae­ren­se Ameg­hino, al­fal­fa y fie­rros mos­tra­ron las úl­ti­mas op­cio­nes pa­ra pro­du­cir y ma­ne­jar las pas­tu­ras.

Clarin - Rural - - AGRICULTURA DE PUNTA -

¿Cuá­les son los as­pec­tos cen­tra­les que ha­cen po­si­por ble con­fec­cio­nar un fo­rra­je de ca­li­dad, des­de el prin­ci­pio has­ta el fin? La pre­gun­ta la res­pon­dió un gru­po de es­pe­cia­lis­tas, ha­ce po­cos días, en un cam­po ubi­ca­do so­bre la ru­ta 188, en el ac­ce­so a Flo­ren­tino Ameg­hino, en el no­roes­te de la pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res.

Fe­de­ri­co Scia­rre­ta y Mau­ro Al­fon­so, de la em­pre­sa Fo­rra­tec, que or­ga­ni­zó la jor­na­da jun­to con Claas, pre­sen­ta­ron la in­for­ma­ción que sur­ge de los en­sa­yos con al­fal­fas pu­ras y con­so­cia­das, con los que se bus­ca me­dir la pro­duc­ti­vi­dad de las pas­tu­ras.

Con da­tos sur­gi­dos de la Red de In­no­va­ción y Desa­rro­llo Zo­na Oes­te (RIDZO) ga­na­de­ra, de AA­CREA, re­co­men­da­ron la siem­bra de al­fal­fa pu­ra en am­bien­tes de lo­ma y me­dia lo­ma de la zo­na, ya que re­quie­re de sue­los más pro­fun­dos pa­ra desa­rro­llar la raíz. En sue­los sa­li­nos o ba­jos al­ca­li­nos, las pas­tu­ras que su­man cul­ti­vos co­mo agro­pi­ro y me­li­lo­tus son las idea­les, in­di­ca­ron.

En­tre los con­se­jos pa­ra la siem­bra, la prin­ci­pal es la uni­for­mi­dad me­tro cua­dra­do, cru­zar las hi­le­ras a 65° o 40º y usar mez­clas sim­ples de no más de 2 a 3 es­pe­cies. Ade­más, hi­cie­ron hin­ca­pié en que “hay que bus­car hu­me­dad y no ta­par la se­mi­lla ex­ce­si­va­men­te, eli­mi­nar las rue­das ta­pa­do­ras y te­ner una ve­lo­ci­dad de avan­ce de 5,8 km/h”.

En el cam­po de Ameg­hino, en un lo­te sem­bra­do con al­fal­fa so­bre ave­na el 20 de abril de 2013, que re­ci­bió 931 mi­lí­me­tros de pre­ci­pi­ta­cio­nes, se lo­gra­ron 22.000 kg de MS en do­ble siem­bra en un año y 19.000 kg de MS en siem­bra sim­ple en otra pas­tu­ra con tres mez­clas.

“La plan­ta que no se lo­gra de en­tra­da se pier­de. En las pas­tu­ras, la pro­duc­ti­vi­dad se de­fi­ne des­de el co­mien­zo”, aco­tó Al­fon­so. Tam­bién es im­por­tan­te ver có­mo se dis­tri­bu­ye la pro­duc­ción a lo lar­go del año y có­mo se la apro­ve­cha. El da­to es con­cre­to: el 60% de la pro­duc­ción to­tal del año se da en pri­ma­ve­ra y la fa­lla en el apro­ve­cha­mien­to im­pac­ta fuer­te en la pro­duc­ti­vi­dad ge­ne­ral.

Las par­ce­las sem­bra­das en Ameg­hino re­ci­bie­ron su pri­mer cor­te de la mano de la cor­ta­do­ra-hi­le­ra­do­ra y des­ma­le­za­do­ra 6042 de Mai­ne­ro. Mar­cos For­mi­ca, de la fir­ma cor­do­be­sa, pre­sen­tó las mo­di­fi­ca­cio­nes a es­ta he­rra­mien­ta, que la han he­cho ga­nar pre­ci­sión. Con 4,20 me­tros de an­cho de cor­te y 4 ro­to­res de trans­mi­sión car­dá­ni­ca, es­tá ar­ti­cu­la­da en el me­dio pa­ra lo­grar más ve­lo­ci­dad.

Más ade­lan­te, Jo­sé Cos­ta­mag­na, de Claas, pre­sen­tó la se­ga­do­ra Dis­co 3500, cu­yo co­pia­do del pi­so es per­fec­to y se rea­li­za gra­cias a una ba­rra de cor­te que va sus­pen­di­da y su­je­ta­da de un sis­te­ma hi­dráu­li­co. El cor­te es ne­to gra­cias a unas cu­chi­llas muy afi­la­das. Ade­más, unos ro­los acon­di­cio­na­do­res de go­ma quie­bran el ta­llo de la al­fal­fa lon­gi­tu­di­nal­men­te y evi­tan la pér­di­da de ca­li­dad. El ta­llo se­ca jun­to a la ho­ja en una su­per­fi­cie am­plia de an­da­na, que ha­ce po­si­ble un se­ca­do más rá­pi­do.

Los de la em­pre­sa ale­ma­na tam­bién mos­tra­ron en ac­ción su vol­tea­do­ra Vol­to 1050, de 10,50 me­tros de an­cho. “Se usa pa­ra ace­le­rar los pro­ce­sos de se­ca­do, en días sin sol”, ex­pli­ci­tó Cos­ta­mag­na.

Pe­ro uno de los pun­tos más al­tos de es­tas clá­si­cas jor­na­das es el pi­ca­do de pas­tu­ras, que es­tu­vo a car­go de la Jaguar 940, con un ca­be­zal Pic­kUp 300. “Cuen­ta con un mo­tor Mer­ce­des Benz de 453 ca­ba­llos. De la ga­ma de pi­ca­do­ras de la em­pre­sa, és­te mo­de­lo es in­ter­me­dio, y tie­ne un sis­te­ma de mo­ni­to­reo de ren­di­mien­to que per­mi­te trans­mi­tir los da­tos en for­ma di­rec­ta por in­ter­net a la ofi­ci­na o la PC del pro­pie­ta­rio”, ex­pre­só Cos­ta­mag­na. El mo­de­lo 940 per­mi­te, ade­más, agre­gar el Crac­ker in­cor­po­ran­do so­lo una co­rrea. Y el sis­te­ma ino­cu­la el ma­te­rial en el ace­le­ra­dor fi­nal con po­ca agua.

Pe­ro en Ameg­hino, los asis­ten­tes tam­bién pu­die­ron ver en ac­ción la en­far­da­do­ra pris­má­ti­ca Qua­drant 3200, ap­ta pa­ra la con­fec­ción de me­ga-far­dos, un sis­te­ma que se uti­li­za ca­da vez más en la si­len­cio­sa re­vo­lu­ción fo­rra­je­ra que se vie­ne pro­du­cien­do en la Ar­gen­ti­na, que to­da­vía tie­ne mu­cho pa­ra dar. t

To­do ver­de. Al fren­te, la al­fal­fa, y más allá la má­qui­na y el pú­bli­co, siem­pre in­tere­sa­do en op­cio­nes pa­ra in­ten­si­fi­car.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.