Cam­po-ciu­dad: chau a las acu­sa­cio­nes

La ex­pe­rien­cia de dos lo­ca­li­da­des del sur de San­ta Fe mues­tra que el con­sen­so fa­vo­re­ce el desa­rro­llo agrí­co­la y ga­ran­ti­za la sa­lud de las per­so­nas.

Clarin - Rural - - SUSTENTABILIDAD - INTA Cla­rín Ru­ral

Las ex­pe­rien­cias de Go­doy y Are­qui­to, lo­ca­li­da­des del sur de la pro­vin­cia de San­ta Fe, mues­tran có­mo la bús­que­da de con­sen­sos, su­ma­da al uso co­rrec­to de la tec­no­lo­gía, per­mi­ten una con­vi­ven­cia ar­mó­ni­ca en­tre ca­li­dad de vi­da y pro­duc­ción.

Se­gún Ale­jan­dro Lon­go, di­rec­tor del INTA Oli­ve­ros, “los con­flic­tos pe­riur­ba­nos son uno de los prin­ci­pa­les pro­ble­mas”, con el uso de agro­quí­mi­cos co­mo uno de los ejes de la dis­cu­sión en­tre agri­cul­to­res y ve­ci­nos.

Sur­gi­do co­mo un asen­ta­mien­to ru­ral, en Go­doy hoy re­si­den 1.300 ha­bi­tan­tes. Al­re­de­dor de 110 son pro­duc­to­res de so­ja, maíz y le­gum­bres. Lo que co­men­zó ha­ce 20 años co­mo un pro­ce­so de tra­ba­jo co­mu­ni­ta­rio in­te­ri­ns­ti­tu­cio­nal en torno a la con­ser­va­ción del sue­lo, pro­mo­vi­do por la coope­ra­ti­va agrí­co­la lo­cal, per­mi­tió que la co­mu­ni­dad abor­de el ma­ne­jo de agro­quí­mi­cos.

Luis Ca­rran­cio, del INTA Arro­yo Se­co (San­ta Fe), di­jo: “Los ha­bi­tan­tes de Go­doy em­pe­za­ron a ver que las apli­ca­cio­nes im­pac­ta­ban so­bre el am­bien­te y que­rían una re­gu­la­ción más es­tric­ta y un con­trol lo­cal”.

En 2004, la coope­ra­ti­va in­vi­tó a los pro­duc­to­res aso­cia­dos a par­ti­ci­par en un pro­ce­so de cons­truc­ción so­cial de una or­de­nan­za que las re­gla­men­ta­ra, con una ac­ti­va par­ti­ci­pa­ción del INTA.

En es­te sen­ti­do, Lon­go ob­ser­vó: “La ley es im­por­tan­te, la téc­ni­ca es im­por­tan­te, pe­ro si no se bus­ca el acuer­do en­tre los ac­to­res que pien­san di­fe­ren­te, es muy di­fí­cil lo­grar al­go que con­for­me a esas par­tes”.

La norma nú­me­ro 13/11 se ba­sa en res­tric­cio­nes de fi­to­sa­ni­ta­rios y con­tro­les de la co­mu­na en cuan­to al mo­men­to y a la for­ma de su apli­ca­ción. Por un la­do, prohi­bió los pro­duc­tos ban­da ro­ja – los más tóxicos– pa­ra to­do el dis­tri­to. Res­trin­gió tam­bién el uso de los de ban­da ama­ri­lla y azul –de me­dia­na to­xi­ci­dad– a 1.000 me­tros de asen­ta­mien­tos po­bla­cio­na­les y, jun­to a és­tos, só­lo per­mi­tió apli­car pro­duc­tos ban­da ver­de, que son los de me­nor to­xi­ci­dad.

“El gran im­pac­to que tu­vo es que 1.000 me­tros al­re­de­dor del pue­blo no se usa­ron otro ti­po de pro­duc­tos que no fue­ran ban­da ver­de y ba­ja­ron a me­nos de la mi­tad las apli­ca­cio­nes por año”, ase­gu­ró.

En tan­to, en la lo­ca­li­dad de Are­qui­to se desa­rro­lló una norma mo­de­lo, que ac­tual­men­te se apli­ca.

Con un pro­me­dio de 45 re­cla­mos anua­les de ve­ci­nos que se sen­tían afec­ta­dos por las apli­ca­cio­nes en zo­nas pe­riur­ba­nas, en 2011 Are­qui­to apro­bó la or­de­nan­za nú­me­ro 965, que re­gu­ló el uso de fi­to­sa­ni­ta­rios. A par­tir de su pues­ta en vi­gen­cia, de acuer­do con Ra­fael Abra­te, de la fir­ma Aco­pio Are­qui­to, “só­lo se re­gis­tró una in­frac­ción en enero de 2012, que fue san­cio­na­da”. Se dic­tó in­te­gran­do una pe­que­ña co­mi­sión, que te­nía co­mo re­fe­ren­cia un or­de­na­mien­to te­rri­to­rial, apro­ba­do cin­co años an­tes.

El ob­je­ti­vo era ge­ne­rar nor­ma­ti­vas pa­ra desa­rro­llar una pro­duc­ción que ga­ran­ti­za­ra la sa­lud de las per­so­nas y del am­bien­te y un sis­te­ma de con­trol pa­ra ase­gu­rar su cum­pli­mien­to.

Con la norma apro­ba­da en Go­doy, co­mo mo­de­lo, la nú­me­ro 965 ad­hi­rió a la Ley de Fi­to­sa­ni­ta­rios nú­me­ro 11.723 de San­ta Fe, con­fir­mó el lí­mi­te del área ur­ba­na y es­ta­ble­ció tres zo­nas de apli­ca­ción. La or­de­nan­za prohi­bió la apli­ca­ción de fi­to­sa­ni­ta­rios ban­da ro­ja en to­do el dis­tri­to y al­gu­nos coad­yu­van­tes con efec­to a lar­go pla­zo; tam­bién res­trin­gió aque­llos que se com­por­tan de ma­ne­ra vo­lá­til; es­ta­ble­ció un re­gis­tro de apli­ca­do­res ha­bi­li­ta­dos, a quie­nes les exi­ge la ca­pa­ci­ta­ción, de­ter­mi­nó el lu­gar y la for­ma de en­tre­ga de los en­va­ses y fi­jó san­cio­nes.

En Are­qui­to ya se de­ter­mi­na­ron tres zo­nas de apli­ca­ción de agro­quí­mi­cos

Cui­da­dos. A la izq., en la lo­ca­li­dad de Go­doy la nor­ma­ti­va pa­ra las zo­nas pe­riur­ba­nas exi­ge la apli­ca­ción de pro­duc­tos “ban­da ver­de”, que son los de me­nor to­xi­ci­dad. A la der., el equi­po ne­ce­sa­rio pa­ra car­gar pro­duc­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.