Co­se­char y sa­ber la ca­li­dad de los gra­nos al ins­tan­te

En con­jun­to con el INTA, una fir­ma lo­cal desa­rro­lló un pro­to­ti­po que mi­de el ni­vel de pro­teí­na y gra­sa en los gra­nos.

Clarin - Rural - - TAPA - INTA Es­pe­cial pa­ra Cla­rín Ru­ral

Se desa­rro­lló en Ar­gen­ti­na una má­qui­na que lo per­mi­te.

ci­pó en el desa­rro­llo del pro­to­ti­po de un sen­sor que se co­lo­ca en la co­se­cha­do­ra y de­tec­ta, al tri­llar los gra­nos, el ni­vel de pro­teí­na, gra­sa y al­mi­dón que hay en los lo­tes de tri­go, ce­ba­da, so­ja y maíz.

Con es­ta in­for­ma­ción, los pro­duc­to­res pue­den an­ti­ci­par la ca­li­dad de los gra­nos y su po­ten­cial pa­ra co­mer­cia­li­zar­los con un va­lor di­fe­ren­cial. “Es­ta he­rra­mien­ta fa­ci­li­ta la apli­ca­ción de di­fe­ren­tes es­tra­te­gias de ma­ne­jo pa­ra me­jo­rar la ca­li­dad de los gra­nos y la di­fe­ren­cia­ción de la pro­duc­ción a cam­po, dos fac­to­res que pro­mue­ven el agregado de va­lor en ori­gen”, ase­gu­ró An­drés Mén­dez, es­pe­cia­lis­ta en agri­cul­tu­ra de pre­ci­sión del INTA Man­fre­di en Cór­do­ba.

En el ca­so de la so­ja, por ejem­plo, de­ter­mi­nar en la co­se­cha los va­lo­res de pro­teí­na y de acei­te que tie­nen los gra­nos evi­ta los cos­tos del tras­la­do a las plan­tas ex­tru­sa­do­ras cuan­do los gra­nos no al­can­zan el es­tán­dar desea­do.

“Es­te sen­sor per­mi­te ar­mar un ma­pa de ca­li­dad de los gra­nos que, al igual que el ma­pa de ren­di­mien­to, ge­ne­ra in­for­ma­ción geo­rre­fe­ren­cia­da pa­ra el ma­ne­jo efi­cien­te del sis­te­ma pro­duc­ti­vo”, ex­pli­có Mén­dez, quien con­tó que con es­tas va­ria­bles se pue­den se­gre­gar los gra­nos pa­ra lo­grar una in­dus­tria­li­za­ción di­fe­ren­cial del tri­go y de la ce­ba­da.

El pro­to­ti­po fue fa­bri­ca­do por la em­pre­sa Tec­no­Cien­tí­fi­ca y se en­cuen­tra en fa­se de eva­lua­ción y su­je­to a di­fe­ren­tes prue­bas de la­bo­ra­to­rio y a cam­po.

De acuer­do con Mén­dez, los re­sul­ta­dos pre­li­mi­na­res in­di­can una con­sis­ten­cia en los da­tos, los cua­les su­pe­ran a los de otras ex­pe­rien­cias que em­plea­ron dis­po­si­ti­vos pro­ve­nien­tes de los Es­ta­dos Uni­dos.

“Es­to sig­ni­fi­ca un apor­te a la tra­za­bi­li­dad de los gra­nos y a la cer­ti­fi­ca­ción de los pro­ce­sos de pro­duc­ción pri­ma­ria”, ase­gu­ró. De los en­sa­yos tam­bién par­ti­ci­pan ex­per­tos del INTA An­guil (La Pam­pa) y del INTA Pa­ra­ná (En­tre Ríos).

El pro­to­ti­po, de­no­mi­na­do “NIRPr El avan­ce tec­no­ló­gi­co si­gue apor­tan­do he­rra­mien­tas pa­ra ge­ne­rar in­for­ma­ción en los lo­tes y fa­ci­li­tar la to­ma de de­ci­sio­nes. Un gru­po de téc­ni­cos del INTA par­ti-

aná­li­sis que­da al­ma­ce­na­do en un mo­ni­tor ins­ta­la­do en la ca­bi­na de la co­se­cha­do­ra y la in­for­ma­ción pue­de des­car­gar­se fá­cil­men­te a tra­vés de cual­quier dis­po­si­ti­vo con puer­to USB”, in­di­có el es­pe­cia­lis­tas del INTA Man­fre­di.

En la Ar­gen­ti­na, el ma­yor vo­lu­men de acei­te de so­ja se ob­tie­ne a par­tir del sis­te­ma de ex­trac­ción por sol­ven­te, el cual deja en el sub­pro­duc­to un re­si­dual de acei­te del 1% al 2 %.

Pa­ra tra­du­cir es­te di­fe­ren­cial a ren­ta­bi­li­dad, Mén­dez com­pa­ró el ca­so de dos ca­mio­nes que in­gre­san a una plan­ta con 30.000 ki­los de so­ja, pe­ro uno con una va­ria­bi­li­dad de acei­te en gra­nos del 17% y el otro, con una va­ria­bi­li­dad del 23%. Lue­go de la ex­trac­ción por sol­ven­te, los gra­nos co­se­cha­dos que­da­rán con un 16% y 22% de acei­te, res­pec­ti­va­men­te. Por to­ne­la­da, ca­da ca­mión per­mi­ti­rá con­se­guir 160 ki­los y 220 ki­los de acei­te.

“Si es­tos va­lo­res se mul­ti­pli­can por las 30 to­ne­la­das dis­po­ni­bles en ca­da vehícu­lo, se de­du­ce que po­drán ob­te­ner­se 4.800 ki­los y 6.600 ki­los de acei­te, su­ma­dos a otros 1.800 ki­los que sur­gen del di­fe­ren­cial por ca­li­dad. Si la to­ne­la­da co­ti­za a $ 4.310 en el mer­ca­do, eso im­pli­ca una ga­nan­cia de $ 7.758 por ca­mión, es de­cir, de más de $ 15.000 pa­ra el pro­duc­tor”, con­clu­yó Mén­dez. Crop Analy­zer”, cuen­ta con una cá­ma­ra de me­di­ción, en la que se ubi­ca una lám­pa­ra que es­ca­nea los gra­nos y cal­cu­la la emi­sión de ener­gía. “Esa ener­gía es com­pa­ra­da con los es­pec­tros pre­car­ga­dos en el sis­te­ma de me­di­ción del dis­po­si­ti­vo y, lue­go, tra­du­ci­da a los por­cen­ta­jes de pro­teí­na, hu­me­dad, gra­sa y al­mi­dón”, es­pe­ci­fi­có Mén­dez.

La cá­ma­ra de me­di­ción se co­lo­ca en la co­se­cha­do­ra y to­ma mues­tras de 300 gra­mos de grano ca­da 10 y 15 se­gun­dos, lo que equi­va­le a te­ner un da­to geo­rre­fe­ren­cia­do ca­da 20 y 30 me­tros. La mues­tra es se­lec­cio­na­da por gra­ve­dad del flu­jo de gra­nos de la no­ria y, tras ser ana­li­za­da, re­gre­sa al mis­mo sis­te­ma.

“Fi­nal­men­te, el re­sul­ta­do del

Cen­sa­do. La nue­va he­rra­mien­ta mi­de el ni­vel de al­mi­dón y pro­teí­na en tri­go.

En maíz­maíz. El dis­po­si­ti­vo pue­de fun­cio­nar pa­ra ha­cer ajus­tes en el ma­ne­jo.ma­ne­jo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.