Un in­for­me de­ta­lla que los cul­ti­vos trans­gé­ni­cos se si­guen ex­pan­dien­do por to­do el mun­do.

El año pa­sa­do se sem­bra­ron 181 mi­llo­nes de hec­tá­reas. Los lí­de­res son EE.UU., Bra­sil y Ar­gen­ti­na.

Clarin - Rural - - TAPA -

En el 2014, se hi­cie­ron 181,5 mi­llo­nes de hec­tá­reas de cul­ti­vos trans­gé­ni­cos en el mun­do. Son 6 mi­llo­nes más que en 2013. Así lo se­ña­la un in­for­me pu­bli­ca­do es­ta se­ma­na por el Ser­vi­cio pa­ra la Ad­qui­si­ción de las Apli­ca­cio­nes Bio­tec­no­ló­gi­cas (ISAAA, por sus si­glas en in­glés). Con la in­cor­po­ra­ción de Ban­gla­desh, fue­ron 28 los paí­ses que sem­bra­ron trans­gé­ni­cos, de los cua­les 20 son paí­ses en vías de desa­rro­llo y 8 son in­dus­tria­li­za­dos.

Des­de 1996, más de 10 cul­ti­vos trans­gé­ni­cos fue­ron au­to­ri­za­dos pa­ra su co­mer­cia­li­za­ción, in­clu­yen­do so­ja, maíz y al­go­dón, y tam­bién fru­tas y hor­ta­li­zas, como pa­pa­ya, za­pa­llo, be­ren­je­na y papa. Las ca­rac­te­rís­ti­cas in­tro­du­ci­das en es­tos cul­ti­vos van más allá de la to­le­ran­cia a her­bi­ci­das y la re­sis­ten­cia a en­fer­me­da­des e in­sec­tos: in­cor­po­ran tam­bién la to­le­ran­cia a se­quía y me­jo­ras en la ca­li­dad.

De es­ta ma­ne­ra, los cul­ti­vos ge­né­ti­ca­men­te mo­di­fi­ca­dos (GM) con­tri­bu­yen a la sus­ten­ta­bi­li­dad de la agri­cul­tu­ra y son clave pa­ra res­pon­der a los desafíos que plantea el cam­bio cli­má­ti­co, sos­tie­ne el in­for­me, que pre­ci­sa que Es­ta­dos Uni­dos con­ti­núa li­de­ran­do la pro­duc­ción de trans­gé­ni­cos con 73,1 mi­llo­nes de hec­tá­reas y re­gis­tra tam­bién el ma­yor cre­ci­mien­to: un 4% más en com­pa­ra­ción con el 2013. En el con­ti­nen­te ame­ri­cano, Bra­sil con­ti­núa se­gun­do en la lis­ta, atrás de Es­ta­dos Uni­dos, con 40,2 mi­llo­nes de hec­tá­reas. Le si­gue Ar­gen­ti­na, que cul­ti­vó 24,3 mi­llo­nes de hec­tá­reas con cul­ti­vos GM en 2014.

El uso de cul­ti­vos GM en el pe­río­do 1996-2013 in­cre­men­tó la pro­duc­ción agrí­co­la en 133.000 mi­llo­nes de dó­la­res, y dis­mi­nu­yó el uso de in­sec­ti­ci­das (unos 500 mi­llo­nes de ki­los me­nos de in­gre­dien­te ac­ti­vo). So­lo en 2013 dis­mi­nu­yó las emi­sio­nes de dió­xi­do de car­bono por un va­lor equi­va­len­te a re­ti­rar 12,4 mi­llo­nes de au­tos de las ca­lles, di­ce el tra­ba­jo. Es­tos da­tos son con­sis­ten­tes con el aná­li­sis de los eco­no­mis­tas ale­ma­nes Klum­per y Qaim, quie­nes con­clu­yen que la bio­tec­no­lo­gía, en pro­me­dio, dis­mi­nu­yó el uso de in­sec­ti­ci­das en un 37%, au­men­tó los ren­di­mien­tos en un 22% e in­cre­men­tó los in­gre­sos de los agri­cul­to­res en un 68%, du­ran­te los úl­ti­mos 20 años de adop­ción.

Hay al­gu­nos ejem­plos in­tere­san­tes de la revolución que su­po­ne es­ta tec­no­lo­gía. Ban­gla­desh apro­bó la be­ren­je­na Bt (re­sis­ten­te a in­sec­tos) en oc­tu­bre de 2013 y al año si­guien­te 120 agri­cul­to­res sem­bra­ron 12 hec­tá­reas. En los lo­tes que usa­ron es­ta ten­cno­lo­gía el uso de in­sec­ti­ci­das ba­jó en­tre un 70% y un 90%.

Otro ejem­plo es el pro­yec­to WEMA, por sus si­glas en in­glés (sig­ni­fi­ca “Maíz efi­cien­te en el con­su­mo de agua pa­ra Afri­ca), que pla­nea dis­tri­buir se­mi­llas de maíz to­le­ran­te a se­quía en al­gu­nos paí­ses afri­ca­nos en 2017. La tec­no­lo­gía, en es­te ca­so, es la que se es­tá usan­do ac­tual­men­te en hí­bri­dos de maíz en Es­ta­dos Uni­dos. En es­te con­ti­nen­te, hay paí­ses que es­tán rea­li­zan­do en­sa­yos con arroz, maíz, sor­go y ba­ta­ta GM, en­tre otros cul­ti­vos.

En el 2014, el sis­te­ma re­gu­la­to­rio de Es­ta­dos Uni­dos apro­bó la siem­bra co­mer­cial de la papa In­na­te, que pro­du­ce me­nos acri­la­mi­da (aso­cia­da a cier­tos pro­ble­mas de sa­lud) a al­tas tem­pe­ra­tu­ras y re­sis­te al par­dea­mien­to y las ma­gu­lla­du­ras o man­chas os­cu­ras, ca­rac­te­rís­ti­cas que no son acep­ta­das por el con­su­mi­dor y son cau­sa de des­car­te de una gran par­te de la pro­duc­ción.

Ade­más, en Ban­gla­desh, In­dia e In­do­ne­sia se es­tán en­sa­yan­do pa­pas re­sis­ten­tes al ti­zón tar­dío, una en­fer­me­dad fún­gi­ca con­si­de­ra­da de­vas­ta­do­ra y que cau­só la ham­bru­na de 1845 en Ir­lan­da, con más de 1 mi­llón de muer­tos.

En China, más de 7 mi­llo­nes de agri­cul­to­res ya usan trans­gé­ni­cos, y la adop­ción de al­go­dón GM fue del 93%, el año pa­sa­do. En la In­dia, el 95% del al­go­dón tam­bién es trans­gé­ni­co. t

Maíz. Uno de los cul­ti­vos GM más im­por­tan­tes. Otro es la so­ja. Y hay has­ta be­ren­je­nas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.