En 20 años se mul­ti­pli­có por 20 la su­per­fi­cie de si­lo

El dato sur­ge de un es­tu­dio ela­bo­ra­do por el INTA.

Clarin - Rural - - TAPA -

Así como la siem­bra di­rec­ta fue un cam­bio de pa­ra­dig­ma pro­duc­ti­vo que po­ten­ció a la agri­cul­tu­ra ar­gen­ti­na, los fo­rra­jes con­ser­va­dos lo fue­ron pa­ra la ga­na­de­ría. En los ‘90, el 80% del si­la­je de maíz se des­ti­na­ba a la pro­duc­ción de le­che. Pe­ro en los úl­ti­mos años, la su­per­fi­cie pi­ca­da pa­ra ese fin au­men­tó y tam­bién se ex­ten­dió fuer­te pa­ra pro­du­cir car­ne.

Fe­de­ri­co Sán­chez, del Pro­yec­to Tec­no­lo­gías en Fo­rra­jes Con­ser­va­dos de Al­ta Ca­li­dad del INTA, re­ve­ló que “en la cam­pa­ña 1993/94 se en­si­la­ron unas 80.000 hec­tá­reas de maíz y sor­go, mien­tras que vein­te años des­pués se des­ti­na­ron a si­la­je más de 1,5 mi­llo­nes de hec­tá­reas, con un ré­cord de 1,6 mi­llo­nes en la cam­pa­ña 2011/12”.

En la Ar­gen­ti­na, es­ta revolución fo­rra­je­ra fue acom­pa­ña­da por la adop­ción del si­lo bol­sa.

“En la cam­pa­ña 1993/94, el 50% era si­lo puen­te y otro 50% si­lo bun­ker”, co­men­tó. Pe­ro lue­go en­tró fuer­te el al­ma­ce­na­mien­to en bol­sa. “Gra­cias al avan­ce tec­no­ló­gi­co que se pro­du­jo en el úl­ti­mo pe­río­do en cuan­to a em­bol­sa­do­ras, en la ac­tua­li­dad el 70 % del ma­te­rial pi­ca­do se al­ma­ce­na ba­jo esa mo­da­li­dad”, ex­pli­có Sán­chez.

Pa­ra la con­ser­va­ción de los fo­rra­jes, en el país se apli­ca al­ta tec­no­lo­gía y las pi­ca­do­ras au­to­pro­pul­sa­das son un ejem­plo.

En es­te sen­ti­do, Gas­tón Urrets Za­va­lía, téc­ni­co del INTA Man­fre­di, afir­mó que “el par­que ac­tual de es­tas má­qui­nas es de 856 uni­da­des, con una an­ti­güe­dad pro­me­dio de sie­te años, a las que se su­man 400 pi­ca­do­ras de arras­tre de dos o tres hi­le­ras, que per­mi­tie­ron di­fun­dir el si­la­je”.

Si bien son el re­cur­so de con­ser­va­ción de fo­rra­jes más an­ti­guo y uti­li­za­do en la Ar­gen­ti­na, his­tó­ri­ca­men­te la ca­li­dad de los he­nos fue muy baja por di­ver­sas cau­sas, como el uso de ma­qui­na­ria ina­pro­pia­da, el cor­te con ni­ve­les avan­za­dos de flo­ra­ción, el ras­tri­lla­do a ve­lo­ci­da­des su­pe­rio­res a los 7 ki­ló­me­tros por ho­ra y con ni­ve­les de hu­me­dad in­fe­rio­res al 35%, el de­fi­cien­te con­trol de ma­le­zas y pla­gas y su al­ma­ce­na­mien­to a la in­tem­pe­rie.

Se­gún Sán­chez, “ac­tual­men­te el heno de al­fal­fa, ade­más de ser con­si­de­ra­do una fuen­te de fi­bra clave, se re­va­lo­ri­zó como fuen­te de pro­teí­na de al­ta ca­li­dad, al ser in­clui­do como par­te de la ra­ción que se pre­pa­ra y su­mi­nis­tra con los aco­pla­dos mi­xer”. Su in­cor­po­ra­ción a la die­ta pro­du­jo “que en los úl­ti­mos cin­co años se ha­ya ex­pe­ri­men­ta­do un in­cre­men­to en la ca­li­dad, a par­tir de una me­jo­ra en la he­ni­fi­ca­ción y la in­cor­po­ra­ción de tec­no­lo­gías”.

Como el 70% de los nu­trien­tes de la plan­ta es­tán en las ho­jas, un cor­te de ma­la ca­li­dad “re­per­cu­te en una dis­mi­nu­ción de un 20% de la can­ti­dad de ma­te­ria se­ca co­se­cha­da a lo lar­go del año”, ex­pli­có Urrets Za­va­lía.

La ma­yor con­cien­cia de es­te cos­to de­ter­mi­nó que, des­de el 2010, de las 900.000 hec­tá­reas de al­fal­fa he­ni­fi­ca­das el área cor­ta­da con se­ga­do­ras acon­di­cio­na­do­ras se in­cre­men­ta­ra de un 15% a un 31 %, in­di­ca­ron los es­pe­cia­lis­tas. t

Urrets Za­va­lía. Téc­ni­co de INTA.

Pi­can­do maíz. En 1993/4 se en­si­la­ban 80.000 hec­tá­reas. Hoy 1,5 mi­llo­nes.

Sán­chez. Ex­per­to de INTA Man­fre­di.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.