Tri­bu­la­cio­nes en tri­go y maíz

Clarin - Rural - - LA COLUMNA DE LA SEMANA - Héctor A. Huer­go hhuer­go@cla­rin.com

Es­ta vez, “A To­do Tri­go” so­nó a gri­to de gue­rra. Las hues­tes del cam­po se en­con­tra­ron es­ta se­ma­na -clave en el año po­lí­ti­co- en Mar del Pla­ta no tan­to pa­ra ha­cer ca­tar­sis, como pa­ra plan­tear una vez más la opor­tu­ni­dad. Que­dó en el ai­re una ofer­ta con­cre­ta al go­bierno que vie­ne, cual­quie­ra sea el re­sul­ta­do elec­to­ral: un pan abajo del bra­zo.

Cla­ra­men­te lo plan­teó la dipu­tada del PRO Cor­ne­lia Sch­midt-Lier­mann en un co­mu­ni­ca­do lan­za­do al arran­car el even­to: “Como de­fen­de­mos elec­cio­nes li­bres, tam­bién ne­ce­si­ta­mos un tri­go li­bre. El pro­duc­tor, que de­be sem­brar tri­go hoy, no pue­de es­pe­rar a que le di­gan có­mo se va a co­mer­cia­li­zar el tri­go el 11 de di­ciem­bre”.

Y lue­go con­vo­có a los po­lí­ti­cos de to­dos los sec­to­res, “in­clu­yen­do al FpV que de­jen atrás es­pe­cu­la­cio­nes elec­to­ra­les y de­fi­nan aho­ra qué po­lí­ti­ca de pre­cio pue­de es­pe­rar el pro­duc­tor cuan­do ven­da su co­se­cha”.

Así, a fin de año el país con­ta­ría, al me­nos, con 2.000 mi­llo­nes de dó­la­res adi­cio­na­les en di­vi­sas pa­ra bien de la ca­de­na tri­gue­ra, del in­te­rior pro­duc­ti­vo y de to­da la eco­no­mía en su con­jun­to.

Pe­ro di­fí­cil­men­te el ofi­cia­lis­mo se ha­ga eco de la con­vo­ca­to­ria, y en­ton­ces pe­sa de­ci­si­va­men­te la mo­chi­la de la co­yun­tu­ra: mi­llo­nes de to­ne­la­das de tri­go sin com­pra­dor. Y no es la úni­ca tri­bu­la­ción del sec­tor.

Lo mis­mo su­ce­de con el maíz, don­de la li­be­ra­ción de 3 mi­llo­nes de to­ne­la­das es ri­dí­cu­la, ape­nas el 20% del sal­do ex­por­ta­ble de una co­se­cha que ya es­tá aden­tro.

Pe­ro hay más. Con in­ver­sio­nes por cer­ca de 1.000 mi­llo­nes de dó­la­res, las nue­vas plan­tas que fer­men­tan maíz pa­ra con­ver­tir­lo en bio­eta­nol cons­ti­tu­yen un fuer­te fac­tor de de­man­da. Tie­nen ca­pa­ci­dad pa­ra ab­sor­ber el 20% de la pro­duc­ción de maíz de Cór­do­ba, San Luis y nor­te de San­ta Fé (don­de se en­cuen­tran las cin­co fá­bri­cas).

Va­lor agre­ga­do en ori­gen, y pa­ra sus­ti­tuir im­por­ta­cio­nes. Aho­ra, la con­duc­ción ofi­cial les ba­jó el pre- cio un 30%, a pe­sar de que si­guió au­men­tan­do el pre­cio de la nafta, en una bru­tal trans­fe­ren­cia de in­gre­sos de la agroin­dus­tria al sec­tor pe­tro­le­ro.

Hoy se cor­tan las naf­tas con un 10% de bio­eta­nol.

El 60% de ese cor­te es abas­te­ci­do por bio­eta­nol a ba­se de maíz y el res­to usan­do como ma­te­ria pri­ma la ca­ña de azú­car. Al­ter­na­ti­va: au­men­tar el cu­po de 10 a 12%. Los in­ge­nios azu­ca­re­ros ne­ce­si­tan pro­du­cir más eta­nol y me­nos azu­car pa­ra po­der sub­sis­tir y sal­var su ren­ta­bi­li­dad.

Las em­pre­sas ya exis­ten­tes de bio­eta­nol de maíz tie­nen una ca­pa­ci­dad ocio­sa de en­tre 10 y 15%. Po­drían pro­du­cir 540.000 m3/ anua­les.

Con­si­de­ran­do que el con­su­mo ac­tual de E10 ron­da 8 mi­llo­nes de m3 cú­bi­cos anua­les, un au­men­to de 2 % -lle­gar a E12- im­pli­ca una de­man­da adi­cio­nal de bio­eta­nol de al­re­de­dor de 160.000 m3 anua­les.

Un ma­yor cu­po -que de­be ser re­par­ti­do en for­ma equi­ta­ti­va en­tre to­dos los pro­duc­to­res- se­ría una ma­ne­ra de com­pen­sar la brus­ca caí­da del pre­cio del bio­eta­nol de maíz, como con­se­cuen­cia de un ar­bi­tra­rio cam­bio en el mar­co re­gu­la­to­rio.

Hoy, pro­du­cien­do un mis­mo pro­duc­to (bio­eta­nol) que tie­ne un mis­mo des­tino (el cor­te de naf­tas), el go­bierno fi­ja pre­cios di­fe­ren­cia­dos se­gún la ma­te­ria pri­ma uti­li­za­da.

El pre­cio del bio­eta­nol de maíz pa­só de 9,544 pe­sos por li­tro en sep­tiem­bre de 2014 a 6,954 pe­sos por li­tro en abril de 2015, mien­tras que las pe­tro­le­ras pa­gan ac­tual­men­te por el bio­eta­nol de ca­ña de azú­car 8,558 pe­sos por li­tro.

Es­ta me­di­da de­be­ría ser acom­pa­ña­da por un plan de desa­rro­llo de me­diano pla­zo que im­pli­que lle­gar a un cor­te de 25%, como en Bra­sil. Nu­me­ro­sos pro­yec­tos es­tán en las ga­te­ras es­pe­ran­do que se abran las puer­tas a las in­ver­sio­nes.

Be­ne­fi­cios: agre­ga­do de va­lor en ori­gen, desa­rro­llo de eco­no­mías re­gio­na­les, me­nor con­ta­mi­na­ción, nue­vo em­pleos, sus­ti­tu­ción de im­por­ta­cio­nes, ma­yor au­to­no­mía ener­gé­ti­ca, ma­yor de­man­da in­ter­na de maíz, ma­yor ro­ta­ción de cul­ti­vos...

> Pa­ra es­tos ce­rea­les, es ne­fas­to que ha­ya mi­llo­nes de to­ne­la­das sin ven­der

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.